elecciones en la unsj

El rector no hace la valija

A punto de terminar su tercer mandato como rector de la UNSJ, Benjamín Kuchen podría ser el eventual compañero de fórmula de Nelly Filippa, candidata a sucederlo en ese cargo. El estatuto se lo permite y ya hubo consultas jurídicas al respecto. La reacción en la comunidad universitaria no se hizo esperar.
sábado, 11 de febrero de 2012 · 11:05
Por Susana Roldán

Empezó como un rumor, que cada vez se hace más fuerte: cuando el 7 de junio próximo, la UNSJ renueve sus autoridades, el actual rector Benjamín Kuchen no dejaría la conducción sino que  sería candidato a vicerrector  como compañero de fórmula de Nelly Filippa, la vicerrectora actual, quien encabeza hoy la continuidad del proyecto kuchenista. O sea  lo mismo, pero al revés, pese a que Kuchen ya transita su tercer mandato y fue él mismo quien impulsó la modificación del Estatuto Universitario para impedir la reelección indefinida.  Y  aunque ninguno de los dos integrantes del binomio confirmó ni desestimó esa posibilidad (más bien, se cuidaron mucho de prodigarse aprecios y flores)  fuentes universitarias revelaron que desde el sexto piso del edificio de Mitre y Jujuy, donde funcionan los despachos de ambos, ya habrían hecho las consultas pertinentes a los abogados de la institución, para saber si el juego es legalmente posible  y estos habrían respondido afirmativamente.  Lejos de estar circunscriptas al interés de la comunidad universitaria solamente, las elecciones de junio son importantes porque quien resulte ganador será el encargado de administrar el segundo presupuesto que hay en la provincia y que ronda los 400 millones de pesos anuales.

La idea de barajar los nombres tomó por sorpresa a más de un desprevenido, pero no pasó inadvertida para los otros candidatos que aspiran a dirigir los destinos de la UNSJ. En las facultades pronto tomó forma la idea de que para el grupo que llevó a Kuchen al poder, era prioritario secundar a Filippa con una figura lo suficientemente fuerte como para sumarle votos allí donde más falta hace, es decir, en Ingeniería. Esa figura sería la del rector Kuchen, quien ya va por su tercer mandato y que, por estatuto, no puede ser reelecto en el mismo cargo. Pero como el estatuto habla de “cargos” y no de “fórmulas”, Kuchen podría ser candidato a un cargo distinto al que ocupa actualmente.

Para otros, en cambio, la decisión de reciclar al santafesino le hace más un favor a su principal oponente, Oscar Nasisi, que su propio proyecto de continuidad. El propio Kuchen ya ha manifestado públicamente su intención de jubilarse y de hecho, ya presentó su renuncia anticipada para acelerar ese trámite. Una acción que, según estimaron desde algunos sectores universitarios,  no condice mucho con la intención de volver a poner su cara para una fórmula rectoral, aunque sea como copiloto.

“Nadie me ha invitado a ser candidato”, respondió Kuchen a Tiempo de San Juan, cuando se le consultó si la versión de acompañar a Filippa era cierta. Y explicó que la consulta realizada al sector jurídico de la UNSJ estuvo dirigida a saber si, en caso de que el trámite de su jubilación se concretara antes de junio, él podía seguir conduciendo los destinos de la casa de altos estudios hasta que se realizaran las elecciones. Nelly Filippa, enterada de la sugerente respuesta de Kuchen, apeló a una salida diplomática antes de responder que todavía no estaba decidido su compañero de fórmula. “Habrá que invitarlo, entonces, a ver qué nos contesta”, dijo la candidata a rectora.

A cuatro meses de las elecciones, en las que la comunidad universitaria también deberá decidir quién conducirá los destinos de cada una de las cinco facultades y cómo se conformarán los Centros de Estudiantes, los Consejos Directivos y el Consejo Superior, recién empieza a completarse el tablero y a definirse cómo será la contienda. Una etapa que ya tiene caras visibles, como las candidaturas de Oscar Nasisi, Ricardo Pintos, Rodolfo Bloch y Raúl Furlán, pero que todavía puede deparar algunas sorpresas.

Qué dice el estatuto

Sancionado durante la gestión del ex rector Tulio Del Bono, el Estatuto Universitario contiene disposiciones sobre el gobierno universitario. Una modificación realizada en el año 2001 fue la que permitió que un año después, Benjamín Kuchen se convirtiera en el primer rector elegido por el voto directo de los cuatro estamentos: docentes, estudiantes, graduados y personal de apoyo universitario. Antes,  la elección correspondía a la Asamblea Universitaria.

Fue a instancias del propio Kuchen que, en 2007, se modificó el artículo 31 para impedir la reelección definitiva. Sin embargo, la redacción del artículo expresa que “los cargos de rector y vicerrector (…) duran 4 años y ambos pueden ser reelegidos por un solo período consecutivo en el mismo cargo”, pero no habla de “fórmulas”. Por lo tanto, y pese a estar atravesando su tercer mandato, Kuchen estaría en condiciones de ser candidato a vicerrector: un cargo que no ocupó nunca.

Cómo fue la escalera política de Kuchen

La primera vez que Kuchen llegó a conducir la UNSJ fue en 2002. Entonces integró la fórmula con un arquitecto, Carlos Díaz Cano, y tuvo que medirse con tres contrincantes de peso: dos de ellos ingenieros, como Kuchen, y el restante, proveniente de las Ciencias Sociales. Se trataba de Emilio Fernández, quien había sido el vicerrector de Romeo Platero, el antecesor de Kuchen y de Tulio Del Bono, tres veces electo como rector de la UNSJ. El otro competidor era Luis Meritello. Como ninguna de las cuatro fórmulas alcanzó más del 50 % de los votos, las dos más votadas, encabezadas por Kuchen y Meritello, respectivamente, fueron a segunda vuelta.
En el ballotage, Kuchen se consagró rector con el 62 % mientras que Meritello obtuvo el 38 %.

En 2005, la compañera de fórmula de Kuchen fue una mujer: Norma Rossa, una geóloga mendocina proveniente de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, quien se convirtió en la segunda mujer en ocupar ese cargo. Tampoco esta vez alcanzó los votos necesarios para superar en primera vuelta a Roberto Gómez Guirado, el candidato que quedó en segundo lugar. Sin embargo, como la diferencia de votos fue de 12 puntos, el propio Gómez Guirado decidió retirar su candidatura y no hubo ballotage. Así, Kuchen asumió como rector con el 48,83 % de los votos. Esa vez hubo otros dos contrincantes: Alfredo Russo, quien obtuvo el  10,53 % de los votos, y Daniel Illanes, quien aún retirando su candidatura el mismo día del comicio con una denuncia por fraude (un paro de colectivos sorpresivo complicó la presencia de los estudiantes en las urnas), se quedó con el 4,39 % de los sufragios.

Para el período que el próximo junio llegará a su fin, Kuchen eligió como compañera de fórmula a otra mujer, precisamente quien aspira hoy a sucederlo en el cargo. Nelly Filippa, quien ya había formado parte del gabinete kuchenista como secretaria de Extensión Universitaria y quien también había sido candidata a decana de la Facultad de Filosofía, Humanidades y Artes, se convirtió en vicerrectora de la UNSJ. La fórmula Kuchen-Filippa, que alcanzó el 36,47 % de los votos (12,36 % menos que en las elecciones anteriores)  tuvo como principal oponente a Ricardo “Cacho” Pintos, quien quedó en segundo lugar con el 26,86 % del total. En tercero y cuarto lugar quedaron, con casi el 20 % cada uno, dos ex decanos: Bruno Giancola, de Arquitectura y Claudia Gómez, de Ciencias Exactas.