VIDEO

El desconsuelo de los abuelos desalojados: “Nos hizo vender todo para estar con ella y ahora nos corre”

Aurora y Daniel relataron el dramático momento que atraviesan desde que su hija los echó del departamento que construyeron en el fondo de la casa de ella.
miércoles, 18 de diciembre de 2019 · 09:01

Aurora se mostró desconsolada. Apenas llegó a su casa del barrio Valle Grande, tras pasar la tarde en la Comisaría de la Mujer por la denuncia que le hizo su hija, explotó en llanto. Se abrazó con una vecina, a quien le agradeció por estar en este difícil momento que atraviesa, y a los gritos exclamó “Ella nos quiere desalojar”.

La mujer de 67 años denunció que su hija, una enfermera identificada como Marcela Díaz, les exigió que abandonaran el departamento que construyeron en el fondo de su vivienda. Esto ocurrió a dos meses de que la pareja de abuelos se fuera a vivir allí, después de convivir junto a su hija en la vivienda principal.

“Ella nos sacó de la casa en la que estábamos alquilando porque no quería vivir sola. Lloraba, lloraba y nos decía que los vecinos le hacían la vida imposible. Finalmente nos convenció. Primero vivimos con ella en una pieza de su casa, pero al tiempo nos dijo que vendiéramos todo (auto y herramientas) para construir un departamento”, explicó llorando la mujer.

Aurora explicó que todo marchaba bien hasta que su hija le pidió, sin darle ningún tipo de explicaciones, que abandonara el departamento. Antes les hizo firmar un contrato para que pagaran el alquiler del hogar que ellos mismos construyeron. “Me dijo que si no nos íbamos nos iba a denunciar penalmente. Y lo hizo. Recién vengo de la Comisaría de la Mujer. La verdad es que no sé a dónde va a llegar esto. Nosotros no tenemos nada, vendimos todo por ella. Nos quedamos en la calle”, dijo Aurora.

Su esposo Daniel, por su parte, explicó que la casa original del Valle Grande en principio estaba a nombre de su esposa. Sin embargo su hija, según señaló, le pidió que la pusiera a su nombre: “Nosotros lo hicimos, si total la casa era para ellos. El día que yo me muera iba a quedar para ellos”.

Los ancianos dijeron estar dolidos pero no sorprendidos por la situación. Culparon a la pareja de su hija, un hombre de apellido Balmaceda. “Es mi hija pero qué hija. Hace rato si yo no estoy le parte la cabeza a mi mujer. Nos insulta, nos agrede. Nos cerró la puerta del baño y nos cortó el agua. No tenemos baño”, apuntó Daniel.

Comentarios