En fotos y videos

Sin freno: la caída del consumo y una feria de Capital casi vacía

"Hace 10 años que trabajo aquí y nunca había visto algo así", afirmó una de las feriantes que como tantos ven con preocupación la caída del consumo. Las razones.
martes, 6 de octubre de 2020 · 13:33

"La feria está vacía", así lo sintetiza la vendedora Paula Pérez, que trabaja hace 10 años en el mercado del Abasto de Capital y observa con preocupación la baja concurrencia de clientes en este último tiempo. El mismo panorama se repite para varios trabajadores que notan una caída estrepitosa del consumo. Los corredores donde antes había mayor circulación de personas ahora están vacíos. Ni si quiera se ve el cumulo habitual de trabajadores llevando y trayendo mercadería porque en esta nuevo escenario están más bien parados, tampoco hay largas filas de clientes que en ocasiones pasadas se agolpaban en el conocido mercado. 

Otra de las frases que explica a la perfección como bajó y baja el consumo en la economía doméstica de los sanjuaninos la dio Fabián, que trabaja en un puesto con su familia desde hace tiempo: "Se vende la primera semana del mes, la segunda menos y las últimas es sobrevivir. Incluso vos lo ves con la gente que antes se dejaba un vueltito para sentarse a tomar un cafesito con churros pero ahora ni eso”, contó.

"La gente compra poco y nada y a nosotros no nos queda otra que bancar la mercadería todo lo que se pueda, pero si a la larga no vendes tenes que tirar las cosas y es sumamente triste", dice Ricardo que tiene un puesto de verduras en la feria hace 12 años. Lo mismo cuentan varios feriantes que desde hace un año ven como caen las ventas casi sin piso. De todos modos, y a pesar de la baja de consumo, los puestos se mantiene, o crece, con los desempleados de otros sectores que llegan allí buscando una oportunidad.

Mirá en el siguiente video el preocupante panorama que señalan los mismos feriantes: 

La postal de la feria con menos gente se avala con los datos económicos que viene presentando el INDEC desde el comienzo de la pandemia, donde hubo una fuerte contracción de la oferta que restringió las posibilidades de consumo desde los últimos días de marzo y abril. En efecto, desde abril y hasta septiembre incluso, hubo una caída del consumo que fue rozando diferentes cifras, llegando en algunos casos a un número superior a 50% respecto al mismo periodo de 2019 (tal es el caso de mayo y junio). 

Lo mismo pasa en supermercados, donde las ventas a precios constantes -teniendo en cuenta la inflación- durante septiembre de 2019, sumaron un total de 22.173,0 millones de pesos, lo que representa una caída de 9,0 % respecto al mes anterior y una disminución del 8,8 % en relación a septiembre de 2018. Otro de los datos que refleja la caída del consumo es el ticket promedio, que en la última medición se ubicó en 786 pesos.

A todos esos índices económicos se suma la evolución de la inflación y el tipo de cambio, en un contexto de fuerte escasez de dólares y una excesiva emisión monetaria. En definitiva, tanto la política sanitaria como la económica marcarán la dinámica del consumo y la actividad económica mientras transcurre la pandemia.

 

Galería de fotos

Comentarios