Declaraciones

Asesinato del empresario español: las palabras que dijo una de las chicas al recuperar la libertad

Este viernes el juez a cargo de la causa dejó en libertad a las tres sospechosas por el crimen a Gonzalo Giménez Avendaño, a todas les dictó falta de mérito. Soledad y la cabeza puesta en una sola cosa: su hermano, algunas de las cosas que vivió la joven en la cárcel.
sábado, 21 de diciembre de 2019 · 22:28

Sheila Moya fue una de las jóvenes que este viernes recuperó la libertad, luego de estar dos meses detenida al ser vista sospechosa por el crimen al empresario español, Gonzalo Giménez Avendaño, en un country de Rivadavia. Además de demostrar felicidad por obtener la libertad, la joven expresó que quiere volver a estudiar y ayudar a su mamá.

Moya de tan solo 18 años, todavía no termina la escuela y ahora quiere acabar la secundaria. Ahora tendrá la posibilidad de rendir libre, ya que se justificaron las inasistencias, así lo expresó su abogada defensora Filomena Noriega.

Sheila quiere sacarse la responsabilidad del estudio, porque quiere ayudar a su mamá en esta difícil situación y con el cuidado de su hermano discapacitado. La letrada había expresado con anterioridad que Sheila vivía junto con su mamá y hermano, los tres solos, en una casa de Capital.

Otra de las cosas que dijo, es que pasó momentos horribles dentro de los calabozos de Comisaría 28va (lugar donde estaba detenida), la abogada defensora comentó que pasó mucho tiempo enferma y deprimida.

Sheila Moya, junto con Nadia Camila Romero (22) y Jésica Rivarola (25) habían quedado sospechadas por los dichos de los más allegados a Giménez Avendaño, porque expresaron que se juntaban en las noches en boliches y después tenían “encuentros sexuales”.

El empresario español fue encontrado asesinado en horas de la tarde del 9 de octubre último dentro de su casa, en el country Portal de las Sierras, en Rivadavia. El cadáver de este hombre presentaba un golpe en la parte posterior de la cabeza y al menos cuatro heridas cortopunzantes, una de las cuales fue cerca del corazón y causó su muerte. Llevaba varias horas de fallecido y le faltaba su celular, la billetera y posiblemente dinero, aunque no se confirmó que cantidad le fue sustraída.

La investigación de este hecho la lleva el Cuarto Juzgado de Instrucción a cargo del juez Martín Heredia Zaldo.

Comentarios