situación grave

Ya no queda plasma de recuperados en San Juan y donan la mitad de los que deberían

El banco de sangre de la provincia sufre nuevamente de desabastecimiento tanto de donaciones de recuperados de COVID como de unidades de glóbulos rojos. La cantidad de voluntarios cayó en la nueva Fase 1 y nunca se recuperó, además hay quienes piden turnos y luego no se presentan.
lunes, 14 de septiembre de 2020 · 13:23

El banco de sangre de la provincia se encuentra en una etapa crítica y depende de la voluntad de los sanjuaninos para volver a tener la cantidad necesaria. En estos días, son dos las necesidades urgentes que tiene el IPHEM: sangre los pacientes en general y plasma de recuperados de coronavirus para los enfermos de COVID-19.

Alfredo Laplagne, el presidente del IPHEM explicó que actualmente en la provincia no queda plasma de convalecientes de COVID-19 para derivar a los hospitales y de las 240 unidades de glóbulos rojos necesarias por día reciben alrededor de 80. En el primer caso los únicos que pueden donar son los recuperados, pero la sangre común puede aportarla cualquier ciudadano entre 18 y 65 años que cumplan con requisitos de salud mínimos. 

Por el lado del plasma de convalecientes, el titular del IPHEM explicó que esperaban la situación actual, ya que hubo donaciones de 15 pacientes antes del brote detectado el pasado 19 de agosto. Pero la mayoría de los más de 400 nuevos contagiados todavía no han comenzado a donar y esto se debería, explicó Laplagne, a que recién ahora están comenzando a curarse. 

Cuando algunos de estos recuperados puedan comenzar a donar, la situación empezaría a mejorar en la provincia, porque en la actualidad ya no queda plasma por enviar a los hospitales. La expectativa está en que la mayoría de los que ahora transitan la enfermedad se acerquen de forma voluntaria, ya que nadie puede ser obligado y la donación es siempre por decisión del paciente, y pidan una audiencia con los especialistas del IPHEM para ver si pueden ser donantes.

Si un buen número se acerca habrá más posibilidad de tratar a los pacientes más graves e incluso cada donante puede aportar "dos veces en 72 o realizar hasta 4 procedimientos", detalló Laplagne. Si bien por la forma en la que evoluciona la enfermedad es normal que siempre haya más enfermos que recuperados, el plasma se obtiene a través de un procedimiento simple y hasta más fácil que la unidad de sangre y además se puede almacenar hasta por un año. 

La sangre, otro problema urgente 

Apenas declararon la nueva Fase 1 en San Juan la cantidad de donantes de sangre cayó por debajo del 40% habitual, cuando volvió la circulación normal esto no cambió y las reservas han ido cayendo estos días. En promedio, de las 240 unidades diarias que suelen ser necesarias, el IPHEM está recibiendo alrededor de 80. Hasta ahora los hospitales se han movido con este volumen disminuido, pero el miedo de los especialistas es que con el aumento de movilidad también suben los accidentes y eso hace que la necesidad de sangre sea mayor. 

Laplagne dijo que la falta de operativos con instituciones golpea fuertemente a las reservas de sangre y sólo las donaciones voluntarias por turnos sostienen el sistema, aunque con dificultades. Por eso han decidido reforzar los canales para pedir turno, con dos direcciones web donde se puede hacer, aunque también pidieron que los que solicitan un horario para ir lo hagan, porque tienen un 30% de solicitantes que luego no se presentan cuando les corresponde. 

Mirá en las siguientes placas cómo podés pedir tu turno para ayudar a sostener las reservas de sangre:


Comentarios