miércoles 10 de julio 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Tiempo de San Juan. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Historias

Francisco Vega, único sanjuanino seleccionado por un programa mundial para estudiar en el Reino Unido

Tiene 18 años y nació en Rivadavia. El año pasado se inscribió en un programa que permite experiencias multiculturales en distintos países. Días atrás le comunicaron que en septiembre viajará a Gales por dos años. Otros ocho argentinos irán a otros destinos. Su historia de superación.

Por Cecilia Corradetti

Francisco Agustín Vega Varaza, de 18 años, nacido en Rivadavia, no puede más de la felicidad: recientemente fue el único sanjuanino seleccionado por un programa de becas de United Word Colleges (UWC) junto a otros nueve jóvenes argentinos, para viajar al exterior a cumplir una experiencia multicultural por dos años: en su caso, durante los próximos días se radicará en el sur de Gales.

El colegio asignado para este brillante y participativo sanjuanino es el Atlantic, situado en la zona sur de Gales, en el Reino Unido. No es la primera vez que obtiene un logro de esta naturaleza: hace un tiempo vivió gracias a otra selección una increíble experiencia en Alemania.

“Conocí UWC porque vi un flyer pegado en el tablón de anuncios de mi colegio. Investigué más por mi cuenta y entonces vi que podía aprender idiomas, estudiar materias en inglés con personas de otros países y realizar actividades de servicio. Me interesó demasiado y decidí anotarme”, contó a este diario. Francisco se había mudado a Buenos Aires para estudiar Relaciones Internacionales y en eso estaba cuando recibió el llamado de que era uno de los estudiantes seleccionados. Y el único sanjuanino. “Mi vida cambió en ese momento. Estoy feliz”, dijo.

pibe4.jpg

Hijo de Paola Varaza, empleada pública, y de Javier Vega, fallecido, Francisco tiene una hermana, Valentina. “Mi papá me acompaña desde algún lugar en cada proyecto que se me presenta. Él siempre me inspiró a ser curioso y a insistir por mis metas, también formó una familia que hoy es mi soporte emocional más preciado”, reflexionó, emocionado, a Tiempo de San Juan.

De niño concurrió al Colegio Fray Mamerto Esquiú y luego rindió el examen de ingreso para ingresar a los institutos preuniversitarios de la Universidad Nacional de San Juan. Así, accedió al Colegio Central Universitario Dr. Mariano Moreno.

“Siempre me interesó el ámbito educativo, pero puedo afirmar que el Colegio Central Universitario, de educación pública, me brindó muchos estímulos para involucrarme. Había una infinita cantidad de talleres, idiomas y proyectos y no quise perderme la oportunidad de experimentarlos”, relató, al mencionar los inicios de este próximo viaje.

Así, participó en un taller de radio, de oratoria y de laboratorio. También en dos modelos de la ONU representando a Etiopía y a Cuba. “Esto hizo que me interesara por la geopolítica internacional y sentir a un país extranjero como propio. También participé del CAS (de las siglas, Creando Acciones Solidarias) donde hay dos áreas: una ecológica y otra de apoyo a un hogar de ancianos”, relató.

Poco a poco “Fran” se fue involucrando en el Centro de Estudiantes, un órgano estudiantil que –explicó— “te da la oportunidad de expresar tu opinión y armar proyectos”.

“Participé como delegado hasta que finalmente me animé en mis últimos dos años escolares a ser presidente. Fue una experiencia muy enriquecedora, donde formé vínculos y conocí a mucha gente que se volvió importante para mí. Es un espacio donde pude crear proyectos que permanecen en el tiempo y que influyen a la comunidad educativa, incluso permite alzar la voz por problemáticas comunes, como cuando realizamos una sentada para concientizar sobre la salud mental”, recordó.

pibe2.jpg

Por todo eso, reiteró, dijo que agradece haber asistido a un colegio que le brindó muchas oportunidades de aprendizaje.

El colegio también le dio la oportunidad de aprender idiomas. Además del inglés, eligió alemán porque existía la posibilidad de ganarse una beca. Fue así que, en 5to año, fue seleccionado para realizar un curso del idioma alemán con estudiantes de otros países en Alemania financiado por el PASCH-net, con quien su colegio tiene convenio.

“Esa experiencia, que marcó un antes y un después en mis intereses, fue el nexo a postularme en la convocatoria 2024 de UWC en agosto del año pasado. Quería volver a vivenciar una experiencia así, rodeado de gente de otros países, conociendo su historia, su cultura y entendiendo su idioma”, advirtió.

“Existe una barrera lingüística y cultural que da lugar a prejuicios y estereotipos que, con el concepto de entendimiento intercultural, se puede llegar a derrumbar”, sostuvo.

Fran se define como participativo, aunque aclaró que no significa que todos los seleccionados sean iguales. “Eso es lo maravilloso de UWC. Uno va, comparte la esencia de uno, y quien sepa escuchar y esté abierto a la diversidad y conocer el mundo de otros, disfruta apasionadamente la convocatoria de UWC”, explicó.

Además, en el proceso que lo llevó a quedar seleccionado, aseguró que lo más valioso fue compartir un campamento federal con representantes de otras provincias de Argentina: Santa Fe, Entre Ríos, Neuquén, etc.

“En UWC siempre se escucha la frase: `ser uno mismo’, porque se trata de eso. Existen colegios UWC para los intereses de cada joven, ya sea orientados al arte, a la tecnología, a la cultura, al activismo medioambiental, a la política, a las ciencias naturales, etc”, relató.

Cómo llegó a la beca

UWC selecciona jóvenes sin distinción de etnia, religión, afinidad política, situación socioeconómica. Todos pueden acceder a este programa, sólo tienen que tener ganas de tener una experiencia con valores UWC como el entendimiento internacional e intercultural, respeto y la celebración de las diferencias, responsabilidad e integridad personal, responsabilidad y el respeto mutuo y servicio a la comunidad. También servicio a la comunidad, respeto al medio ambiente, sentido de idealismo en las personas, cultura de favorecer el reto personal y ejemplo personal con base en las acciones realizadas.

pibe5.jpg

Años después de la Segunda Guerra Mundial surgió el movimiento UWC, del inglés United World Colleges, la única ONG educativa internacional que une a estudiantes de todo el planeta. “Es un movimiento educativo global que hace de la educación una fuerza para unir a las personas, las naciones y las culturas por la paz y un futuro sostenible”, definió.

Hoy, es una red de 18 colegios ubicados en 4 continentes diferentes, con comités nacionales administrados por voluntarios que seleccionan estudiantes de más de 159 países diferentes.

“Más allá del programa del bachillerato internacional, vamos a tener la oportunidad de tener componentes como: CAS, donde se promueve la creatividad, la acción y el servicio; teoría del conocimiento, que brinda la oportunidad de pensar; y la monografía, un proyecto de investigación sobre un tema elegido.

“Cuando uno lee todo lo que involucra el movimiento UWC, realmente se conmueve y quiere intentarlo. Y así lo hice. Nunca me imaginé llegar a esta etapa, tampoco quise ilusionarme con los 18 colegios y sus diferentes ofertas académicas. Decidí que iba a pasar cada etapa de selección como si fuese la última y disfrutar cada minuto, porque ya se puede sentir y vivenciar los valores UWC en sus postulantes y en los voluntarios durante en el proceso de selección”, resaltó.

“El camino correcto”

pibe.jpg

“Hasta que llegó el momento en que comunicaban si habíamos quedado. Fue entonces que se presentó en mi vida un cambio radical: me había mudado a Buenos Aires para estudiar licenciatura en Relaciones Internacionales en la Universidad Torcuato Di Tella, donde estaba becado. Fue entonces que recibí un llamado del comité notificándome que iba a ir a UWC Atlantic, ubicado en el sur de Gales, el colegio donde empezó todo el movimiento UWC en 1962. Supe que era el camino correcto porque se alineaba con mis propósitos, mis intereses y mis valores”, señaló, para resumir: “Este camino involucraba aprender idiomas, entender otras culturas, conocer otras historias de vida, encomendarme al servicio por la comunidad y compartir la cultura argentina”.

Francisco mencionó a dos compañeros, también seleccionados, con quienes formó una amistad: una neuquina llamada Giuliana y un cordobés, Facundo.

Durante dos años permanecerá en una residencia compartiendo habitación con otros tres estudiantes de provenientes de distintos países.

“Estoy inmensamente agradecido por la oportunidad que me ofreció el comité nacional argentino de UWC, que participan ad honorem y nos acompañan en cada paso, hasta nos ofrecen talleres de inglés de forma gratuita y altruista para que podamos vivir la experiencia lo mejor que esté a nuestro alcance”, concluyó, para invitar a todos los jóvenes que cumplan con los requisitos, a “que se animen y se postulen”.

“Lo económico no es una restricción. El comité nacional argentino tiene en cuenta la situación económica de cada familia y hace todo lo posible para que podamos vivir la experiencia UWC, sin distinción de la situación socioeconómica, del nivel de inglés o del rendimiento académico”, finalizó.

Tiempo de San Juan

Suplementos

Contenido especial

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Las Más Leídas

¿Hasta cuándo seguirá la ola polar en San Juan? Un especialista respondió
Una sanjuanina embarazada de 8 meses sufrió un brutal asalto en Rawson.
El horóscopo de este martes aconseja a tres signos a practicar el perdón.
Perdió el control de su camioneta en Bermejo, volcó y falleció
Una mujer dejó la puerta de su departamento abierta y un ladrón entró a robar. La Policía logró atraparlo.

Te Puede Interesar