Decapitó a su sobrina y ahora se lo confesó a su mujer

Juan Carlos Acuña, alias 'Víbora', está detenido por la muerte de Josefina López, la chica de 17 años que apareció descuartizada en Concordia.
domingo, 30 de agosto de 2015 · 10:18
Nelly Gómez, la tía materna de Josefina López, la adolescente asesinada y descuartizada en la ciudad entrerriana de Concordia, aseguró hoy que su pareja, el detenido Juan Carlos Acuña, le confesó el crimen de la chica cuando lo fue a visitar a la celda tras ser detenido por la policía de Entre Ríos.

En su declaración en la Unidad Fiscal de Concordia, la mujer incriminó a su pareja, apodado "El Víbora", al revelar que éste le confesó "Yo la maté", cuando le llevó ropa a la jefatura de policía de esa ciudad del noreste entrerriano mientras se encontraba detenido.

Sin embargo, por recomendación del representante de la Defensoría de Pobres y Menores, Jorge Sebastián Tito, quien ejerce su defensa, Acuña se negó a declarar anoche ante el fiscal Fabio Zabaleta, que lleva adelante la investigación.

Fuentes judiciales adelantaron a Télam que el fiscal solicitará el lunes próximo el pedido formal de prisión preventiva del sospechoso por tres meses, acusado del delito de "homicidio agravado por femicidio", un delito que contempla una condena de prisión perpetua en caso de que el acusado sea encontrado culpable.

Según los peritajes y la autopsia, la adolescente fue asesinada de un fuerte golpe en la cabeza, presuntamente aplicado con una piedra, la cual fue hallada junto al cráneo y los brazos encontrados el miércoles último.

El martes, la policía había encontrado semienterrado en el ex Naranjal de Pereda, cerca del Parque San Carlos de Concordia, el cuerpo de la chica seccionado desde el esternón hacia abajo, sin la cabeza ni los brazos, que se hallaron casi 24 horas después a unos 60 metros del lugar.

Al parecer, y debido a la desprolijidad observada, los cortes fueron realizados con un cuchillo de cocina y revelan que el asesino intentó desmembrar el cuerpo en otros sitios sin lograr su cometido, debido a las laceraciones que se observan.

La autopsia realizada al cadáver de la chica demostró que no estaba embarazada, pero se cree que el sospechoso la violó antes de asesinarla y descuartizarla. Además, se sospecha que las causas del crimen están vinculadas a que la víctima lo amenazó con contarle a su tía que ambos mantenían una relación sentimental.

 

Fuente: Clarín

Comentarios