En Tucumán

Tremendo: buscó a su prima, atropelló a un ladrón con su moto y lo asesinaron

La víctima lo embistió accidentalmente. Y lo ejecutaron.
miércoles, 19 de diciembre de 2018 · 10:30

Poco antes de la medianoche del lunes, tres hombres armados asaltaron violentamente una rotisería en San Miguel de Tucumán y en su huida mataron a un motociclista. Los tres lograron escapar en un auto que estaba estacionado en la esquina, y se llevaron 5.000 pesos y teléfonos celulares.

Eran las 23.40. Uno de los hombres, desde la entrada, le apuntó al dueño, Mario Martín Negreido, que estaba atendiendo, y lo obligó a salir. Otro ingresó al local y amenazó a Marta Funes, empleada y cuñada de Negreido, y a dos clientes, un hombre y un adolescente. El otro delincuente comenzó a quitarles los celulares y recogió los $ 5.000 que había en la caja.

Cuando entraron los asaltantes, Marta y un sobrino retrocedieron hasta la cocina, detrás del local comercial. El joven se armó con un palo de escoba que encontró y golpeó al intruso. Acto seguido atacó al hombre en la ventana del local. “Se veía que el tercero tenía a Martín a punta de pistola mientras este le decía que ya le había entregado todo” dijo una testigo que pidió reserva de su nombre.

Los tres hombres empezaron a correr, cruzando la avenida. En ese momento pasaba una motocicleta, que embistió a uno. “El hombre de la moto, para no caer, lo abraza a él”, detalló la testigo. Se produjo un disparo y el hombre que conducía la motocicleta, Jorge Horacio Moyano y su acompañante, su prima, Paula Figueroa, cayeron al piso.

Moyano, de 49 años, había buscado a Paula, de 23, a la salida de su trabajo. Volvían en su moto Honda Storm a casa cuando se cruzaron con los delincuentes en el cruce de Colón con calle Alsina. 

Cuando Moyano se abrazaba al asaltante, este le disparó en el pecho y huyó. “Nos encontramos con estos chicos que iban persiguiendo, llevaban armas”, dijo Paula. “Los perseguían, parecía que habían asaltado. Salían (de la rostisería) y la gente de ahí los iba siguiendo. Ellos no miraban hacia adelante, miraban hacia atrás. El vago tenía una pistola y cuando se dio vuelta y lo vio a Jorge, le pegó el tiro. Yo me caí al piso y él también. Y eso fue todo”. “No dijeron nada, no pidieron nada”, añadió.

A pocos metros estaba estacionado el Fiat Siena blanco (sin chapa patente) de los ladrones y en él huyeron por Alsina hacia el Oeste.

Una ambulancia del 107 pasó por la avenida poco después de producido el encuentro. Inmediatamente llevaron a Moyano al hospital Padilla. Ingresó con la herida de bala en el pecho y a la 1.30, mientras era operado, falleció.

El martes fue velado por familiares y allegados en su casa de calle Olleros, donde vivía con sus padres.

María Lizárraga, tía de Moyano y madre de Paula, no podía creer lo sucedido. “Se dieron vuelta y se encontraron con la balacera que nada tenían que ver. ¿Por qué ellos pueden andar libremente por la calle y nosotros tenemos que andar escondiéndonos? No hay derecho”, comentó.

María adelantó que la familia planea convocar a marchas en pedido de justicia por Jorge. “Esto no se va a quedar así”, condenó. “La marcha la vamos a hacer hasta que haya justicia”.

Poco se sabe hasta ahora de los asaltantes. Los allegados al comerciante pidieron reserva de su identidad porque temen represalias de los delincuentes que, creen, podrían ser de la zona. 

En un parte policial firmado por el comisario Bernadal, de la seccional 3a, se da cuenta de que “durante toda la madrugada ser realizaron recorridos por la zona de residencia de ‘un tal Mojarra’”, con personal de Infantería y Delitos Telemáticos, con resultado negativo.

(Fuente: https://www.lagaceta.com.ar)

Comentarios

Otras Noticias