Cuarto Juzgado de Instrucción

Violaba a su hija y aterraba a su familia a golpes para que callara

El presunto abusador tiene 43 años y le quitó la virginidad a la chica. Fue importante el testimonio de su mujer, que no pudo soportar los vejámenes contra su hija y el propio maltrato que sufrían sus hijos varones y ella. Por Walter Vilca
miércoles, 29 de mayo de 2019 · 23:29

Fue una noche que él invitó a sus hijos a dormir bajo la galería debido al agobiante calor. Nadie lo quiso acompañar, excepto una de sus hijas que, inocentemente, salió al fondo y se acomodó en una de las camas que allí tenían esperando descansar al aire libre. La chica ni lo sospechaba, pero esa misma madrugada su padre le hizo vivir la peor noche de su vida: la violó y le quitó la virginidad. Ese también sería el comienzo de otros abusos que a arruinaron la vida de la jovencita y la de su madre y sus hermanos, que sufrieron con más dureza la violencia del hombre que después buscó a toda costa amedrentarlos para que guardaran silencio por los ultrajes.

Como otras terribles historias de abusos, tarde o temprano estos hechos llegaron a oído de otras personas. En este caso la que se enteró fue una profesional del hospital de Barreal, quien en febrero último viajó a la Capital y radicó la denuncia en el Centro ANIVI por los abusos cometidos contra esa adolescente calingastina. La causa la tomó el juez de instrucción Martín Heredia Zaldo, quien en aquel momento ordenó detener al jornalero de 42 años. En estos días, el mismo magistrado firmó el auto de procesamiento y la prisión preventiva. Actualmente el presunto abusador está en el penal de Chimbas acusado de los delitos de abuso sexual con acceso carnal –dos hechos- agravados por el vínculo, en concurso ideal con corrupción de menores, agravado por el vínculo.

La chica nunca pudo sacarse de la mente ese día de diciembre de 2018 en que quiso pasar una apacible noche de verano durmiendo en el fondo de su casa y al rato despertó con su padre encima de ella. Esa madrugada él la violó. La adolescente de 14 años era virgen. El sujeto no se conformó con tan aberrante hecho cometido esa noche, al otro día la volvió a someter dentro de la casa, también mientras el resto de la familia dormía. En esa última vez, uno de los hijos varones se levantó y vio con sus propios ojos cómo su papá abusaba de su hermana.

Al tiempo, la jovencita se animó a contar lo sucedido a su madre, pero esta no pudo hacer mucho. Su marido se puso más violento al notar que algunos de sus hijos y su mujer sospechaban que él abusaba de la adolescente. La señora fue golpeada muchas veces con brutalidad, incluso recibió un puntapié en la cabeza, según relato. Sus hijos también recibieron palizas por parte de su marido.

El presunto abusador lo hacía para amedrentar a su familia. A todo eso, los abusos e insinuaciones sexuales a la adolescente continuaron. Sus hermanos y su madre vieron más de una vez cómo la manoseaba, intentaba besarla o llevársela sola a otro lugar. La propia chica luego contó que su padre la obligaba a tomar pastillas anticonceptivas y le ofrecía dinero para que tuviera sexo con él. El sometimiento era en todos los sentidos, pues la celaba y controlaba su vestimenta, si salía o se veía con alguien. En una ocasión golpeó a un joven que charlaba con ella. Por otro lado la amenazó diciendo que jamás se iba a poner de novia y, si la veía con alguien, la iba a matar, según declaraciones.

Todo esto salió a luz en febrero pasado, cuando una profesional del hospital de Barreal notó muy extraña a la adolescente que había concurrido circunstancialmente a ese centro asistencial. Esa mujer hizo el primer contacto y le preguntó algunas cosas, ahí descubrió que la chica estaba siendo víctima de abusos sexuales. A posteriori, consiguió que la mamá se comunicara con ella y logró que le contara todo su drama y principalmente él de su hija.

Esa profesional fue que la recurrió a la Justicia para denunciar el aberrante caso de abuso. El juez Heredia Zaldo, del Cuarto Juzgado de Instrucción, ordenó que hicieran exámenes médicos a la chica, le tomó declaración a través de Cámara Gesell y reunió los testimonios de los hermanos y la madre. Todo eso llevó a que procesara y enviara al penal al padre de familia.

Comentarios