Primer Juzgado Correccional

Empresario sanjuanino condenado por violencia de género, otra vez a juicio por agresivo

Ya tiene una condena por violencia de género. Ahora está acusado de siete hechos, entre ellos daños, amenazas y desobediencia de una orden judicial.
miércoles, 1 de julio de 2020 · 21:27

El empresario sanjuanino Diego Luis Uñates, condenado por violencia de género el año pasado, comenzó a ser juzgado otra vez en tribunales por su irascible conducta. Actualmente está preso en el penal y puede pasar un tiempo más entre rejas si lo condenan por los siete hechos de violencia y desobediencia judicial cometidos desde 2016.

La primera audiencia se realizó esta mañana en el Primer Juzgado Correccional, pero solo para escuchar el testimonio de la ex pareja de Uñates, la víctima. Esto porque la mujer va a ser mamá y no podrá estar presente cuando comience formalmente el debate, el próximo martes.

El juicio es presidido por el juez Ramón Alberto Caballero e interviene la fiscal Claudia Salica. Diego Luis Uñates está acusado de desobediencia judicial, por violar las prohibiciones de acercamiento a su ex concubina y sus hijos; también por el delito de daño en perjuicio de la pareja de la mujer y por amenazar al abogado que la representaba. En total, tendrá que responder por siete hechos.

Uñates es un empresario de la noche, que supo tener un conocido bar de calle Entre Ríos. Fuentes judiciales señalaron que tiene antecedentes por violento, pero además, lo califican de peligroso. Es más, existía una orden de internación para él en un neuropsiquiátrico, ordenada por un juzgado de familia y que nunca se ejecutó, expresó un funcionario.

Él se encuentra preso por desobedecer en forma reiteradas a las órdenes judiciales. Por otro lado, el 28 de marzo de 2019 fue condenado por el delito de lesiones leves agravadas por el vínculo. Fue por haber tomado a golpes a otra de sus parejas, el 5 de noviembre de 2016.  Aquella vez recibió la pena de 1 año y 6 meses de prisión condicional en el Primer Juzgado Correccional, allí mismo donde ahora es sometido a juicio nuevamente.

Comentarios