El penal, la condena de Higuaín

A pesar de sus goles en Napoli, el penal a las nubes en la final de la Copa América y la apuesta por Carlos Tevez terminaron por decidir a Gerardo Martino de excluirlo de la lista para las eliminatorias.
miércoles, 23 de septiembre de 2015 · 08:05
 
La jugada que cambió la relación de Higuaín con la camiseta argentina

 

  
Gonzalo Higuaín es el sexto mayor goleador de la historia del seleccionado argentino. Metió 26 en 51 partidos. Más de medio gol por partido. Sus números no quedan reducidos ni ante Lionel Messi.

El Pipita tiene con la casaca celeste y blanca mejor promedio de gol que el mejor jugador del mundo. Aparte es uno de sus socios ideales; juntos se entienden a la perfección. Él se mueve entre los centrales, hace las diagonales, da siempre opción de pase y aguanta la pelota de espaldas, todo para darle espacios y potenciar el juego de La Pulga.

Sin embargo desde aquel gol errado en la final del Mundial ante Manuel Neuer la relación entre Higuaín, el seleccionado argentino y algunos hinchas -siempre más atentos a los errores que a las virtudes- se ha transformado en un calvario.

Más allá del golazo ante Bélgica en los cuartos de final y de la lesión que le impidió estar al 100% a lo largo de la competencia, para el imaginario popular Higuaín no terminó de completar un buen Mundial y su gol errado en la final es un símbolo de la derrota. No importa el penal que más tarde le cometió el arquero alemán en la jugada que parecía ser su gran revancha; a la derrota siempre se le buscan culpables.

Pipita siguió en silencio haciendo goles en Napoli pero cuando la selección volvió a una competencia importante, Gerardo Martino eligió un esquema distinto en el que el ex delantero de River ya no era más compatible con Sergio Agüero. Era el uno o el otro. O el retornado Carlos Tevez. Fue el fin de los cuatro fantásticos, del Fideo, el Kun, la Pulga y el Pipita, de los cuatro que ganaron absolutamente todos los partidos que jugaron desde el inicio en el seleccionado argentino. Ángel Di María dejó de ser volante y se transformó en delantero y apareció Javier Pastore para jugar más retrasado, detrás de Messi y no adelante como lo hacía Gonzalo Higuaín, quien a pesar de ser el único centrodelantero natural del plantel fue quien le cedió el lugar al jugador del PSG. 
 

Otra vez Higuaín falló un gol en una final
 
A lo largo de la Copa América, Higuaín aprovechó sus minutos con goles a Jamaica y a Paraguay. Aunque cuando los resultados no eran favorables, Martino apostaba por Tevez. Salvo en la final, allí por una cuestión de estatura eligió al jugador de Napoli, quien le falló. Pipita primero erró un gol físicamente muy complejo de conseguir tras un pase innecesario de Ezequiel Lavezzi y más tarde, seguramente con la mente perdida en los goles no convertidos tanto en la final del Mundo como en la final de América, tiró su penal a las nubes. Igual que ya lo había hecho un par de veces en Napoli durante la temporada. Higuaín estaba haciendo goles y errando muchos penales en Italia. Al contrario de lo que había hecho en cuartos de final con Tevez- recordando su penal fallado en la Copa América anterior-, Martino no lo cuidó y lo mandó a patear entre los primeros a pesar del riesgo que ello implicaba.

Tras la Copa América, Higuaín no participó de los amistosos ante Bolivia y México debido a un estado febril repentino y ahora para la primer jornada de eliminatorias, Martino decidió directamente no convocarlo. Pensando en los Juegos Olímpicos del año que viene y en el futuro del seleccionado el Tata priorizó a Paulo Dybala, de apenas 21 años pero que en rigor no es un jugador con características para ser un nueve de área. Como así tampoco Carlos Tevez. Mauro Icardi y Gonzalo Higuaín son los únicos números nueve naturales que hoy tienen el cuerpo, la capacidad goleadora y el nivel para vestir la 9 del seleccionado pero ninguno está en la lista. ¿Qué hará Martino cuando necesite a un jugador de talla como él mismo admitió que necesitó ante Chile? Agüero, Tevez y Dybala pueden ocasionalmente jugar en esa posición pero se sienten mucho más cómodos como medias puntas.

La trayectoria de Higuaín en el seleccionado argentino puede hacer pensar que Martino está pensando en una renovación y desprendiéndose de los jugadores que no llegarán por edad al Mundial de Rusia. Sin embargo la presencia de Martín Demichelis en la lista con sus 34 años desmiente esa teoría. Y aún más la de Carlos Tevez, el jugador que le quitó el puesto con ya 31 años. Pipita apenas tiene 27.

 

Fuente: El Gráfico

Comentarios