Juan Carlos Gioja

“Quiero revertir esta imagen estatizadora”

El intendente de Rawson explicó, en una entrevista íntima, algunas decisiones tomadas en el corto tiempo de gestión. Habló del control del cementerio, de la administración del alumbrado público y la expropiación del predio de la ex bodega La Superiora.
martes, 14 de febrero de 2012 · 08:16
Por Viviana Pastor

A la toma del control del cementerio San Miguel por parte del municipio, se suma la administración del servicio de alumbrado público del departamento y la expropiación del predio de la ex bodega La Superiora, para recuperar el lugar y poner allí un centro para la cultura, el deporte y la recreación social.

¿Hay una onda estatizadora en esta primera etapa de su gestión? Se le preguntó al intendente Gioja, a lo que respondió: “Hay una razón política y otra jurídica para estas decisiones. Si el servicio de mantenimiento de alumbrado público hubiera sido eficiente y el contrato de concesión se hubiera hecho de acuerdo a la normativa, no le hubiéramos dado de baja. Hay una razón política que tiene que ver con la eficiencia del servicio y una razón jurídica que tiene que ver con que el contrato original tuvo irregularidades”.

El intendente explicó que el mantenimiento del alumbrado público se licitó y adjudicó en junio del año pasado; pero cuando esta gestión tomó el timón del municipio, se revisó el proceso y se encontraron irregularidades. “Todo el proceso estuvo mal hecho”, dijo Gioja. Los revisores encontraron al menos tres puntos que no son discutibles: primero, la comisión evaluadora debía emitir dictamen en base al  pliego licitatorio que decía que como propuesta más importante debía tenerse en cuenta los antecedentes de la empresa y el precio. Pero esta comisión no tuvo en cuenta los antecedentes ya que se presentaron 3 empresas –Nacusi (que había estado realizando esta tarea), Ballato y G&M-, de ellas ganó la única empresa que no tenía antecedentes en esas tareas. Sólo con esto, perdía legitimidad la licitación.

Pero hubo otros motivos. La adjudicación no tenía dictamen legal y no se puede dictar un acto administrativo sin dictamen de Asesoría Letrada; y además, no estaba refrendada por ningún secretario municipal, sólo tenía la firma del intendente. “El gobernador no puede emitir un decreto si no está firmado por un ministro; el intendente no puede firmar un decreto sin la firma de un secretario, esas fueron las 3 causas jurídicas por las cuales se dio de baja al contrato de G&M”, dijo Gioja.

Agregó que la causa política fue la ineficiencia en la prestación del servicio, y puso como ejemplo el reemplazo de lámparas que hizo en calles de Villa Krause que repotenciaron la iluminación y significaron un ahorro energético.

Luego intendente explicó que en el caso del cementerio San Miguel pasó lo mismo. Dijo que si hubiera estado cerrado, parquizado, si se hubieran construido los nichos con alero como se pactó, si se hubiera mantenido toda la infraestructura, “nosotros no hubiéramos tenido ningún problema porque se hubiera cumplido con el contrato y prestado un servicio eficiente. Pero cuando nosotros ingresamos era una mugre el cementerio, lleno de perros, en total abandono, sin agua, sin luz”, señaló Gioja. Y agregó, “tenemos una razón política, que es poner el cementerio en orden, venderle nichos a todos; y una razón jurídica, que es la falta de cumplimiento de la empresa a lo pactado en el contrato”, destacó.

Estos incumplimientos avalan al municipio a no pagar ninguna indemnización para rescindir el contrato y aclaró el intendente que no se trata de un problema ideológico, pero sí es un  problema político, teniendo en cuenta lo que su programa de gestión pretende realizar.
“Quiero revertir esta imagen estatizadora. Porque lo otro que compramos es la ex bodega La Superiora, y ¿vos sabés que apareció un chico ahorcado ahí?, ¿sabés la cantidad de mugre que hay adentro?, ¿sabés la cantidad de delincuentes que se juntan ahí? ¿Vos intendente, serías estatizador si hacés público ese espacio y le das orden y desarrollás una idea que tiene que ver con crear un ámbito para desarrollar la cultura, el deporte y lo social? ¿No harías eso? ¿Y si lo haces, sos estatizador? Yo digo que hay motivos políticos para hacerlo, que en este caso tienen que ver con problemas de seguridad. Estas cosas son las que nos han movido a hacerlo”, explicó el intendente.

El predio de La Superiora, 7,5 hectáreas, ya fue expropiado y por él, el municipio pagará 6,5 millones de pesos a sus propietarios, una sociedad anónima sanjuanina. El intendente dijo que  están terminando los trámites administrativos para hacer el depósito que se hará con parte del fondo de la soja, entre otros. Ahora iniciaron un trámite para que el Consejo Federal de Inversiones (CFI) ayude al municipio a financiar la elaboración del proyecto para refuncionalizar La Superiora. Para ello será necesario analizar en profundidad las estructuras existentes y determinar qué sirve y qué no. 

Comentarios