marketing y comunicación

Imágenes ocultas de la semana en fotos

¿Qué hay detrás de esa foto que cumplió aniversario, el último gol del Diego? Bargalló, ¿qué delito hay en la foto? Sin darnos cuenta, ¡click, ahí va una foto!
domingo, 24 de junio de 2012 · 12:57

El aniversario del grito
¿Qué hay detrás de esa foto que cumplió aniversario, el último gol del Diego?
La fábula cuenta que con ese grito frente a la cámara de televisión, con ese desparpajo de talento, con esa incontenible gambeta para la izquierda y lengua para todos lados, se decidió el macabro plan de cortar las piernas al Diego y a todo un país, para que no seamos los mejores del mundo.
Detrás de la rubia desabrida, se llenó un frasquito, con el frasquito se intentó vaciar la historia del mejor jugador de todos los tiempos, del mayor ilusionista público, y el mejor atizador de polémicas, el más fiel y bravucón defensor de los derechos de los jugadores.
Océanos de efedrina no pueden hacer de un mediocre, algo excepcional, un par de gotas alcanzan para arrastrar al genio auténtico a la vera del camino, lo fueron a buscar del bar para matarlo en público, pero "la mano con puñal lo mató tan mal y siguió cantando", y se reinventó para toda la vida. "La pelota no se mancha", dijo un gordo Diego, chau, la tienen adentro los asesinos.
No es verdad, el grito frente a la cámara no desató nada, antes mucho antes, alguien le pasó la droga, y un pícaro mataco se aprovechó. De ese momento, justo, no hay fotos.
¿De qué hablamos?
¿Qué pasó, cuando salió del encuadre?
¿Quién sacó estas fotos nuevas y feas? ¿Cuándo se pelearon? Cuentan que el hombre no paraba, que le advertían pero no paraba, le rogaban pero no paraba. Cuentan que a cualquier hora de cualquier día se la pasaba anotando en un cuaderno los modelos posibles de país. Y que soñaba hablando, soñaba durmiendo, soñaba peleando, soñaba discutiendo, soñaba soñando, poniendo y sacando personajes para que el equilibrio del sueño se haga realidad.
Había personajes gordos y pesados que siempre venían a pretender el plato sólo, y eso dificultaba el equilibrio de la balanza, se necesitaba mucha gente del otro lado para equilibrarle, para que nadie se caiga, para sostener el esfuerzo.
Cuentan que la noche anterior el gordo bravucón llamó por teléfono, quería el plato para él sólo.
Cuentan que el flaco del otro lado sólo hizo mucha fuerza y muchos esfuerzos, lo contuvo, lo retuvo, lo compensó, pero de tanta energía consumida tiritaba de bronca sin soltar la balanza sin perder el equilibrio, cuentan que los gritos se escucharon por todo el frío del Sur, hasta que al flaco se le ocurrió una idea.
Para equilibrar y sostener el esfuerzo hacia adelante encontró una manera astuta, el sólo no se lo bancó más, y sabía que nadie más podía hacerlo solo,  entonces, se reventó el corazón en mil pedazos, y de esa manera se esparció por todos lados y se resembró en mas cuadernos, en
mas sueños, y en más ganas para equilibrar el futuro.
Desde esa noche Ella al Gordo no se lo banca, y si bien no hay fotos, hay millones de imágenes bien encendidas que se lo recuerdan.

Bargalló
¿Qué delito hay en la foto?
No es inconveniente, ser niño, jugar al doctor, tener amigas.
Qué problema hay en jugar a las escondidas, retratarse juntos  a la torta de chocolate y pedir dinero para compartir un helado en el verano.
Eso estás recordando. ¿Sabes cuántas veces soñaron con cambiar el mundo?
No es la perla, es México y es la Feliz.
Tampoco pretenderán que el hombre ingrese con sotanas al agua, y que en la otra mano lleve la caja fuerte de Cáritas para que todos observen lo bien que cuida los fondos.
¿Cuál es el problema de esta foto? Un cura en el mar. ¿La moda?, ¿los físicos?, ¿el agua trasparente?, ¿el vínculo imperturbable de amistad elocuente? ¡Si tan sólo los hubiesen vistos cuando niños cómo se divertían!
Pero no hay fotos y de adentro de la posada tampoco.

Privado
Sin darnos cuenta, ¡click, ahí va una foto!
Mi amiga se la saca con su novio frente al auto nuevo, auto divino, y comparte a la distancia la alegría con su suegra.
La suegra a la distancia no ve el auto, sólo un imperceptible gesto de ella con sus manos en el vientre, y consulta, ¿de cuántos meses está embarazada?
Hágame caso, revise bien lo publicado, en su Face, o en el diario, y ya va a ver como hay otras imágenes más fuertes que no se ven.

Comentarios