domingo 18 de febrero 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Tiempo de San Juan. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Historia

Cuando el básquet sana: Brian Bordón y cómo la "naranja" transformó su vida

Tenía solo 11 años cuando un profesor lo fue a buscar al colegio para que se sume al básquet adaptado. A 17 tuvo su primer convocatoria a la Selección Argentina y dice que conocer esta disciplina fue lo mejor que le pudo pasar en la vida.

Por Antonella Letizia

No es una más, no es del montón. Es una historia de superación, de perseverancia... de resilencia. Nació con una discapacidad y hoy integra la lista de la Selección Argentina Sub23 y mayor del básquet adaptado. Cuando iba a la primaria y casi por casualidad o causalidad, un profesor lo fue a buscar al colegio para que conociera los entrenamientos del básquet en silla de ruedas. Pese a la duda, fue lo mejor que le pudo pasar en su vida y carrera deportiva. Tiempo de San Juan conversó con Brian Bordon, el pibe de corazón naranja.

Tiene 19 años, es oriundo de Capital y este deporte lo llevó a incluirse un poco más en la sociedad. Brian nació con el Síndrome de Fuhrmann, una malformación congénita de los miembros inferiores que afectan a los fémur de las piernas. Encontró un propósito dentro de la actividad deportiva y eso lo llevó -sin querer- a amar el pique de la pelota naranja.

"Cuando tenía 11 años fui al colegio como día normal y me avisaron desde dirección que había ido un profe a buscarme para que practicara básquet adaptado. En ese momento no me llamó la atención, no me gustó, porque el básquet nunca fue mi fuerte. Y fue ahí cuando entró mi mamá en el tema y me convenció para que hiciera una prueba", recordó Brian, el base del equipo PRODEA de San Juan.

A tan corta edad, el deportista nunca supo que se iba a topar con esta disciplina que al principio no le agradaba mucho. Con un poco de convencimiento de su mamá y un poco de "esa vocecita" en su interior, lo empujó a que lo hiciera "Una vez que me senté en la silla de juego vi cómo se jugaba realmente y me encantó, me volví loco. Quise aprender a jugar como lo hacían los que ya estaban ahí. Fue pasión al instante".

Brian le contó a Tiempo que antes de conocer el mundo del básquet se las ingeniaba para jugar al fútbol con sus amigos: "A la silla de ruedas que tenía le sacaba los apoya pie y me ponía a jugar así con mis amigos, pero después, por una operación en el pie izquierdo, me quedó débil y no pude seguir. Entonces encontré con el básquet lo que había perdido con el fútbol. Esa adrenalina de jugar, competir, el roce con los otros jugadores".

"Soy un enamorado del básquet"

La familia del basquetbolista sanjuanino está compuesta por su mamá, su padrastro y sus tres hermanos -Santino (10), Benajmín (8) y Giovanni (4). Desde muy chico tuvo que aprender a moverse solo, pero no porque no lo acompañaran, si no por una cuestión de convencimiento de poder y de "ser un poco largado", cuenta Brian.  

"No fui de tener miedo ni generarle miedo a mi familia, porque ellos ven como me comporto, ellos siempre vieron el tema de mi independencia. Al básquet mi mama me acompañó siempre, al igual que mis hermanos que cada vez que iban a ver se subían a la silla, se ponían a jugar. Mi mamá nunca fue de decirme que tenga cuidado que me podía lastimar, en ese sentido me apoyaron mucho. Ellos fueron muy respetuosos siempre, a tratarme como si no tuviese una discapacidad, a no limitarme con las cosas a dejarme manejarme por sí solo"

"Mi mamá muchas se tuvo que acostumbrar a la fuerza porque desde chico me tocó viajar, ya sea por partido o concentraciones con la selección. Se dio cuenta que era lo mejor dejarme ser e independizarme"

"Nunca me vi como una persona diferente, yo siempre fui igual que los demás. No tenía limitaciones, mis amigos hacían algo y yo ahí no más hacía algo para hacerlo. Siempre me pude manejar bien y nunca me di cuenta que tuve una discapacidad hasta que me metí en el deporte. Cuando empecé a relacionarme con personas con otras discapacidades, cuando había otras más también, vi cómo se manejaban para ir a otros lugares y eso me ayudó muchísimo". 

Brian pareciera que estuvo hecho para esto. Cuando tenía tan solo 14 años le surgió una oferta importante para irse a jugar a un equipo de Buenos Aires, y no la pensó dos veces. Era el plan A para seguir creciendo en el deporte adaptado. Entendió que era lo mejor y se mandó solo a la pensión que lo albergó un año entero. “Fue un pase importante en mi vida y mi carrera, entonces tomé la decisión de irme a probar suerte. Después se tornó duro, ya que estaba lejos de mi flia y era chico. Tuve que madurar de golpe, aprendí a manejarme solo, a estar solo. Eso me ayudó a crecer".  

Lo emocional lo hizo volver a su querida provincia. Después del aprendizaje y su paso por el equipo bonaerense decidió volver. Se sumó al equipo PRODEA que tiene San Juan en liga, y de ahí no paró más: fue campeón nacional, le llegaron ofertas de todos lados, pero se quedó a pelear el ascenso que también logró conquistar: "Fue algo histórico, valió la pena quedarme".

Posterior al campeonato, la Selección Argentina llegó a su vida. Un mensaje de difusión trajo la primera citación a la Albiceleste con tan solo 15 años. Unas avalanchas de buenas tocaron la puerta de Bordón y no le quedó otra que seguir mejorando para seguir estando... "A esa edad y como todo niño yo me creía el mejor, pero cuando fui a entrenar ahí noté que había 20 millones mejores que yo, ese fue otro golpe de madurez para no parar si verdaderamente yo quería esto. Quería estar consolidado y que no sea solo una preselección".

Con el tiempo se fue poniendo firme y cosechando lo que empezó a sembrar el primer día que se subió a una silla de juego. Actualmente se encuentra entrenando en la Preselección Argentina mayor y Preselección Juvenil, sumado al equipo sanjuanino PRODEA: "Quiero debutar con la selección internacionalmente" 

"A ese Brian de 11 años que no se animaba o decía q no le gustaba el básquet le diría que pruebe el básquet, que va a ser lo mejor. Que gracias al básquet va a conseguir muchas cosas y va a conocer gente muy buena, lugares muy lindos, y el básquet va a ser lo mejor que le pudo pasar en la vida".

 

Tiempo de San Juan

Suplementos

Contenido especial

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

LO QUE SE LEE AHORA
maxi noche en concepcion: san martin vencio al lobo y se prende en la pelea

Las Más Leídas

Identificaron al joven motoquero que falleció al chocar contra un camión estacionado en Capital
Así era trasladado Ariel Omar Pérez, el único sospechoso por el femicidio en Angaco. La imagen fue tomada en la Central de Policía.
Tragedia en Capital: un motocilcista murió al chocar contra un camión estacionado
Rescataron a una familia de una creciente en el Río San Juan
Organizaban carreras de galgos en Sarmiento: 20 apostadores detenidos

Te Puede Interesar