En la Sala II de tribunales

Condenan a ingeniero sanjuanino por las golpizas a su ex pareja

Le dieron 3 años de prisión y en estos días puede recuperar la libertad. Lo acusaban de agredir y amenazar a la mujer y de violar una restricción judicial para acercarse a ella.
miércoles, 21 de agosto de 2019 · 23:29

Un ingeniero sanjuanino fue condenado a 3 años de cárcel por las golpizas y amenazas contra su ex pareja y por violar la orden judicial que le prohibía acercarse a ella. El castigo pudo ser más duro, pero el profesional junto a su abogado defensor acordaron abreviar el juicio en la Sala II de la Cámara en lo Penal y Correccional y así consiguió una pena que en estos días le permitirá recuperar la libertad.

Es un típico caso de violencia de género que tiene como protagonista al ingeniero electromecánico Ricardo Alfredo Berardi, de 55 años, quien está preso desde el año pasado por sus reiteradas agresiones contra esa mujer que era su pareja, revelaron fuentes judiciales. Su abogado defensor, Gustavo De la Fuente, señaló que todavía sigue detenido hasta que no quede firme la sentencia del juez Ernesto Kerman. Como le dieron un castigo de 3 años, la pena es un suspenso y por tanto sería inminente su liberación.

Los hechos que le atribuyen a Berardi comenzaron la noche del 19 de julio de 2017. En ese entonces, supuestamente, ya estaba separado de esa mujer -no se identifica para preservarla- de 43 años. Ese día, el ingeniero la llamó y le pidió que viniese a su casa en Rivadavia. Ella concurrió y luego de dialogar se quedó a pasar la noche ahí, pero en horas de la madrugada del 20 de julio  Berardi se levantó y le dijo: “tenés olor a sexo”, según la denuncia. Después empezó a golpearla en todo el cuerpo. No conforme con eso, la dejó encerrada en la casa y se marchó. Pasado unos minutos, la víctima llamó al 911 y consiguió que unos policías la auxiliaran. Esos uniformados vieron el estado deplorable en que se encontraba la mujer y también observaron la cama llena de sangre, según el expediente.

La víctima denunció a Berardi y consiguió que la justicia le prohibiera acercarse a ella, pero esté no escarmentó. El 29 de noviembre de 2017, el ingeniero se metió a la fuerza al departamento de la mujer en Santa Lucía y le pidió que retirara la denuncia e hiciera las gestiones para dejar sin efecto la perimetral. Ella le contestó que no lo iba hacer y la respuesta fue otra vez la violencia. Según la acusación, el profesional la agarró a golpes, la tomó del cabello y del cuello mientras que le gritó: "te voy a matar. Voy a mandar a alguien para que te mate". Un vecino escuchó y vio la agresión, de modo que llamó a la Policía y el ingeniero se dio a la fuga.

El 5 de agosto de 2018, el profesional volvió a arremeter contra su ex pareja pese a que existía una orden judicial que le impedía acercarse a ella. Ese día la mujer estaba junto a su hija  en la vereda de la casa de su madre en calle Caseros, en Capital, y el ingeniero apareció de repente en su auto y prácticamente se lo tiró encima, aunque no llegó a lastimarla, según denunció la mujer, señalaron fuentes judiciales.

Eso fue lo último que hizo, dado que lo detuvieron y no salió más. La jueza Silvina Rosso de Balanza luego lo procesó con prisión preventiva por delitos de lesiones leves, agravadas por el vínculo -dos hechos-, amenazas simples y desobediencia a una orden judicial, todo ello en concurso real, informaron fuentes judiciales. Esta semana, Ricardo Alfredo Barardi acordó un juicio abreviado y consiguió que le dieran 3 años de prisión por todos esos delitos.

Comentarios