¿Quién es Carlos Lanusse?

Más de lo mismo

Llegó al club el año pasado por invitación de Ricardo Salvá, presidente saliente, como primer vocal. El abogado, que además de tener pasado como dirigente en el tenis, hoy enfrenta el mayor desafío en su vida dirigencial: presidir un club de fútbol. Conocelo. Por Carla Acosta.
domingo, 8 de julio de 2012 · 10:21

Por Carla Acosta 
Tiempo de San Juan

Carlos Lanusse llegó a Desamparados como primer vocal en el 2011 y por invitación de quien en ese momento era el presidente del club. El Víbora descendió de categoría hace unas semanas y este último dejó el cargo. Lanusse no lo dudó y decidió tomar las riendas de la institución. Según él, la falta de dirigentes hace que se comprometa un poco más. Contó que seguirá la misma línea que Salvá ya que compartían ideas similares. “Ricardo es una persona excelente y apropiada para estar siempre en el club. Un gran colaborador de toda la vida, las ideas que hemos compartidos son las mismas y no nos dieron los resultados”, aseguró Lanusse.

Sin embargo, más allá de considerarse “nuevo dirigente” en el ámbito del fútbol, Lanusse ya incursionó en otro deporte. De chico jugó al fútbol en la Liga de Rivadavia y a los 25 años cambió el balón por la raqueta. Toda su vida le dedicó su tiempo al tenis y la actividad dirigencial. Según contó, colaboró con la Federación Sanjuanina de Tenis y también participó en los clubes de Ausonia y Banco Hispano. Aunque es de otro palo y sus amigos le dicen que no saben por qué él está en el fútbol y no en el tenis, Lanusse confesó “que la administración ayudó mucho y rodearse de personas que conozcan de fútbol y te asesoren, además de ser un curioso y aventurero”. También dijo que es un “costado difícil de transitar porque hay que tener experiencia, pero la tengo que hacer en el camino”. 

Nueva etapa

Según Carlos Lanusse, los objetivos cuando comenzó como presidente eran encontrar DT, formar el plantel y las obras del club. El director técnico ya lo encontraron y Andrés Villafañe será quién conduzca al equipo durante el Torneo Argentino A. Lanusse dijo que tuvo muchas entrevistas con diferentes técnicos y todos “tenían su encanto”. Pero lo convenció la fuerza, ordenamiento, responsabilidad y esquema de juego. Sobre todo, aclaró, lo más importante fue que “hay jugadores que han estado con él y es un puente para que tenga buen diálogo y buena relación con los jugadores, algo que nos perjudicó a nosotros en el Nacional B.
Hubo situaciones desde los técnicos, jugadores y dirigentes y quizás ese diálogo sea fundamental y vemos en Andrés una buena posibilidad”.

Mientras tanto, el plantel aún no está definido. El flamante presidente dice que las negociaciones se complican por cuestión de sueldos y él debe cuidar y no perjudicar al club económicamente. Hay jugadores que ya emigraron a otros clubes, como Gonzalo Parisi (Santamarina de Tandil), Matías Giordano (Central Córdoba), Diego Aguiar (Talleres de Córdoba), Martín Granero (Atlético Tucumán), Jonatan Artura (Racing de Córdoba), Hernán Lamberte (Aldosivi de Mar del Plata). Ariel Barth continuará en el club, mientras que intentan convencer a Corvalán, Cuevas y Rosso. Mientras tanto ya se incorporaron tres jugadores: Sebastián Sánchez (ex Gimnasia de Mendoza), Víctor Benítez (ex Deportivo Maipú) y José Cesar Mancinelli (Ex Estudiantes de Río Cuarto). Además, hay charlas por Hernán Muñoz y Alfredo Molina, del fútbol local.

En cuanto a las obras, Lanusse dijo que quieren acelerar los tiempos y poder jugar lo más pronto posible en su cancha. “El presupuesto es distinto al que veníamos manejando. Para la culminación de la cancha en cuanto a dinero está terminado, ya está programado y cancelado. Si es por las obras de construcción de tribunas será un proyecto que tendremos que hacer con tiempo. Queremos terminar con camarines o refaccionar los que tenemos”, apuntó.

Su vida

Aficionado del tenis, fanático del Víbora, abogado, esposo, padre y ahora presidente de
Sportivo Desamparados. Carlos Lanusse colgó la raqueta y ahora tomó el mando de la institución Puyutana reemplazando a Ricardo Salvá, quién además de ser su amigo, fue la persona que lo sumó al club el año pasado. Hoy Lanusse comandará el barco y atrás de él, está la ilusión de todo hincha por volver al Nacional B.

Tiene 39 años, es casado con Olga y tiene dos hijos: Milen de 15 años y Francisco de 12. En su actividad particular es abogado e integrante de la cámara de mediadores judiciales de la provincia. Además, tiene emprendimientos privados como la medicina prepaga (no tiene nada que ver con la cochería Lanusse). De estar en la tribuna alentando a su equipo junto a sus hijos, hoy le toca estar en el banco como presidente. “Mis hijos me acompañan a la cancha y para mi esposa es nuevo, vamos a ver cómo reacciona”, dijo. 

Enrique Lanusse, presidente de la Federación Sanjuanina de Boxeo, es su hermano, ambos comparten la pasión por la actividad deportiva. “A veces con mi hermano nos preguntamos por qué la casualidad de elegir esto. Trabajar en el deporte tiene un estimulo muy especial. La competencia trae un esfuerzo y desarrollo personal”, señaló.

Se acordó de Miadosqui

Carlos Lanusse aprovechó la entrevista con Tiempo de San Juan para saludar y apoyar a Jorge Miadosqui por el dilema que padece el equipo Verdinegro sobre donde jugará la próxima temporada. “Quiero felicitar a Miadosqui por los logros que ha tenido y por el esfuerzo, que él sabe mejor que nadie. Felicitaciones por el ascenso y haberse mantenido en la categoría. Yo creo que él dice lo que dice por la preocupación que tiene por su equipo. Nosotros tuvimos limitaciones por haber sido resembrado el estadio y nos vimos en un problema, tenemos que ordenarnos y coordinarlos, esto es un patrimonio de la provincia puesto a disposición de todo el desarrollo deportivo. Se tienen que dar los pasos que faciliten todas las gestiones de todos los clubes”, dijo.

¿Trinidad o el Bicentenario?

“Son buenas canchas. Me siento más cómodo en el estadio, pero es una buena alternativa Trinidad. Ésta tiene la ventaja de que está cerca y puede participar mayor público”.

Comentarios