ELECCIONES 2019

La estrategia peronista para cazar votos en Capital

Fue el único municipio donde ganó Macri en las PASO, sacándole 13 puntos de diferencia a Fernández. Nuevo equipo de coordinación.
domingo, 22 de septiembre de 2019 · 10:37

Silenciosamente, ocurrió hace un par de semanas. Con nuevos actores tras bambalinas, el Frente de Todos resolvió barajar y dar de nuevo en la Ciudad de San Juan para intentar “mejorar los números” de las primarias del 11 de agosto. Queda mucho terreno por conquistar todavía en ese esquivo distrito. Fue una de las cuatro capitales de país en donde ganó Mauricio Macri, desplazando a Alberto Fernández a un segundo puesto, 13 puntos abajo.

Si bien el candidato peronista se alzó con más de 54 puntos en San Juan, bastante por encima del promedio nacional de 49 por ciento, hacia adentro del comando político local quedó ardiendo el resultado capitalino, donde el presidente de la Nación obtuvo 47 por ciento contra el 34 del ex jefe de Gabinete. Dos meses antes, el peronismo había arrasado en las urnas coronando a Emilio Baistrocchi como intendente electo. El contraste, inesperado, se consumó a la hora del escrutinio.

Reiniciada la campaña, ahora para las elecciones generales del 27 de octubre, el gobernador Sergio Uñac tomó intervención directa y bajó algunas indicaciones a la tropa. No solamente salió a compartir cartelería pública junto a Fernández, sino que tomó algunas decisiones de carácter interno que funcionan como espejo de esa otra manifestación visible.  Aparecieron en escena dos dirigentes foráneos a Capital, con la misión de reforzar las tareas: el bloquista Luis Rueda y el intendente rawsino Juan Carlos Gioja.

Así lo reveló a este medio un referente del peronismo capitalino, con estricta reserva de fuente, por tratarse de información calificada. La presencia de Rueda importa en la activación del bloquismo que acompañó a Baistrocchi en la campaña por la Intendencia. Cabe recordar que Graciela Caselles integra la fórmula encabezada por José Luis Gioja para el Congreso Nacional, como cupo femenino y como cuota asignada al partido de la estrella en el acuerdo frentista.

La irrupción de Juan Carlos ofrece varias lecturas, pero en principio debe entenderse que, además de hermano, es un dirigente de la más alta confianza del ex gobernador. Su presencia en este distrito, fuera de su territorio natural, garantiza la presencia de los militantes más alineados con esa expresión interna del peronismo. Es con todos, como reza el slogan.

Hay otro par de nombres que también cobrarán mayor protagonismo en la coordinación, según lo resuelto. El actual diputado Leonardo Gioja, ya confirmada su reelección como proporcional para los próximos  cuatro años; y el abogado Horacio Lucero,  integrante del staff que acompaña a Baistrocchi en el Ministerio de Gobierno. Resulta notable la colorida conformación de esta nueva mesa de campaña y evidente el objetivo de sumar todo lo posible para achicar distancias con el macrismo.

Ya hubo un llamado a los cuatro presidentes de Juntas Departamentales de Capital: Roberto Correa Esbry (Centro), Mirtha Ormeño (Concepción), Iris Romera (Trinidad) y Betty Muñoz (Desamparados). El subsecretario de Trabajo tenía en agenda para este fin de semana una reunión con la Cámara de Empresarios Hoteleros y  Gastronómicos, en una conocida lomoteca de inmediaciones del Centro Cívico. La indicación es activar esos sectores para sumar voluntades.

Según un relevamiento de la consultora Synopsis, en base a datos de la Dirección Nacional Electoral, el macrismo ganó en 8 de las 24 capitales provinciales en el año 2015, cuando llegó al poder. Pero dos años después se impuso en 17 capitales, cuando alcanzó su mejor performance en las urnas en las legislativas de mitad de mandato. En las primarias de 2019 ese rendimiento se cayó estrepitosamente  solo 4 capitales: Ciudad de Buenos Aires, Córdoba, Mendoza y San Juan.

Es decir que Macri se impuso en terrenos de intendentes afines. Para comenzar, su alfil Horacio Rodríguez Larreta, con amplias chances de anotar la única victoria para Cambiemos en 2019. En segundo lugar, el radical Ramón Mestre, jefe comunal de La Docta y tercera fuerza provincial en los comicios celebrados este año. Finalmente Rodolfo Suárez, también radical, cacique heredero de Víctor Fayad y actual candidato a gobernador por Cambiemos en la hermana mayor de Cuyo. ¿Cómo encaja la Ciudad de San Juan en este cuarteto? La pregunta puede encontrar muchas respuestas o ninguna. 

Es un municipio gestionado por el justicialismo ininterrumpidamente desde 2007. Hoy lo administra Franco Aranda, derrotado en las primarias por el ministro de Gobierno. El 2 de junio los capitalinos optaron nuevamente por una figura del peronismo, Baistrocchi, relegando al macrista gerente de ANSES, Rodolfo Colombo. Dos meses después el voto se dio vuelta, asemejándose bastante a los números de 2017.

Ese dato hirió la sensibilidad peronista local y forzó los análisis. El primer dato que recabaron los responsables fue que se mantuvieron las dificultades en Capital Centro, donde elector le dio la espalda a la fórmula Fernández-Fernández. Esta tendencia se derramó hacia los otros distritos, Concepción, Trinidad y Desamparados, en las escuelas más cercanas. A medida que se alejaban los establecimientos educativos, fueron repuntando los guarismos. Igual no alcanzó para morigerar el impacto.

Una fuente del Concejo Deliberante reveló que incluso en las escuelas donde ganó el Frente de Todos en las PASO presidenciales, la diferencia fue menor a la de otras oportunidades. El deterioro del voto resultó inocultable. Y hubo algunos pases de factura, por el trabajo relajado de las estructuras en la víspera del 11 de agosto. En defensa propia, un dirigente orgánico capitalino señaló que la campaña fue centralizada por el giojismo y esto dejó afuera a otras expresiones partidarias. Sea como fuere, la misma argumentación corrobora que hubo quietud de parte de algunos cuadros militantes en el primer tramo.

El análisis puede confundir, porque el número final puso a la fórmula Fernández-Fernández  28 puntos por encima de la dupla Macri-Pichetto en San Juan. Entonces, si se mira el cuadro completo, el Frente de Todos va encaminado a lograr una victoria contundente el 27 de octubre, que incluirá al menos dos bancas de las tres que hay en juego para la Cámara de Diputados de Nación.

Cabe preguntarse, entonces, por qué tanta angustia por el resultado capitalino, si en verdad no movió la aguja de la provincia. La respuesta en este caso sí aparece con claridad: hay margen para crecer. Sin importar el sector peronista consultado, hay vocación de mejorar el número y aminorar la diferencia. Nadie habla de revertir el resultado, nadie se atreve a tanto. Pero cualquier punto que se pueda descontar de los 13, permitirá empujar la ecuación provincial. Esa es la consigna.