tecnología y seguridad

Y un día la cárcel usó Internet

El Servicio Penitenciario hizo una conexión a prueba de videoconferencia con dos despachos de Tribunales. Evitarían el 80% del movimiento diario de internos de la cárcel a la ciudad. Por Gustavo Martínez.
viernes, 23 de marzo de 2012 · 09:24

Por Gustavo Martínez
gmartinezpuga@tiempodesanjuan.com

Una computadora con cámara. Internet y el programa Skype que permite conectarse mediante videoconferencia. Esto, que resulta de lo más sencillo para cualquiera que tenga conocimientos básicos de informática, evitaría el colapsado movimiento diario de internos del Servicio Penitenciario Provincial al edificio de Tribunales. Y, a fuerza de voluntad de un par de jueces y del director del Penal, esta semana se hizo una conexión básica a prueba entre dos despachos judiciales y una oficina de la cárcel, donde la próxima semana ya empezarán a utilizar con internos ese sistema para realizar los trámites administrativos judiciales.

En la edición pasada Tiempo de San Juan informó de las trabas que provoca en la justicia el movimiento diario de internos, por la rotura de movilidades, la falta de espacio en Tribunales y el incremento en el volumen de presos trasladados.

El dato no es menor si se tiene en cuenta que el 80 por ciento del movimiento diario de 50 internos –en promedio- desde Chimbas hacia la Capital es por trámites de este tipo, que no implican necesariamente que las personas privadas de su libertad deban asistir físicamente al edificio de Tribunales.

De esa manera, con el simple uso de Internet, se podría descomprimir el colapsado sistema de traslados de internos. Y esta semana ya lo pusieron en práctica.

Dos patas

El sistema de videoconferencia tiene dos patas. La que implementaron esta semana, que es básica pero concreta. La pusieron a funcionar la jueza Mónica Lucero, del Tercer Juzgado Correccional; el juez Juan Carlos Peluc, de la Sala I de la Cámara en lo Penal y Correccional; y el director del Penal, Leonardo Barac. Con la autorización del presidente de la Corte de Justicia, Angel Medina Palá, en esas oficinas judiciales adquirieron unas cámaras que le garantizaron una mínima calidad de imagen e instalaron Skype. En el Penal, hicieron lo mismo en la división Informática. Y se comunicaron entre los jueces y el director Barac.

Para empezar a implementarlo con los internos sólo falta que los responsables de la web del gobierno provincial le habiliten al Penal un correo oficial con el cual puedan garantizar una seguridad informática mínima, calidad en la conexión y que le permita tener un resguardo archivado de las medidas que se tomen.

Para esa conexión básica de videoconferencia destinarán los trámites sencillos, como notificaciones de medidas que se vayan tomando en los despachos judiciales o inquietudes sobre las causas que tengan los internos, entre otras. Los trámites más complejos se seguirán haciendo personalmente. En estos momentos en Tribunales están confeccionando un manual de procedimiento para estos casos.

La otra pata del sistema de videoconferencia es más compleja y está próxima a implementarse. Es lo que se convino entre el gobierno y la Corte de Justicia, para el cual ya está instalada la fibra óptica que garantizará una calidad óptima de conexión entre el Penal y Tribunales. Eso permitirá mayor nitidez en la imagen y en el sonido porque, más allá del sistema de conexión, en la cárcel están terminando el edificio en el que funcionarán los boxes para que los internos dialoguen con los jueces, sus abogados defensores y en ambos lados hayan actuarios que certifiquen el procedimiento. En los dos extremos de la comunicación habrá grandes pantallas de alta definición que permitirán ver con precisión cada movimiento, cada gesto y hasta el tono de voz de los involucrados en la comunicación, debido a que las oficinas tendrán las mismas características acústicas que un estudio de radio o de televisión. Pero este último sistema de videoconferencia aún está en proceso de realizarse.

Mientras, en el Tercer Juzgado Correccional ya colgaron el cartelito que indica que está a disposición de los abogados el sistema de videoconferencia.

Cifras reveladoras

200
Son los guardiacárcel que actualmente tiene el Servicio Penitenciario Provincial.

178
Son las vacantes de guardicarcel que necesita cubrir el Estado para el Penal de Chimbas.

900
Es la actual población de internos que viven mezclados en la cárcel de Chimbas.

400
Son los internos que tienen una condena firme. Los otros 500 son procesados a la espera de una resolución judicial.

70
Son los internos que gozan de salidas transitorias porque tienen pena firme y buena conducta.

Comentarios