Merma extraordinaria

Menos uva, menos gamelas y muchos motivos indeseados

Se cosecharán 10 millones menos de gamelas según cálculos de la Dirección de Asuntos Vitivinícolas.
miércoles, 21 de marzo de 2012 · 16:51

Por Viviana Pastor
vivipastor@tiempodesanjuan.com

Son 260 millones de kilos de uva que no se cosecharán en San Juan, son unos 10 millones de gamelas menos y 10 mil camiones menos. Esto se traduce en menos trabajo para los cosechadores, locales y golondrinas, según cálculos de la Dirección de Asuntos Vitivinícolas, a cargo de Jorge Escobar. Esta merma es resultado de una conjunción histórica de factores climáticos que atentaron contra las plantas.

“La merma será grande y tendrá un  impacto muy importante en el trabajo para los cosechadores, para camiones y para quienes trabajan en las bodegas. Son menos recursos para la gente que espera la cosecha para hacer una diferencia”, destacó Escobar.

El segundo informe de pronóstico del Instituto Nacional Vitivinícola (INV) estimó que en San Juan  la producción de uva será de 526 millones de kilos, lo que significa una disminución del 33 % comparado con los 785 millones del año pasado.
Héctor Voena, vicepresidente del INV, compartió con Tiempo de San Juan el informe elaborado por los expertos del instituto que talla las razones de este 33 % menos de uva.

1-En primer lugar se ubica la Peronóspora, hongo que ataca la vid, que tuvo su brote en febrero y marzo de 2011 y repercutió en las plantas este año dejando cultivos sin hojas. Frenó la translocación (proceso celular) de reservas hacia braceros, tronco y raíz. La Peronóspora afectó la formación de las yemas de inflorecencia (gestación del fruto); y en la primavera siguiente, la brotación fue deficiente, con brotes poco vigorosos, afectando también la formación de flores y cuaje.

2-La heladas invernales hicieron lo suyo. Las heladas de -7º y -8º (en casilla meteorológica), produjo necrosis de yemas y muerte en brazos y guías en plantas sin reservas. Se vieron cultivos jóvenes con floración deficiente en primavera, daño que se acentuó en suelos secos.

3-Las heladas tardías hicieron que las yemas con punta verde, que toleran menos el frío, se necrosaran en el cono principal de la yema franca. Se dio una brotación de yemas secundarias menos fértiles con menos racimos y de pobre calidad. Se dieron racimos mal formados

4- Viento Zonda en plena floración, que afectó flores y cuaje, provocando corrimientos  y racimos con menor número de bayas (granos).

5-Una ola de calor (cuando hay temperaturas mayores a 35º durante 5 días seguidos), produjo en las plantas estrés por calor, hubo tres episodios (de 5 días cada uno) a fines de 2011 y principios de 2012. Este calor excesivo afectó la fotosíntesis, el crecimiento del grano, la acumulación de azúcar y produjo desvíos de azúcar para la respiración de la planta.

6-El déficit hídrico, la falta adecuada de riego en algunas zonas afectó la fisiología de toda la planta, potenciando el daño causado por el estrés térmico.

7-Granizo caído en zonas productivas de Caucete, 25 de Mayo, Sarmiento y 9 de Julio, provocando un daño estimado en 40 millones de kilos.

Todo esto se traduce a que, en los sectores más afectados, los racimos no pesan lo que normalmente pesan, los tachos de uva no pesan 20 kilos, el ecobajo de los racimos ralos (el esqueleto del racimo) adquiere un nuevo peso relativo, la uva está, se ve, pero no pesa.
La situación es tan inusual que el presidente del INV, Guillermo García, dijo que “debido a que la situación en que nos encontramos, la debemos calificar como grave, vamos a realizar una tercera salida para evaluar la producción alrededor de la segunda quincena de marzo”. Esto, cuando siempre el instituto ha realizado sólo dos pronósticos, uno en diciembre y otro en febrero.

Merma general

La merma para todo el país, según el INV, será del 22 %, unos 2.246 millones de kilos de uva, cuando en 2011 fueron 2.874 millones de kilos, es decir que se dejan de cosechar unos 600 millones de kilos.
En Mendoza, la principal productora, el granizo afectó los departamentos de Junín, Santa Rosa, Maipú, Rivadavia, San Martín y San Rafael, con distintos grados de intensidad.
En los departamentos del Este de la provincia se constató menor producción en variedades rosadas y, en menor medida blancas, que se manifiesta en menor tamaño y número de granos en los racimos. También se verificaron brotes de Botrytis que de mantenerse las condiciones de alta humedad ambiental, podrían afectar más a la vendimia.


Precios y mostos
Sobre mostos y vinos todavía no hay cálculos, pero el impacto en volumen también será importante. Por los datos parciales de la cosecha se sabe que San Juan cumple con el porcentaje a mosto y creen que superará el 50 %. “El precio está respondiendo bien, hay competencia de las bodegas por las uvas blancas, todas las quieren”, dijo el ingeniero.
Agregó que la parte positiva de esta merma es que ayudará a sincerar el mercado. “Creo que ahora vamos a tener un stock razonable y el mercado se acomodará solo”, dijo.

 

Comentarios