Proyecto

Quieren resucitar el Corredor Minero y unir Villa Nueva con Bella Vista

Son 26 kilómetros de ruta los que faltan pavimentar. Actualmente hay una huella. Los intendentes de Calingasta e Iglesia se reunirán la próxima semana con las autoridades de Vialidad Provincial. Por Natalia Caballero.
martes, 19 de enero de 2016 · 19:46
El antiguo Corredor Andino Minero unía la localidad mendocina de Uspallata, con Calingasta, atravesaba todo el departamento y lo conectaba con Bella Vista, en Iglesia. Este corredor es el que quieren resucitar los intendentes de Iglesia, Marcelo Marinero y de Calingasta, Jorge Castañeda. La próxima semana ambos jefes comunales se reunirán con las autoridades de Vialidad Provincial para evaluar las posibilidades de pavimentar la huella existente, usada solo por camionetas 4x4.

El Corredor Andino Minero arrancaba en Uspallata, en la Ruta 7, luego seguía hasta Barreal. En San Juan se pavimentó este camino hasta Uspallata, pero del lado mendocino, con polémica de por medio, no se terminó de ejecutar la pavimentación: sólo faltan 37 kilómetros en la vecina provincia. El Corredor sigue por la 149 hasta Villa Calingasta, toma la Ruta 12 en Villa Nueva. Justo en esta localidad se interrumpe el camino y se transforma en una huella que conecta el distrito calingastino con Bella Vista, en Iglesia. 

Desde hace 20 días regularmente pasa una máquina de Vialidad Provincial por la huella, para dejarla en condiciones. Sin embargo, sólo puede ser usada por camionetas, no se recomienda que la usen otros vehículos porque no hay ninguna población en el medio, ni señal. Ante cualquier accidente la gente queda totalmente desconectada. 

El intendente de Iglesia, Marcelo Marinero, dijo que ya han tenido reuniones con el intendente Castañeda para resucitar este proyecto. "Uno de nuestros objetivos es apuntarle al turismo, para eso estamos buscando los fondos para pavimentar estos 26 kilómetros de huella. Podríamos promocionar el Corredor de forma turística, que los visitantes lleguen del sur del país usando este camino. Se podrían quedar en Calingasta, llegar a Iglesia, seguir a Jáchal y terminar en Valle Fértil usando la Ruta 150, sería un verdadero impulso para los departamentos alejados”, señaló el Intendente. 

Por su parte, Castañeda dijo: "Es un viejo anhelo de la comunidad calingastina e iglesiana, es un sueño unir ambos departamentos. Uniendo Villa Nueva con Bella Vista se puede formar un circuito turístico interesante que nazca en Calingasta y termine en Valle Fértil, pasando por Iglesia y Jáchal. Además esto nos va a permitir a los calingastinos tener una salida al futuro Túnel de Agua Negra”. 

El proyecto definitivo del camino empezó a hacerse en la gestión del ex gobernador, José Luis Gioja. El objetivo de ambos intendentes es ver en qué quedó y analizar los pasos a seguir para conseguir el financiamiento. Los dos funcionarios aseguraron que no es tan compleja la obra porque la traza ya está, en el camino no hay montañas que interfieran. Además, el paisaje es espectacular, sería un verdadero camino de disfrute. 
 

Comentarios