AMBOS ESTÁ PROCESADOS

Dos ex jueces siguen trabando la causa de las expropiaciones

Son Rosalba Marún y Carlos Macchi. Sufrieron un duro revés en la intención de apartar a los jueces que los deben investigar. Y ya plantearon otras medidas para seguir frenando la investigación. Ni los otros defensores apoyan esa estrategia. Por Gustavo Martínez Puga.
lunes, 10 de agosto de 2015 · 11:05
Por Gustavo Martínez Puga

"Rechazar sin más trámite los planteos recusatorios”, es el término formal que utilizó un tribunal de la Sala II de la Cámara Penal en respuesta al pedido de apartar jueces que hicieron los ex jueces civiles Rosalba Marún y Carlos Macchi. Ni los otros abogados defensores de los otros 11 imputados en el escándalo de las expropiaciones apoyan esa estrategia.

Así, oficialmente se confirmó el duro revés que sufrieron el abogado defensor Cayetano Dara –representando a Marún- y el ex juez Macchi, tal como adelantó Tiempo de San Juan.

Sin embargo, ambos ya hicieron nuevos planteos que impiden que la causa se siga investigando en la Cámara Penal, un paso clave para llegar al juicio, saber la verdad y llegar a una posible condena. En el caso de Dara, hizo una "reposición con casación en subsidio”, eso quiere decir que pide a los jueces de la Sala II que revean el fallo y deja abierta una puerta para llegar a la Corte de Justicia. Mientras que Macchi hizo una "reposición”, para que revean el fallo.

Marún y Macchi habían pedido apartar a los jueces Caballero Vidal (h.) y Silvia Peña del nuevo tribunal de la Sala II y al fiscal de cámara Eduardo Mallea. Todos ellos deben resolver las apelaciones hechas al fallo de primera instancia.

Macchi fue destituido y está procesado por sus escandalosos fallos a favor del abogado Santiago Graffigna (único detenido por el escándalo) y en contra del Estado Provincial en causas de expropiaciones. Marún se jubiló cuando marchaba en su contra un jury, pero también está procesada penalmente.

El fallo rechazando los planteos de Dara y Macchi está firmado por los jueces Eduardo J. Gil y Margarita Camus, ya que la jueza Mónica Lucero estaba de licencia médica. Los tres habían sido designados por sorteo para resolver los planteos de Dara y Macchi.

Los jueces Gil y Camus dejaron expresamente constancia que los ex jueces civiles están dilatando el proceso judicial en su contra: "Los planteos recusatorios efectuados por el Dr. Cayetano J. Dara, defensor de la imputada Rolsaba Marún y del imputado Carlos Macchi deben ser rechazados sin más trámite, en el entendimiento de que han sido efectuados con un claro e injustificado propósito dilatorio del presente proceso, debiéndose prescindir por ello de la producción de prueba y la realización de la audiencia prevista en el Código Procesal Penal”.

Los abogados defensores de los otros 11 imputados no están de acuerdo con esa estrategia dilatoria. Por ejemplo, ninguno de ellos siguió ese camino, más allá de que sí apelaron ante la Cámara Penal las decisiones judiciales de primera instancia.

No es la primera vez que un juez advierte de la intención de frenar la investigación por parte de los ex jueces Marún y Macchi.

En marzo último el juez Benedicto Correa, quien investiga la mega causa de las expropiaciones en primera instancia, ya había advertido de la intención dilatoria del abogado Dara, defensor de la ex jueza Marún: "Excediendo los términos utilizados las necesidades de la defensa y la conducta obstructiva del proceso con la presentación de escritos dilatorios en uso de las facultades propias de un Magistrado y conforme lo dispuesto en el art. 51 de la ley orgánica de Tribunales 5854, corresponde imponer a dicho profesional la suspensión en el ejercicio de la profesión por el término de cinco días”.

Dara, advertido

"Hacer saber al Dr. Cayetano J. Dara que en el futuro deberá abstenerse de formular planteos que ya hayan sido resueltos  con anterioridad, bajo apercibimiento de aplicar las sanciones pertinente”. De esa forma, según consta en el punto III de la resolución, el abogado defensor de la ex jueza Marún sufrió formalmente un segundo tirón de orejas por sus presentaciones en la causa de las expropiaciones.

Gil y Camus dijeron que el argumento que usó el abogado Dara es el mismo que ya había usado para intentar apartar al fiscal Eduardo Mallea, el cual le fue denegado.

Antes el abogado Dara sufrió un tirón de orejas más severo: el juez Benedicto Correa, del Quinto Juzgado de Instrucción, le aplicó un pedido de suspensión por cinco días porque entendió que los planteos fueron agravios hacia el juez y no sobre sus resoluciones.

Dara apeló esa decisión a un tribunal superior y aún no hay resolución. 

Galería de fotos

Comentarios