pago a contratados en santa lucía

Orrego: "Tengo una bolsa de caramelos para 10 jardines de infantes"

El intendente de Santa Lucía advirtió que con casi 900 contratados y 123 planta permanente la situación es 'imposible' y que debió resignar cargos políticos porque 'esto es una bomba que va a explotar en cualquier momento'. Además en conferencia de prensa anunciará que no podrá comenzar con nuevas obras con la plata de la soja que llegará por deudas de Fuentes.
jueves, 22 de diciembre de 2011 · 07:55

El intendente de Santa Lucía, Marcelo Orrego, dijo a Tiempo de San Juan que la situación en el departamento es "difícil" y que las medidas para revertir la realidad serán "drásticas". 

Con respecto al tema que en varios municipios desvela a los intendentes, contratos y personal de planta permanente, destacó que tiene "una bolsa de caramelos para 10 jardines de infantes. Una situación totalmente imposible."

"En el municipio tenemos más contratados que Rivadavia y Chimbas, con 839 personas en ese carácter y 123 planta permanente. Esto es una bomba que iba a estallar en cualquier momento. Unas 3/4 partes del dinero de la coparticipación se va en sueldos y gastos", advirtió. 

Además, aseguró que como sucedió en el municipio que administra Ana María López de Herrera, analizarán los contratos para determinar si "son cargos políticos, designados solo para la campaña, o efectivamente cumplen una tarea municipal, allí determinaremos que hacer. Esto es imposibe de sostener".

Por otro lado, el intendente convocó en la mañana de hoy a una conferencia de prensa para anunciar que la deuda declarada por el anterior gobierno municipal de 2.355.000 pesos, es aún mayor. "Tengo una deuda de 4 millones de pesos". La misma corresponde a un monto valuado en 2.355.000 pesos por falta de pago a proveedores y 1.700.000 pesos de obras que se concluyeron, pero que no fueron canceladas.

Debido a esta última situación, Orrego adelantó que no va a poder iniciar nuevas obras con los recursos de la soja, al menos durante 9 meses. "Ese dinero está destinado a obras de infraestructura (pavimentos, iluminación, mejoras en centro de salud) y ahora no las podremos realizar hasta cancelar la deuda anterior. Los emprendimientos no estaban presupuestados y si bien están terminados, no han sido cancelados." 

"Quiero resaltar que he resignado cargos políticos, entre ellos el de secretario de gobierno, porque la única solución es ser más austeros", señaló Orrego.



Comentarios