video

El drama y el heroísmo de los niños rawsinos a los que se les cayó una pared

El abuelo de los niños iba a arreglar la medianera que se cayó sobre los pequeños, pero no pudo empezar porque la madre de los chicos se separó y tuvo que mudarse con él. Ahora agradecen que el hermano menor ayudó a salvar al que está más grave.
martes, 15 de enero de 2019 · 14:36

El del 2019 será un enero para el olvido para la familia de Domingo Cardozo, sus hijos y nietos. Es que en apenas 15 días su hija tuvo que dejar su casa e ir a vivir a la misma vivienda con sus 4 hijos, el mayor tuvo que ser operado por un problema intestinal y este 14 a la noche, por la lluvia, una pared se cayó sobre los dos nietos menores, dejando a uno de ellos internado con varios golpes.

El último incidente pudo terminar fácilmente en una desgracia, ya que Bautista, el mayor de los niños y de sólo 10 años, quedó sepultado por adobes y era prácticamente imposible verlo. Fue gracias al menor de los niños, Gabriel de 6 añitos, que supieron aproximadamente donde estaba y un tío pudo sacarlo de debajo de la pila de escombros. Ahora el mayor se encuentra internado, con heridas en todo el cuerpo pero por suerte ninguna de gravedad.

El aviso del niño fue clave, porque según contó el tío del niño, de Bautista sólo se podía ver un pedazo de pantalón luego de que le cayera la estructura encima. Primero el menor de los hermanos apenas podía contar qué pasó, pero alcanzó a gritar pidiendo auxilio y señalar la zona donde se encontraba su hermano mayor, con quien había salido a “ver la lluvia” antes de que ocurriera el accidente.

El abuelo de los niños, Domingo, contó esa medianera de poco más de 1.60 de adobe, estaba inestable desde hace un tiempo y que él tenía pensado arreglarla, pero las dificultades parecieron lloverle a la humilde familia en pocos días y tuvo que aplazarlo.

Primero una de sus hijas tuvo que mudarse con él, ya que se separó de su pareja y quedó desamparada, por lo que hace 15 días la mujer se fue con Bautista, Gabriel y otros dos hijos a la vivienda ubicada en Godoy y Quiroga, Rawson. Para que estuvieran más cómodos, Domingo decidió aplazar el apuntalado de la pared y comenzar una pieza en el frente de la casa, sin sospechar que esa medianera no iba a poder aguantar ante las intensas lluvias de estos días.

Antes de la desgracia con suerte, el hermano mayor de los niños estuvo internado y tuvieron que hacerle una cirugía intestinal. El joven de 14 años tiene problemas desde que nació y su situación llegó a tal punto que se le formó un bolo fecal y tuvieron que hacerle una colostomía. “Mi hija acababa de salir del hospital con el más grande y ahora está con el chiquito”, contó Domingo, golpeado por un inicio de año que no para de traerle pálidas.

Ahora la familia respira con alivio ante la buena recuperación de Bautista, que al principio tuvo algunos problemas para recordar lo que había pasado y por eso quedó en observación, pero que ya se encuentra mucho mejor. Pero tanto Domingo como el resto de su familia, compuesta por su esposa y otros tres hijos, temen por el estado del resto de la casa. Es que si bien el hombre va arreglando lo que puede, el techo de la vivienda se encuentra dañado, temen que haya empeorado después de las lluvias, parte de la peligrosa pared sigue en pie y, además, apenas si entran los 10 en la casa de Rawson.

Mirá el video de los protagonistas contando cómo fue el accidente.

 

Galería de fotos

Comentarios