En el edificio de Tribunales

El movimiento de los presos le genera trabas a la justicia

En la desorganización influyen varios factores, como las limitaciones del edificio de Tribunales, el volumen diario de internos y el colapso de las movilidades del Penal.
martes, 13 de marzo de 2012 · 09:07
Por Gustavo Martínez
gmartinezpuga@tiempodesanjuan.com

Caso 1. El 14 de febrero último, el juez José A. Vega no pudo concretar una ampliación de la declaración indagatoria al principal detenido por el crimen del oficial de policía Mario Vega. Según informaron esa mañana en el Cuarto Juzgado de Instrucción, el acto procesal debió postergarse un día más porque el Servicio Penitenciario Provincial no le había traído al detenido Pedro Zamora.

Caso 2. El martes 6 de marzo, el presidente de la Sala I, Raúl Iglesia, había previsto la lectura al mediodía de una sentencia por un juicio abreviado contra Jonathan David Infante Parra y Francisco César Aballay, por el abuso sexual y robo a una pareja de ancianos. Pero cuando se hicieron las 12, desde la Alcaidía le informaron que no los habían traído. El camarista exigió que los fueran a buscar. Recién a las 13.35 se produjo la lectura del fallo judicial que condenó a los delincuentes.

Caso 3. La jueza de Ejecución Penal, Margarita Camus, optó por realizar las audiencias con los internos en el Servicio Penitenciario Provincial, trasladándose ella y su gente a realizar las gestiones judiciales fuera de su despacho de Tribunales. Esa decisión la tomó después de tener inconvenientes con el traslado de los internos que nunca llegaron y, además, porque ella se quejó oficialmente ante la Corte de Justicia, ni bien asumió, del mal estado de los calabozos del edificio de Tribunales.

Estos son sólo tres casos que tomaron estado público en los pasillos del edificio 25 de Mayo, pero que sirven de muestra para evidenciar las trabas que tiene la Justicia a diario por la desorganización en el movimiento de los presos.

Actualmente, en el edificio de Tribunales se registra en promedio un movimiento diario de 50 presos. Ahí se incluyen los que traen del Penal, que son la mayoría, y los que traen de las comisarías, que son los menos.

De acuerdo a lo consultado entre los jueces, el personal de los juzgados y la policía de Alcaidía, identifican tres problemas que provocan esa situación.

El primero de ellos tiene que ver con el colapso de las movilidades del Servicio Penitenciario Provincial. Estos vehículos realizan cada mañana –también suelen producirse traslados a la tarde, pero son con menos frecuencia- dos viajes diarios: a las 8.30 y alrededor de las 11. Utimamente le están agregando una tercera tanda. A diario informan que el par de vehículos afectados a esa tarea sufren roturas mecánicas. Por este problema, y porque muchas veces no tenían lugar y dejaron de llevar a un interno que luego un juez exigió que lo hicieran, muchas veces se observa que el personal penitenciario realiza traslados en vehículos particulares o de esa fuerza que no reúnen las medidas de seguridad para esa función.

El segundo problema que identifican en Tribunales se debe al incremento en el volumen de internos que la justicia requiere actualmente, el cual es superior al de hace algunos años, por lo que en ese problema también está vinculado el parque automotor del Penal. Es que la cantidad de movilidades del servicio penitenciario siguen siendo las mismas y el número de internos es superior.

Al tercer problema lo relacionan con la organización en el edificio de Tribunales. Por un lado, la capacidad de los calabozos no permite un movimiento de internos superior al que se realiza actualmente. Pero los involucrados en el movimiento diario de los presos, dicen que se podría organizar de otra manera la impartición de las medidas judiciales: por ejemplo, en lugar de traer a los internos para que sean notificados de medidas procesales, que vaya un empleado judicial al Penal de Chimbas con todas las notificaciones y realicen ese acto procesal en Chimbas. Eso evitaría muchos de los traslados.

A pesar de que todas las partes involucradas en el movimiento de los presos sufren a diario estos problemas, los cuales repercuten en la calidad de la Justicia, no se observa una solución a corto plazo.

Comentarios

Otras Noticias