Investigación judicial

¿Caso de tortura?: impactantes fotos del bebé presuntamente golpeado por su padre

El chiquito de 2 años que ya fue dado de alta habría sido brutalmente atacado por Fausto Vargas, quien permanece detenido en la Comisaría 25º.
martes, 22 de enero de 2019 · 14:08

El mismo día que le dieron el alta al bebé de 2 años que habría sido brutalmente atacado por su propio padre, Fausto Vargas, quien permanece detenido en la Comisaría 25º de Rawson, trascendieron imágenes de las heridas del pequeñito que continúa la recuperación en su casa. 

Las fotos que publicó Telesol Noticias son impactantes y reflejan las consecuencias del ataque que sufrió la criatura que culpó a su padre de haberlas ocasionado y por ello su mamá, Leila Díaz, lo denunció en la dependencia policial. Tal y como consta en la acusación formal, el pequeño le dijo a su mamá que su papá lo había quemado con un encendedor y que le había arrancado las uñas de los pies. 

Como es evidente en las imágenes, las lesiones son impresionantes en el menor pero no sólo en los pies sino también en sus manos. Constatadas por un médico legista, por el momento no se ha podido determinar de forma exacta cómo fueron provocadas y por quién. Hasta ahora, el único sindicado como el autor es Vargas. 

Desde el relato de Díaz, su hijo fue sometido a una tortura en manos de su propio padre, mientras que del lado del acusado la defensa se encuadra en negligencia y un virus que atacó su sistema y le generó las escoriaciones. Lo único concreto son las visibles heridas y la justicia deberá investigar a fondo para encontrar una explicación a lo sucedido, que hasta el momento genera pavor por tratarse de una víctima de apenas 2 años.   

En su relato, la madre del chiquito agredido le comentó al mismo medio cómo se enteró del terrible ataque que sufrió su hijo: “Mi hijo no quería jugar, le pregunté porqué y me dijo que le dolían los pies y que no podía caminar. Me muestra los pies y tenía las uñas lastimadas y levantadas. Al dedo chiquito le faltaba la uña. Tenía los dedos rojos, calientes, hinchados. Él me dijo que lo había quemado el padre con un encendedor”. 

Galería de fotos

Comentarios