imágenes y videos

Los incidentes en un barrio de Santa Lucía destaparon una trama de violencia vecinal

Una mujer denunció que su vecino la golpeó y amenazó de muerte con una motosierra, pero el acusado se defendió y contó una versión totalmente contraria. ¿La supuesta víctima mintió?
jueves, 2 de julio de 2020 · 16:50

En la noche del miércoles, en inmediaciones del Barrio Santa Clara de Santa Lucía, se produjeron disturbios entre vecinos y una de las protagonistas acudió a la Policía y denunció los hechos. Según su declaración, Miriam Caballero fue víctima de un sujeto identificado como José Leguiza, quien le habría propinado golpes en su cabeza y hasta la habría amenazado de muerte con una motosierra.

Fue por eso que Tiempo de San Juan acudió al lugar donde ocurrió el violento episodio que no tuvo detenidos y allí se encontró con la otra cara de la moneda, una versión que contradijo por completo a la denunciante. Fue el mismo acusado por lesiones quien negó haber agredido a Caballero y ofreció detalles de una trama de violencia vecinal, que otros vecinos también confirmaron. 

Leguiza muestra los vidrios rotos por piedrazos que recibió su casa

Con un ojo hinchado, la nariz rota y algunas marcas en el cuerpo, Leguiza contó que fueron tres sujetos que lo atacaron en la puerta de su casa, entre ellos el hijo de la denunciante. "Me tomaron por sorpresa y me agarraron a patadas en el suelo hasta que pude meterme a mi casa", dijo. 

Según su versión, los incidentes comenzaron cuando la denunciante - junto a su hijo y sus amigos- se hicieron presentes con intenciones de iniciar un enfrentamiento. "Vinieron a patotear, a tirar piedras y una de esas golpeó la cabeza de la mujer. Estaban tan drogados que ellos mismos fueron los que la lastimaron", indicó. El resto de los proyectiles que habrían lanzado todavía yacen en el patio de su vivienda.  

Las pruebas del ataque que habría sufrido la familia de Leguiza en su casa

Sobre el motivo que llevó al grupo a concretar el supuesto ataque, no supo dar precisiones aunque refirió a broncas del pasado y sí aseguró que esa familia y sus allegados tienen conflictos con otros vecinos del barrio. "Son problemáticos, son delincuentes, viven buscando lío con todos", agregó.     

Mientras el joven con evidentes lesiones en su cara hacía su descargo, otros vecinos se acercaron a respaldar sus dichos. Uno de ellos mostró cómo su auto quedó dañado por la lluvia de piedrazos mientras que otra no tuvo reparo en aseverar que se trata de personas con adicciones que delinquen como forma de vida y tienen al resto de los vecinos amenazados, por lo que no se animan a denunciarlos. 

Más daños de los piedrazos en el auto del vecino de Leguiza

Tras lo expuesto por la denunciante, Leguiza admitió que sí tiene motosierras pero negó haberla usado para amedrentar a la mujer. "Son herramientas de trabajo, esos son aparatos caros para sacarlos y querer asustar a alguien. Esa gente es poca cosa para poner en juego algo así. Con eso cortamos la leña que repartimos. Mi familia y yo somos gente de trabajo", expresó mientras mostraba sus manos encalladas en referencia a sus obligaciones laborales. 

Reunidos en la vereda donde ocurrió el confuso episodio, tanto los vecinos como la familia implicada se quedaron esperando por la llegada de la Policía quien arribaría para realizar las pericias correspondientes. "Vamos a denunciar esto. Que la mujer haya ido primero a la comisaría (5ta) no quiere decir que haya sido verdad. Eso da bronca pero la Policía tiene que hacer algo y parar con la violencia", cerró el protagonista. 

Las marcas de sangre en el piso de la herida que sufrió la denunciante, según Leguiza

 

Comentarios