condenado a 10 años

El fiscal castigó duro al juez Toro, tras analizar los fundamentos del fallo por el crimen de Talía

Adolfo Díaz sostuvo que la pena se aplicó de forma automática y se preguntó cuán más grave deben ser los delitos cometidos por menores para que sean condenados como corresponde.
miércoles, 24 de abril de 2019 · 12:11

Luego de que se conocieran los fundamentos en los que el juez de Menores Jorge Toro se basó para condenar a 10 años de prisión a Ángel Gabriel Morales por el crimen de Talía Recabarren, el fiscal que participó en el juicio Adolfo Díaz se mostró en desacuerdo con el criterio del magistrado y fue tajante al momento de dar sus razones, acusando que se actuó de forma automática al momento de condenar. 

El representante del Ministerio Público indicó que la pena se redujo a la escala tentativa y que se aplicó la mínima para el homicidio doblemente agravado, pero que las circunstancias del caso ameritaban un monto mayor por las características del delito que, de haber sido cometido por un mayor de edad, la sentencia habría sido prisión perpetua. "Se quiso instalar que pedimos cosas descabelladas y no es así, que jugábamos para la tribuna. No fue un accidente, estamos hablando de una vida y la sociedad nos está pidiendo condenas ejemplares", expresó. 

"Hacen el fallo de forma automática, todos los casos son llevados a tentativa y reducen a la mínima, porque ya pasó con otro de abuso sexual en el que un menor -de 16- violó a una nena de 6 años y recibió 4 años de cárcel. Hacen la cuenta más fácil, pero estamos hablando de delitos aberrantes y no puede ser a mi criterio", sostuvo. 

Acorde a lo expuesto por el fiscal, la ley 2278 del Régimen de Menores -en su artículo 4- señala que se deben tener en cuenta ciertas pautas antes de sentenciar con la pena mínima en una escala de tentativa como: la modalidad del hecho, la impresión que el juez se lleve del imputado y conforme al resultado de las medidas socio educativas. "El juez puede reducir la pena, dice la ley, no que está obligado a hacerlo y menos si esas cuestiones no se han cumplido", agregó. 

En los últimos puntos, el funcionario judicial se detuvo y se despachó: "No se observó en ningún momento que Morales estuviera arrepentido de lo que hizo. En ningún momento demostró un cambio. Es más, en el fallo dice que se portó bien y no fue así porque hasta cayó preso por amenazas. No es como lo quieren dejar parecer que hizo todo bien, al contrario." 

Sobre la forma en que se ejecutó el crimen, principalmente aberrante, Díaz se preguntó que "con qué tipo de delitos tenemos que tratar para que se aplique una pena máxima" y añadió: "Por 10 días Morales no era mayor de edad y por eso obtuvo todos los beneficios, no se le discriminó ninguno. Ya no poder ser condenados a perpetua es una a favor".

Con un plazo de 10 días para presentar el recurso de apelación en Casación, el fiscal ya prepara su 'protesta' por el fallo. "Esperamos tener allí respuestas favorables para que se haga Justicia porque considero que con esos 10 años que le dieron no la hay", declaró. 

Lo más alarmante que señaló es que si el fallo de la condena quedara firme, existe la posibilidad de que Morales recupere la libertad antes de cumplirse los 10 años de prisión por buena conducta, es decir que con menos de 30 años podría estar libre en las calles a pesar de haber terminado con la vida de una persona, que hoy tendría 19 años.  

 

    

Comentarios