SOLIDARIDAD

Mercadería y juguetes para la mujer que perdió todo en un incendio

Patricia Bavier tiene 4 hijos menores de edad que no tienen ni zapatillas. Después de que se les quemara todo, la mujer tuvo que volver a la casa de su padre. La solidaridad de los sanjuaninos se hizo sentir.
viernes, 25 de diciembre de 2015 · 08:55
Patricia y sus cuatro hijos perdieron todo en un incendio el viernes 18 de diciembre. Su historia tomó repercusión gracias a los medios y ahora muchos sanjuaninos se solidarizaron con la familia y le acercaron ropa, juguetes y mercadería. 

Aparicio tiene 9 años y anda en bicicleta descalzo por la calle Rivadavia, en la Villa Unión, donde vive con su mamá Patricia y sus tres hermanos. 

Es que Aparicio dejó las zapatillas adentro de la habitación que se prendió fuego la semana pasada y ahora no tiene que ponerse en los pies. Lo mismo pasó con sus hermanos Martín (2), Mario (11) y María Rita (13). 

Todos viven junto a su mamá en la casa de sus abuelos porque luego de que se quemara el lugar donde vivían el papá de los niños se enojó y los corrió. "Ese día me trató mal así que me vine para acá porque no tenemos dónde estar”, cuenta Patricia. 

La familia habitaba una piecita de la humilde vivienda del papá de los niños pero según Patricia, "desde Acción Social del municipio me aconsejaron que me fuera por los maltratos”. 

La desgracia de la mujer conmovió a varios sanjuaninos que ya se acercaron por su vivienda para acercarle cajas de mercadería y hasta juguetes para los chicos. 

"Con esto que me han traído estoy subsistiendo porque el papá no se ha acercado para preguntar si los niños necesitan algo”, comenta la mujer mientras saca de la caja los paquetes de azúcar y fideos. 

A Patricia le han prometido un módulo habitacional pero mientras tanto continúa viviendo con sus padres y no tiene trabajo para mantener a sus hijos. 

"No sé qué voy a hacer para Navidad pero no quiero volver a la casa de mi ex”, explicó. 

Los chicos tampoco quieren saber nada con su papá, que vive a dos escasas cuadras de donde habita Patricia. "Él me ha pedido que se los mande pero no van los chicos para allá”, comentó. 

LA OTRA VERSIÓN 

Tiempo de San Juan fue a la vivienda de Mario Elizondo, papá de los niños, y propietario del lugar donde comenzó el incendio. 

"Yo le dije que no los dejara a los niños jugar con fuego y ella se enojó y se fue”, sostuvo Elizondo. 

Según el hombre desde que se incendió la casa no volvió a ver a Patricia porque "se fue enojada”. 

La habitación donde dormían sus hijos quedó completamente quemada y tuvieron que tirar abajo lo poco que quedaba en pie. Es por eso que Patricia y los niños ya no pueden volver a la casa, sumado a los presuntos maltratos que la mujer denunció por parte de su pareja. 

Cómo se inició el incendio

Si bien las pericias de Bomberos aún no han finalizado, hay versiones encontradas entre lo que dice Patricia y lo que dice su marido. 

Ella sostiene que el fuego comenzó por una falla eléctrica. "Yo ya le había dicho a él que cambiara los cables porque chispeaban”, dice. 

Por otra parte, Elizondo, afirma que fue uno de sus hijos quien se metió debajo de la cama a jugar con un papel y un encendedor y así comenzó el incendio. 

Lo cierto es que ahora Patricia y los niños no tienen a dónde ir y siguen viviendo "amontonados”, en la casa de sus abuelos. 

Galería de fotos

Comentarios