Central: bancos foráneos piden frenar su intervención

viernes, 27 de noviembre de 2015 · 18:18
El sistema financiero está "sólido, sin descalces y es optimista" para el corto plazo, pero sus negocios se han "deteriorado" debido al "excesivo intervencionismo" del Banco Central, sostuvo hoy el presidente de la Asociación de Bancos de la Argentina (ABA), Claudio Cesario. 

Si bien el panorama que avizoran los banqueros de entidad extranjeras es alentador por futuras políticas más liberales a partir de la llegada de Mauricio Macri a la Casa Rosada, sostienen que el sistema financiero está sujeto una tasa tributaria efectiva real que se ubica entre el 65 y el 70 por ciento, con una inflación anual que "roza el 30 por ciento". 

A quince días del cambio de Gobierno, el banquero explicó que la imagen financiera de la Argentina "ya cambió" ante los organismos multilaterales de crédito y grandes bancos internacionales, que desean invertir en el país. 

"Estuve recientemente en Estados Unidos y puedo afirmar que hoy somos buscados y bien recibidos por los organismos de crédito y bancos para reactivar y desarrollar negocios con la Argentina", sostuvo Cesario, en un cóctel de fin de año con periodistas. 

El banquero señaló que el sistema financiero argentino está "sólido, sin descalces y con ganas de afrontar los desafíos futuros que naturalmente se darán con la expectativa positiva que genera todo nuevo Gobierno". 

Cesario evaluó que en los últimos años, "como consecuencia del intervencionismo y las excesivas regulaciones del Banco Central, se ha visto deteriorado el negocio de clientes", por lo que estimó que las ganancias netas del sistema cerrarán este año "empatadas" con la inflación. 

La rentabilidad promedio obtenida por los bancos en el país sobre sus recursos propios y deflactado por inflación (conocido como ROE en la jerga financiera) se ubicó en 2014 en el 3 por ciento, el nivel más bajo en comparación con las entidades que operan en países de la Región. 

"Hoy el número (ROE) es menor, el crecimiento a septiembre era igual a la inflación anual", dijo Cesario y se quejó porque el sistema tiene actualmente tasas mínimas de depósitos, tasas máximas de préstamos y topes para las comisiones de sus productos, lo que "impide su desarrollo". 

El banquero indicó en ese sentido que este año el Central autorizó un aumento promedio del 15 por ciento para las comisiones cuando el incremento salarial paritario cerrado entre abril y mayo fue superior al 31 por ciento. 

"La presión tributaria ha llegado a tal punto que no admite margen para seguir aumentando sin afectar los ingresos y la rentabilidad de todos los sectores económicos, lo que hace inviable cualquier intento por hacer crecer la economía", sostuvo Cesario. 

Ahora, con el cambio de gobierno y de enfoque político en el país, el banquero cree que la Argentina está "más cerca de recuperar la confianza" de los inversores tanto internos como extranjeros, aunque aclaró que en esta etapa deberá prevalecer "el respeto por la Constitución, la ley y los contratos, por sobre las arbitrariedades".

Valorar noticia

Comentarios