debate histórico en puerta

El juicio por la mega causa de expropiaciones ¿se hará este año?

Si bien la parte querellante confía que se pueda dar a fines de 2019, fuentes judiciales lo pusieron en duda dadas las cuestiones jurídicas y operativas que se deben resolver.
lunes, 23 de septiembre de 2019 · 09:20

El jueves último, la mega causa por expropiaciones en San Juan que involucra a ex funcionarios, ex jueces y abogados avanzó hacia el inicio del juicio contra ocho imputados con la designación del tribunal que presidirá el debate, sin embargo todavía es incierta la fecha del comienzo y, aunque algunos sostienen que este año se daría, para otros resultaría imposible. 

Después del sorteo público de los magistrados que compondrán la autoridad en el plenario, la jueza de Cámara Silvina Rosso de Balanza, el juez de Instrucción Martín Heredia Zaldo y el juez Correccional Matías Parrón, el abogado de la parte querellante Rubén Pontoriero aseguró que a fines de este año arrancará el mega juicio. Certeza de que los plazos se cumplirán y no se extenderán en el tiempo fue lo que lo motivó a confirmarlo, mientras que para otros tal vez se trató de una expresión de deseo. 

Es que fuentes judiciales le contaron a Tiempo de San Juan que hay demasiadas cuestiones a definir y cumplir con una serie de pasos procesales para fijar una fecha. En primer lugar, se debe llevar adelante el 'control de jurisdicción', que es nada más y nada menos que una revisión exhaustiva de la causa de gran cuerpo, en la que participará la Sala I de la Cámara Penal. En ese chequeo se debe constatar todo lo ejecutado durante la etapa de instrucción, para no dar lugar a ningún tipo de planteo de nulidad en la siguiente instancia.

En segundo lugar, una vez acabada la revisión, se procedería con la 'citación a juicio', que es el llamado y la notificación de las partes tras la elevación a juicio. Esta acción también llevará tiempo porque las citaciones son individuales y también grupales. 

Para el tercer paso, ya estaría en condiciones de establecerse la fecha del debate, aunque en el medio deban presentarse la producción de pruebas y la aceptación o el rechazo de las mismas, lo que también insumirá tiempo. Teniendo en cuenta los tres meses que le quedan de vida a este 2019, resulta difícil que el mega juicio comience este año. 

Entremedio, de igual modo, se tendrán que resolverse las recusaciones contra los jueces, incidentes que no estancarán el proceso pero que lo acompañarán y deberán ser atendidos. La primera figura del tribunal en ser cuestionada fue la de Rosso de Balanza, tras la oposición de Edishon Sobelvio, abogado de su esposa, la ex jueza civil Rosalba Marún, a la que también adhirió Guillermo Toranzo, defensor del exmagistrado Carlos Macchi. 

Se estima que en los próximos días, también haya recusaciones contra los otros jueces de parte de las defensas de los enjuiciados, como así también cabe la posibilidad que alguno de los jueces sorteados presente inhibición y deba nombrarse a otro magistrado. Lo que -al igual que otros incidentes- llevará tiempo.

Como la causa se dividió en dos partes y una de ellas fue elevada a juicio, se especula con que finalice la etapa de instrucción de la parte restante -con curso en el Quinto Juzgado de Instrucción y con otros 8 imputados, encaminados al procesamiento- y también sea elevada a juicio, por lo que las demoras serían inevitables en ese sentido. Por el momento nada se descarta, aseguraron fuentes allegadas. 

Por otro lado y ajeno a los manuales jurídicos, lo operativo tendrá que darse su espacio a las definiciones, porque las salas en Tribunales están impedidas para ser el escenario del mega juicio, son de tamaño restringido y, por ello, el debate se realizaría en otro lugar como sucedió con los juicios de Lesa Humanidad, realizados en el Rectorado de la Universidad Nacional de San Juan. 

La causa que sentó precedente con una banda de profesionales de renombre acusados de inflar el valor de terrenos apropiados por el estado con el fin de obtener ganancias millonarias.    Quienes se sentarán en el banquillo serán, además de Santiago Graffigna, Ana María Melvin (ingeniera, perito de Fiscalía de Estado), Carlos Macchi (juez destituido por este escándalo), el abogado y socio de la asociación ilícita Horacio Alday,  la ex jueza Rosalba Marún y tres peritos que citaba Graffigna: Fernando Videla, Juan Pablo Quiroga y Víctor Hugo Bustos.

Todos ellos quedaron con el procesamiento firme por el concurso de los delitos de fraude en perjuicio de la Administración Pública, tentativa de fraude a la Administración Pública, asociación ilícita, defraudación por ocultamiento o sustración de medios o elementos de prueba, entre otros delitos que comparten como integrantes o partícipes necesarios de una asociación ilícita, una red de estafa. 

La mega causa de las expropiaciones nació en el 2010 tras una denuncia del Gobierno de San Juan contra una banda de abogados, funcionarios y jueces, con 16 procesados y millones de pesos en danza.

Comentarios