Quién es "Nico", el asesino del quiosquero

Tiene 16 años y era buscado por la Policía desde hace dos meses por otros robos. Minutos después de asesinar al joven, quiso asaltar otro comercio y por poco mata a otra persona. Su crimen causó conmoción en la ciudad
sábado, 15 de agosto de 2015 · 22:15
Los últimos 10 días en Luján estuvieron marcados por el drama y la tragedia. Cuando por fin el agua comenzaba a bajar en las zonas más afectadas por las inundaciones, un violento hecho de inseguridad causó gran conmoción entre los habitantes y volvió a poner a la ciudad en el centro de la escena.

Durante la noche del jueves, un adolescente de 16 años, conocido como "Nico" ingresó a un locutorio ubicado a pocas cuadras de la Basílica, simuló ser un cliente y luego de unos segundos, apuntó al joven que atendía el comercio para robarlo. La víctima -identificada como Agustín Cantello (25 años foto deajo)- no opuso resistencia, pero el ladrón le disparó en el pecho y lo mató.
 


Sin conformarse con esto y sin saber que Agustín se debatía entre la vida y la muerte, "Nico" decidió seguir adelante con sus planes. Minutos después del desastre que había cometido en el Kiosco Max, se dirigió otro comercio, le apuntó a un hombre y le exigió la entrega de dinero.

La víctima, sin saber lo que le ocurrió a Cantello, se resistió, intentó desarmarlo y hasta llegó a tomar el revólver con una mano. Desesperado, el asaltante se soltó, tomó los billetes, trastabilló en la puerta, perdió parte de la plata y atinó a efectuar un disparo como lo había hecho previamente.

Como la bala no salió, corrió unos 50 metros y escapó con un cómplice que lo esperaba en una moto. En el trayecto, volvió a sacar el arma, apuntó contra un joven que quiso atraparlo y gatilló nuevamente. El arma, por fortuna, no se accionó.

El video y la familia del asesino y los antecedentes

El asesinato de Cantello quedó registrado en las cámaras seguridad del comercio y fueron dadas a conocer públicamente, lo que permitió posteriormente la captura tanto del autor del crimen como de un cómplice de 17 años que lo acompañaba en su raid delictivo. Horas después de que fuera capturado por la Policía se conocieron detalles de la vida del sospechoso y de cómo su familia fue clave para su detención.

Luego de que se viralizara el video del crimen, el abuelo del menor de 16 años vio las imágenes y reconoció a su nieto. "Estaba trabajando en la gomería y cuando me enteré me quería morir. No le encuentro explicación a lo que hizo. Es una vergüenza. Lo vimos por Internet, llamamos a la madre a la casa y le mostramos el video y le dijimos que lo mejor que podía hacer era entregarlo. Yo lo traje. Así se evitaba que se lo mate o lo anden buscando por todas parte", dijo el hombre. El cómplice también fue detenido.

Según trascendió, el ataque de "Nico" y su cómplice no fue un arrebato ni un hecho aislado. Ambos estaban en la mira de la Policía desde hace dos meses por otros hechos similares. Los detenidos son conocidos delincuentes de la zona y que ya robaron varios kioscos, agencias de quiniela y estaciones de servicio de Luján.

Según el diario local El Civismo, solía robar casi siempre vestido con una campera parecida a la que tenía la noche del jueves. En algunos casos, esa campera tenía los colores del seleccionado argentino de fútbol.

A partir de estos datos y las imágenes que quedaron registradas en algunos de los lugares robado por este individuo, la Policía solicitó orden de detención a la Fiscalía desde hacía como mínimo 20 días. Pero en sede fiscal, no hicieron lugar a la solicitud.

Respecto al cómplice, que responde al alias de "Chuky", trascendió que fue detenido en el barrio Fonavi y que se trataría de un delincuente con antecedentes, mayormente por robo de motos.


La ciudad reacciona ante la inseguridad

Menos de 24 horas después del crimen de Agustín, en Luján hubo piedrazos y balas de goma en una marcha. Hubo incidentes entre la policía y vecinos que pedían justicia cerca de la casa de uno de los detenidos.

Los manifestantes derribaron un vallado y los efectivos respondieron con balas de goma y gases lacrimógenos. A su vez, los vecinos arrojaron piedrazos contra el cordón policial. Una mujer sufrió convulsiones y debió ser trasladada por los bomberos. Un policía también resultó herido.

Testigos que aseguraron conocer a la familia de los detenidos dejaron al margen de todo al abuelo. "Es un pobre hombre que ya está cansado. Igual, tienen a toda la familia presa. Cada dos por tres se agarran a los tiros entre ellos porque enfrente viven otros parientes. Es una locura", sostuvo una vecina mientras mostraba fotos de "Nico" en su teléfono celular.

"El asesino es vecino de mi hija. Todos estuvieron presos. Una vecina me contó que no lo puede denunciar porque si no vienen y le prenden fuego la casa. Es tremendo. Se tirotean entre ellos pero va salir en dos segundos porque es menor", aportó otra mujer.

Comentarios