Desencuentro

Una lágrima sobre el teléfono: el llamado de Gil a Rosas que no llega

La desconexión entre el intendente saliente y la entrante tensa más la transición en Caucete. Ella le dio un ultimátum.
martes, 08 de octubre de 2019 · 15:03

Dicen que a las damas no se las deja esperando, y es el caso de la intendenta electa de Caucete, Romina Rosas, que no consigue que la llame el intendente Julián Gil. Él macrista y ella uñaquista, en toda la gestión se enfrentaron fuertemente con sucesivas denuncias de ella desde su banca de concejal opositora contra las polémicas medidas del jefe comunal. Ahora, que ella lo sucederá, no maduró la relación sino todo lo contrario, con el desplante del profesor que parece no querer avanzar en la transición municipal.   

“Lamentablemente sigo a la espera, ya queda poco tiempo para el traspaso de una gestión a otra y es fundamental el diálogo para saber con qué nos vamos a encontrar nosotros en nuestra gestión pero sobre todo para dar tranquilidad a los cauceteros de un uso responsable de los fondos públicos”, analizó Rosas sobre la situación de desconexión.

“Si no lo realiza él, yo voy a propiciar esa reunión”, aseguró. Y dio un ultimátum a Gil: lo espera hasta el 20 de octubre. Después de esa fecha dijo que “enviaré una nota formal”.

Temas candentes

A pesar de ser macrista, Gil se mostró entusiasmado en el acto con Alberto Fernández días atrás. 

¿Qué quiere hablar como primeros temas la joven intendenta electa? Enumeró uso de fondos públicos, con la preocupación de que el intendente haya contraído deudas que no puede pagar la comuna y la situación financiera en general. Aseguró que desde el Concejo han hecho varios pedidos de informes e incluso armaron una comisión investigadora para controlar el uso de los bienes del municipio. Incluso no descartó encabezar una auditoría sobre la ejecución de obra pública.

Conductas candentes al borde de lo escandaloso y que levantaron polvareda no faltaron en la gestión de Gil que llega a su fin, luego de no lograr la reelección. En lo institucional, uno de los temas recientes es el uso del matadero municipal que se cerró y hubo una presentación del encargado poniendo en duda el manejo de las instalaciones que derivó en un pedido de informes. Otro pedido de informes que impulsó la edil es sobre las recategorizaciones de personal y no se ha respondido, dijo.

Además, la justicialista aseguró que le preocupa que no tienen números exactos sobre la cantidad de empleados de planta y contratados. Y no dudó en prometer que “el que no trabaja por supuesto que dejará de cobrar”.

Rosas dijo sobre su relación con Gil que “siempre ha sido más o menos la misma y creo que hay que actuar con responsabilidad. Creo que el intendente ha logrado entender esto en este último periodo”.

¿Y el gabinete?

"Tenemos algunas definiciones y otras que no, en torno a gente que se viene sumando a este proyecto", dijo Rosas sobre su gabinete. No quiso adelantar nombres "por respeto a los que pueden llegar a estar involucrados". Dijo sobre el género, que no lo ha tenido en cuenta, "es una cuestión que vamos a construir entre todos, mujeres y hombres. Y hay muy buenos hombres y buenas mujeres en Caucete”.  

Sobre si se verán caras conocidas entre sus colaboradores, insistió en que “no puedo adelantar nada” y concluyó que “sí puedo decir que será un equipo con grandes ganas de trabajar”.