DESCUBRIMIENTO

Descubrieron restos de un niño de 5.750 años de antigüedad en Mendoza

Lo encontraron en la Cuevas en el departamento de Las Heras. En 2015, encontraron en el mismo sitio el famoso “Niño de las Cuevas”, de 5.750 años de antigüedad
martes, 18 de diciembre de 2018 · 17:57

Un hallazgo inesperado realizó este lunes el equipo de investigadores del Laboratorio de Paleoecología Humana (LPEH) de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad Nacional de Cuyo. Se trata de un nuevo niño que apareció en el mismo sitio arqueológico en el que fue descubierto en el 2015 el “Niño de las Cuevas”. “Es verdaderamente impactante que en el mismo sitio hayan aparecido dos entierros”, manifestó la codirectora del equipo arqueológico, Alejandra Gasco.

Según explicaron desde la UNCuyo, los científicos trabajan en el sitio desde el 10 de diciembre, cuando llegaron al lugar a reabrir la excavación de los años anteriores. Una vez en el sitio, despejaron el área de vegetación y montaron la cuadrícula para empezar a excavar. A unos días de cerrarla y dar por terminada la campaña, "se vieron asombrados por el descubrimiento, que estaba totalmente fuera de sus predicciones", manifestaron.

“Estábamos buscando el nivel estéril de la excavación, porque ya nos encontrábamos a la misma profundidad del entierro del 2015, en el que hallamos al otro niño, cuando apareció un rasgo particular: un círculo bien definido que tenía sedimento carbonoso, muy diferente del resto de la planta, que tiene un sedimento arcilloso rojizo. Se pensó en un principio que era parte de una estructura de combustión (un fogón) y se empezó a trabajar de otra manera que en el resto de la cuadrícula de la excavación”, detalló Gasco.

Respecto de la antigüedad del nuevo infante, los investigadores estiman que podría ser contemporáneo del anterior niño (5.750 años), dada la profundidad a la que fue hallado. Además, en función del tamaño del nuevo esqueleto, se supone que sería menor que el primer “Niño de Las Cuevas”.

En estos días, uno de los miembros del equipo del LPEH, Luis Acuña, se concentra en despejar el entierro, mientras que el resto, Sol Zárate, Ines Zonana, Darío Trillas y Agustín Castillo, continúa la excavación para determinar el paquete sedimentario estéril definitivo. Posteriormente, se trasladarán los materiales hallados para su inventariado, catalogación y análisis.

En función de estos se determinará la antigüedad, procedencia y alimentación del nuevo infante a través de análisis de radiocarbono y de isótopos estables de carbono y estroncio, tarea que estará a cargo del Dr. Ramiro Barberena. Se realizarán también estudios específicos para determinar edad, género y posible causa de muerte, los cuales serán realizados por la Dra. Paula Novellino y Gabriela Da Peña, del Museo Moyano-CONICET.

En términos generales, a nivel antropológico, se analizarán también las estrategias de subsistencia y los patrones de movilidad del grupo humano que habitaba este ambiente en el pasado. También se estudiarán las interrelaciones entre distintos grupos humanos de un lado y otro de la Cordillera.

Fuente, Mdz

Galería de fotos

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia