miércoles 19 de junio 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Tiempo de San Juan. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Un ángel internacional

Un sanjuanino evitó que un joven se suicidara en Barcelona y ahora su madre lo quiere adoptar

Matías Amaya, el aventurero que lleva más de dos años dando la vuelta al mundo en bici, se convirtió en un héroe. Ahora cuenta con una gran ayuda para legalizar su situación en el Viejo Continente.

Por Redacción Tiempo de San Juan
Jorge Balmaceda Bucci
 
‘Ángel’, así es como llaman ahora a Matías Amaya en Barcelona. Este carismático sanjuanino, centro de varias notas en los últimos dos años por su aventura de dar la vuelta al mundo en bicicleta, se convirtió en héroe al evitar que un hombre se suicidara en Barcelona. Ese loable gesto lo llenó de infinitos agradecimientos y también puede traer aparejada su tranquilidad legal en Europa –su visa tiene pronta fecha de caducidad-, ya que la madre de esta persona que estuvo a punto de terminar con su vida quiere adoptarle.
 
Tras más de 80.000 kilómetros pedaleados ha tenido tiempo para, entre otras cosas, convivir con tribus en el Amazonas, rezar por su vida en Colombia y Centro América y hasta obtener la ciudadanía brasileña, pero nunca se imaginó que en su camino estaba escrito que salvaría una vida junto a ‘Libertar’, su bicicleta.
 
Maty, que en estos días ya anda por tierras alicantinas y otras del sur de España, dialogó con Tiempo de San Juan y dio detalles –sin más  nombres propios que el suyo- de cómo aconteció esta fuerte historia. Él estaba llegando a Barcelona por un camino de montaña -Ruta Nacional 340- y se le ocurrió prender la cámara que lleva en su caso porque intuía que, si la subida había sido dura, la bajada iba a ser interesante para filmarla. 
 
"En eso que empiezo el descenso y justo a la altura de un puente veo a un joven caminando, como con la mirada perdida. Cuando estaba más o menos a unos 10 metros de él, sigo mirándolo y me doy cuenta que iba viendo como una foto, cruza la carretera y salta la barrera de contención que separa el camino del precipicio. Entonces me bajo de la bici, la dejo a un costado, y me dirijo hacia donde estaba diciéndole que no hiciera nada, que se quedara quieto y él me respondió que a mí no tenía que interesarme lo que hacía, que no era problema mío”, comentó Amaya comenzando un relato que cubre de emoción su voz.
 
Matías se fue acercando de a poco al hombre que estaba parado al borde del precipicio y se dio cuenta de que lo tenía en la mano no era una foto sino una tablet y que estaba hablando en vivo con su madre: "Le dije que no fuese tan egoísta quitándose la vida delante de ella. Que no le hiciera pasar ese horrible momento. Le dije que si yo tenía que dejar de viajar por echarle una mano lo iba a hacer y ahí me acordé de una frase que me dijo mi abuela y que dice que los hijos tienen que enterrar a los padres y no los padres a los hijos. Esa frase le llegó muy dentro y decidió volver a ponerse de este lado de la barrera de contención. Después de más o menos una hora, decidió valorar la vida y llorando los dos nos dimos un abrazo”.
 
La policía catalana interrumpió el momento llevándose al hombre arrepentido y, tras un interrogatorio bastante extenso, autorizó a Matías a continuar su camino hacia la Ciudad Condal. "Yo me fui y al rato me llamó su madre, que le había pedido el número a la policía. Me agradeció lo que había hecho por su hijo porque sabía que si no llegaba a aparecer su hijo se iba a tirar porque estaba muy mal. Estuvimos en contacto y ella me fue comentando que a su hijo lo había internado en un neuropsiquiátrico para ayudarle con su problema. Yo le dije que me mantuviera al tanto”.
 
Después de una semana, Matías fue invitado a dar una charla para hablar sobre su aventura en bici en un pueblo cercano a Barcelona y sin que él lo supiera, entre el público asistente estaba el joven al que hizo recapacitar acompañado de su madre: "Cuando terminé la charla la gente empezó a saludarme y felicitarme por mi aventura y ellos se acercaron. Yo no lo reconocí, estaba cambiado. Cuando me di cuenta quien era empecé a llorar y ellos dos también. La gente que estaba no entendía nada. Ahí él me presentó formalmente a su madre y también a su mujer que estaba embarazada de 8 meses. Ahí pensé la locura que iba a cometer estando a punto de ser padre. En esa charla me enteré que lo que había perturbado su mente era justamente una pelea con su pareja por la mala situación que estaban pasando y en la que ella le había dicho que si no cambiaba no le iba a dejar ver a su hijo. Por suerte, todo se arregló”. 
 
"También me comentó que lo único que recuerda de ese día fueron mis palabras, lo que yo le decía. Ahí me dijo que tanto él como su madre me consideran un ángel y me regalaron una llave de su casa. La madre no paraba de agradecerme y ahora es justamente la persona que más me está ayudando con el tema de la legalización de los papeles de mi estadía. Entre otras cosas, el domicilio oficial que le he dado a la policía es la de su casa, estoy empadronado ahí y para ayudarme aún más ha iniciado los trámites para adoptarme como hijo o una figura legal más o menos parecida para no tener más problemas en mi recorrido por Europa”, concluyó Amaya, el aventurero. El ángel.
 
Tiempo de San Juan

Suplementos

Contenido especial

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

LO QUE SE LEE AHORA
Cedió el pavimento en la calle de un barrio y una de las ruedas de un colectivo de la Red Tulum quedó enterrada. Foto: Radio Attlas

Las Más Leídas

¿A qué hora llegará el viento Sur a San Juan? Un especialista respondió
Rawson realizará su Fiesta del Carneo Español, los próximos 6 y 7 julio.
Ya está activo el formulario para conseguir el boleto escolar y docente a través de la Tarjeta SUBE.
Ella era Gabriela, la joven madre que murió en el interior de la UVT
Tres poderosos empresarios nacionales, en la minería sanjuanina. Manzano ahora se queda con 3 áreas mineras.

Te Puede Interesar