vínculos

Vida y obra en la provincia de Dragonetti, el empresario preso por los cuadernos

Antes de llegar al escándalo de los cuadernos y ser detenido por orden de Bonadio, el dueño de Panedile protagonizó una larga historia vinculada a la provincia de San Juan. Desde construir obras icónicas a quedar en medio de la crisis política de la Alianza en 2001.
viernes, 22 de febrero de 2019 · 11:45

Hugo Dragonetti, dueño de Panedile, quedó detenido este viernes en la mañana, tras declarar el pasado miércoles por la causa conocida como Cuadernos de las Coimas que investiga el juez Bonadio. La noticia impactó fuerte en San Juan, donde el empresario tiene un largo historial, que incluye su participación en obras claves y su participación en un escándalo político. 

La actual obra insignia de Panedile en San Juan es la Ruta 40 Sur, que tiene casi un año de atraso en la entrega y por la cual la empresa tuvo un cruce con Vialidad Nacional, debido a la falta de pagos de certificados. Esta podría convertirse en la primera inauguración durante la prisión del empresario, ya que se espera que la entreguen y habiliten el 1 de marzo. 

Pero además, el empresario tiene una larga trayectoria en obras públicas de San Juan, desde principios de los 80 en que construyó el dique de Ullum. Tal vez el pico de su alto perfil en San Juan lo tuvo en la crisis política y económica del 2002, cuando se frenó y judicializó la construcción de los diques de Caracoles y Punta Negra. En esa época, la salida de la convertibilidad y pesificación dispuesta por el presidente Duhalde afectó el fondo de subsidio que había bajado la Nación en los 90, de más de U$S 200 millones que había ganado la UTE Panedile-AES.

En medio de la crisis por falta de fondos, se desató una fuerte disputa por ese dinero. Y el propio Dragonetti llegó a dar una conferencia entre los periodistas para ofrecer el subsidio de los diques para pagar los sueldos y aliviar de esa manera la crítica situación social que se vivía por falta de pago de los salarios públicos, que derivó en la salida del entonces gobernador Alfredo Avelín. Tal fue su alto nivel de participación en ese conflicto que una diputada del entonces oficialismo, Delia Pappano, llegó a calificarlo despectivamente al adjudicarle maniobras.

Tiempo después, con la gestión del ministro de Economía Roberto Lavagna, la construcción de los diques se retomó de manera dividida. La estadounidente AES y la mexicana IKA resolvieron su vinculación y se fueron, y Dragonetti se unió con Techint (que también tiene a su CEO procesado por Bonadío) para finalizar las dos obras energéticas en la provincia ya inauguradas, y entonces abandonadas a medio construir en una situación de extremo peligro para la población.

De esa manera, Panedile participó de la construcción de todas las obras energéticas sobre el río San Juan desde los 80: el dique Ullum, la central Ullum I y II, Caracoles, Punta Negra y una parte de Tambolar, donde acaba de terminar el desvío del río. También construyó la imponente ruta del perilago que une Caracoles y Punta Negra y es la nueva joya turística.

La actuación de la empresa de Dragonetti en San Juan es muy importante, motivo por el cual el empresario se convirtió en una referencia en el ambiente de negocios provincial. Se remonta desde la construcción de canales, que reporta en su sitio web Panedile, hasta la planta potabilizadora de Rawson, el nuevo teatro del Bicentenario y gran cantidad de rutas.
 

Comentarios