Agua con arsénico

Mogna: OSSE analiza poner en funcionamiento la planta potabilizadora

La meta es lograr que el juez levante la orden de entrega de agua a OSSE y restituya el agua de la red actual para otros usos.
viernes, 15 de enero de 2016 · 11:31

Desde el 2012, Mogna tiene instalada una planta potabilizadora que nunca fue usada y ahora que el pueblo se quedó sin agua por una orden del juez Pablo Oritja, emitida el 13 de enero, desde OSSE analizan poner a andar la planta.

El juez ordenó a la Unión Vecinal de Mogna, quien tiene a cargo la distribución del agua potable que proviene de un pozo cercano al río Jáchal, la inmediata interrupción de la distribución del agua de esa toma. En la misma resolución, ordenó a OSSE y a la Municipalidad de Jáchal que distribuyan agua potable para la población.

"La entrega de agua es una solución transitoria. Estamos buscando alternativas más seguras que llevar agua en camiones. Minas Argentinas donó a la unión vecinal una planta de ósmosis inversa que nunca se puso en funcionamiento. Los técnicos de OSSE están en Mogna ahora para evaluar el estado de esa planta y ponerla en marcha para entregar agua potable de calidad a las 665 conexiones existentes, apta para consumo humano”, explicó Sergio Ruiz, presidente de OSSE.

La meta es lograr que el juez levante la orden de entrega de agua a OSSE y restituya el agua de la red actual para otros usos. "Teniendo en cuenta que no se han registrado problemas de salud en la población, nos parece, desde lo humano, que no es acertada la decisión de cortar el servicio de agua ya que puede ser mayor el problema sanitario por falta de higiene de las viviendas y la gente. Si no hay riesgo inminente, como se vio en las audiencias con Salud Pública, es una medida extrema. Se hubiera podido solucionar sin llevar tanto dramatismo a la situación. Es una locura mantener el abastecimiento de 66 conexiones llevando agua en camiones y no es recomendable desde lo sanitario, es riesgoso”, dijo Ruiz.

Aunque OSSE no tiene a cargo la distribución del agua en Mogna, el Presidente aseguró que hay total predisposición del organismo y también desde la Municipalidad para cumplir con la orden judicial y colaborar desde lo técnico, como ya lo están haciendo.

La planta potabilizadora que tiene Mogna nació como un proyecto de Minas Argentinas SA (MASA), subsidiaria de Yamana Gold que opera la mina Gualcamayo, en Jáchal. El 70 % lo aportó la empresa con las máquinas para potabilizar y el 30 % la Unión Vecinal a través de mano de obra.

 

Viejo problema

El problema de Mogna es el mismo que tuvo hasta hace poco la villa cabecera del departamento, altos contenidos de boro y arsénico en las aguas, una química producida por la naturaleza de las montañas jachalleras. En la villa se solucionó con un pozo nuevo de agua subterránea, de donde proviene el agua que consumen ahora.

Lo mismo se hará con Mogna. OSSE ya pidió al Centro Regional de Aguas Subterráneas (CRAS) del Instituto Nacional del Agua (INA) un estudio para evaluar una cuenca segura para dotar de agua a los moquineros. Pero este estudio comenzará el 1 de febrero y llevará al menos 6 meses, más el tiempo que demore al obra para conectar con la red de agua.

El titular de OSSE dijo que no tendrían problema en recibir el traspaso de la distribución de agua, como ya ocurrió con otras uniones vecinales. "Un traspaso ordenado, como debe ser. Pero no hay pedido oficial para que eso ocurra. Mientras tanto, estamos abiertos a ayudar y colaborar en lo técnico y económico”, señaló.

Comentarios