ELECCIONES

UNSJ: cuatro en carrera, una baja de peso y un misterioso silencio

El escenario se presenta dinámico cuando faltan unos tres meses para el cierre de listas. Fórmulas ensayadas y contactos secretos.
domingo, 23 de febrero de 2020 · 12:20

Unos tres meses faltan todavía para el cierre de listas en las elecciones de la Universidad Nacional de San Juan y en términos relativos puede resultar una eternidad, si el parámetro es la volatilidad de los últimos días: un candidato de peso que resignó sus aspiraciones, otro que guarda un misterioso silencio, y cuatro que se miran de reojo y se disputan los apoyos todavía disponibles. Agrupaciones estudiantiles incluidas.

Con la renuncia del decano de Exactas, Rodolfo Bloch, la carrera por el Rectorado tuvo un reacomodamiento forzado que logró capitalizar Mónica Coca, la única con fórmula cerrada y promocionada desde hace meses con Tadeo Berenguer, decano de Ingeniería. La alianza del otrora aspirante a sucesor de Oscar Nasisi, con la vicerrectora, pudo sorprender por lo repentina, pero en definitiva se entendió como algo natural.

Desde la anticipada línea de largada, apenas iniciado el segundo semestre de 2019, estaba planteado que Coca y Bloch pertenecían al mismo espacio político, junto al decano de Arquitectura, Roberto “Duro” Gómez. Era la misma tropa que había trabajado para la victoria a Nasisi en 2012 y la reelección en primera vuelta en 2016. Sin embargo, las divisiones internas amenazaban con dispersar el voto universitario que, por definición, nunca es cautivo.

En enero Bloch divulgó un acuerdo político con Coca y Gómez para unir fuerzas, pero los invocados desconocieron públicamente ese mensaje de Whatsapp que terminó diluido en la interrogación. Finalmente el decano retiró su candidatura a rector para insistir en la Facultad de Exactas, en una misma lista con Coca-Berenguer, como se anunció el martes pasado.

Bloch llegó al balotaje en 2012 y le tocó perder con Nasisi. Cuatro años después, acordaron que el decano de Exactas se quedaría en su facultad, declinando sus ganas de llegar a la torre de Mitre y Jujuy, para facilitarle la reelección al rector. A cambio habría una retribución de gentilezas en 2020. Pero el tiempo pasó y las circunstancias cambiaron drásticamente. El pacto se diluyó y quien parecía a todas luces el candidato puesto del oficialismo, se encontró con una gama bastante variada de oponentes internos. Las chances se redujeron y sobrevino nuevamente el renunciamiento.

Esta semana fue notoria la ausencia de Gómez. Su celular estuvo fuera de línea y una fuente universitaria del espacio indicó que estaría de viaje. Sin embargo, en el entorno de Coca se entendió que ese misterioso y repentino silencio del poderoso cacique de Arquitectura debía ser interpretado como una sugestiva distancia del acuerdo político cerrado.

Durante la semana circuló una versión que vinculó a Gómez con Jorge Cocinero, otro de los candidatos a rector con una fuerte campaña de instalación desde hace meses. Incluso se sembró la posibilidad de que estuviese cerrada una fórmula de arquitectos. Sin embargo, ese rumor echado a rodar fue categóricamente desmentido desde el sector del actual secretario de Obras de la UNSJ. Entre otras razones, argumentaron que sería un despropósito ir a las urnas con una dupla integrada por dos referentes de la misma unidad académica.

Pero el diálogo existe y la buena relación entre Cocinero y Gómez está. Sin ir más lejos, el candidato a rector anotó en los últimos días su primer candidato a decano y fue precisamente en Arquitectura, con Alejandro Álvarez, actual secretario de Extensión Universitaria en esa unidad.

No obstante el secretario de Obras de Nasisi sigue afirmando que su construcción siempre estuvo por fuera del espacio político del que surgieron Coca, Bloch y “El Duro”. Por eso él jamás fue parte de las mesas de acuerdo. Ni siquiera entró en la conversación.

Cocinero sigue adelante con su construcción política bajo la consigna del pluralismo y de la no identificación ideológica con ningún espacio, para evitar que haya excluidos desde el inicio. Sin hacer una alusión explícita, cada vez que el arquitecto refiere esta postura, marca un contraste con Coca y Garbarino, a quienes señala implícitamente sus afectos partidarios.

La vicerrectora ha enunciado un discurso decididamente crítico a la gestión de Cambiemos y cercano al justicialismo, mientras la decana tiene un pasado como funcionaria de la Alianza en la provincia. Están en las antípodas una de la otra.

Visto desde el sector de Coca, Cocinero tiene un inocultable acompañamiento de algunos referentes de Nasisi, sin llegar a ser el favorito del actual rector. De hecho, impedido de ir por un tercer mandato consecutivo, el doctor ingeniero reconoció públicamente que evalúa ir como compañero de fórmula de algún candidato aún no revelado. O incluso intentar volver al decanato de donde surgió políticamente. Nada de eso se ha materializado por el momento.

En la semana trascendió también un inesperado contacto entre Nasisi y la decana de Filosofía, Rosa Garbarino, otra de las candidatas fuertes para el Rectorado 2020. El encuentro fue confirmado por una alta fuente del grupo liderado por la ex ministra de Educación de Alfredo Avelín.  Pero, más allá de la cortesía y del respeto mutuo, la conversación no prosperó. Dicho en otros términos: la fórmula Garbarino-Nasisi no verá la luz.

Ella tiene hace meses un compañero de lista que aún no ha dado a conocer por decisión estratégica. Pero ya se sabe que es una figura de la Facultad de Ingeniería y que está trabajando con ella, generando consensos políticos especialmente en esa unidad académica. La decana de Filosofía entendió que revelar precipitadamente a su candidato a vicerrector sería exponerlo a un desgaste inevitable.

Por otra parte, la misma fuente deslizó que, conocido el juego de Coca-Berenguer, falta ver ahora los pasos que dé Cocinero. Hasta que él no cierre fórmula, Garbarino mantendrá la reserva. Eso sí, aclaran con énfasis que llevarán candidaturas en todas las categorías y en las cinco facultades más la Escuela de Enfermería.

Mientras tanto, Coca celebró esta semana haber cerrado acuerdo con su candidato a decano en la Facultad de Ciencias Sociales. Será el actual jefe del Departamento de Trabajo Social, Marcelo Lucero. Valga la observación obvia: la vicerrectora apoyará a un opositor al actual decano, Raúl García, quien buscará un segundo mandato consecutivo.

Dejó de ser secreto que tanto Coca como Garbarino están trabajando en un escenario de eventual balotaje entre mujeres. Con en esta hipótesis como marco, ambas tuvieron una conversación reservada que terminó en un acuerdo de no agresión, para imprimirle un estilo diferente a esta campaña y que el género haga la diferencia.

Hay un cuarto hombre en el tablero, que mantiene firme su precandidatura a rector aunque de manera totalmente aislada del resto de los postulantes. Se trata del ex ministro de Gobierno Emilio Fernández, ex vicerrector de la UNSJ durante la gestión de Romeo Platero. También ingeniero, reniega de los que él llama “acuerdos de cúpula” y asegura que la clave está en la conquista de las voluntades individuales, para poner sobre la mesa algunos datos preocupantes de la casa de altos estudios. Por ejemplo, la inocultable caída del número de alumnos, de egresados y de posgraduados.

En la construcción política, los candidatos y candidatas tienen además un delicado reparto de fuerzas en el estamento alumnos, con apoyos explícitos y fervorosos de las agrupaciones estudiantiles. Cocinero está trabajando en el lanzamiento de un espacio propio, aunque ya cuenta en sus filas con algunos referentes de Franja Morada. Hay versiones contradictorias acerca del apoyo de la organización Ideas, que responde al rector Nasisi, hacia el secretario de Obras de la UNSJ.

Con Coca está la agrupación Creando. Como Ideas, hay una importante vinculación con el justicialismo aunque ambas estructuras resultan incompatibles. La vicerrectora habría hecho intentos para unificar voluntades, pero resultó inviable. Se terminó quedando con el respaldo de Creando, cuya referente más visible es la actual presidenta de la Federación Universitaria de San Juan, Florencia Ficcardi.

Con Garbarino están tres agrupaciones estudiantiles: MUU, CEPA e Innovación Universitaria. Además, sumó el respaldo de la conducción de ADICUS, uno de los dos sindicatos docentes. El otro SIDUNSJ, se declaró prescindente, aunque ha tenido notorias diferencias con la decana de Filosofía.

El calendario electoral 2020 de la UNSJ

13 de marzo: Puesta en funciones de la Junta Electoral.

20 de abril: Publicación de padrones provisorios a las 12 horas.

14 de mayo: Publicación de padrones definitivos a las 18 horas.

18 de mayo: Presentación de listas y fórmulas de candidatos y alianzas, de 8 a 16 horas.

10 de junio: Acto electoral de 9 a 21 horas.

18 de junio: Balotaje de 9 a 21 horas.

26 de junio: Proclamación de los candidatos electos.

1 de julio: Asunción de todas las autoridades electas.

Más de

Comentarios