crímenes similares

Tras el batacazo de la Justicia con el fallo a Andrada: la asesina de Turcumán, ¿quedaría libre?

La legítima defensa en el homicidio sería la clave, si Casación revisa la sentencia y la pena que el Tribunal impuso sobre Claudia Moya quedaría sin efecto.
jueves, 2 de mayo de 2019 · 10:16

Dos crímenes similares en San Juan, que tuvo a dos mujeres como las asesinas de sus maridos, obtuvieron penas diferentes por determinación de la Justicia y ahora la Cámara de Casación podría equiparar las condenas después de que un Tribunal le diera peso al recurso de legítima defensa. Los casos corresponden a las homicidas Claudia Moya y Guadalupe Andrada, quienes mataron en contextos similares pero sus penas difieren en 10 años.    

El batacazo ocurrió la semana pasada, cuando el Tribunal integrado por Juan Carlos Caballero Vidal (hijo), Silvia Peña Sanso de Ruiz y Raúl Iglesias, de la Sala I de la Cámara Penal, condenó a 5 años de prisión a Andrada después de que la Fiscalía solicitara 20 años y la querella reclusión perpetua, por considerar que la mujer era víctima de violencia de género y actuó en defensa propia.

Ante esto, la resolución judicial del caso de Moya podría correr con el mismo destino -en cuanto a la consideración- si la Corte así lo cree conveniente, sostuvieron altas fuentes. 

Juan Pablo Ojeda y Guadalupe Andrada, el asesinado y la homicida 

Con el fallo bajo el análisis del tribunal superior, tras darle admisión en su despacho, la condena que hoy cumple Moya podría quedar sin efecto tras ser absuelta por un homicidio cometido en legítima defensa. No obstante, se trata de especulaciones cuyo caso recién tendrá resolución en al menos un año, indicaron fuentes judiciales. 

Es que en agosto de 2018, el Tribunal de la Sala III compuesto por Ernesto Kerman, Eugenio Barbera y Maximiliano Blejman sentenció a la homicida de Alfredo Turcumán a 15 años y su abogado defensor Carlos Reiloba apeló el fallo y, en su recurso elevado a la instancia superior, solicitó que se aplique la perspectiva de género.

Durante el juicio, se demostró que cuando estaba embarazada era golpeada por Turcumán y, por ello, el ataque con el cuchillo se originó en una de esas peleas. 

Alfredo Turcumán y Claudia Moya, víctima y victimario respectivamente

Para aquella oportunidad, tanto la fiscalía -representada por Eduardo Mallea y Claudia Salica- como la querella -personificada con Javier Padilla- habían solicitado la pena de prisión perpetua pues sostenían que el crimen fue premeditado, calificando el delito como un homicidio agravado por el vínculo. Sin embargo, los jueces dieron lugar a los atenuantes y redujeron la pena a 15 años, pero según Reiloba, el hecho de que Moya fuera víctima de violencia de género no entró en las consideración, por lo que casó la sentencia y pidió la absolución de su defendida. 

Los fiscales en el juicio contra Moya, Mallea y Salica

En el juicio contra la asesina de Juan Pablo Ojeda (crimen ocurrido en julio de 2017), cuya resolución resultó una sorpresa para muchos, la Fiscalía -comandada por Marcela Torres- había solicitado la imputación de homicidio agravado por el vínculo y debería ser modificada a homicidio atenuado por circunstancias extraordinarias. Sin embargo, los magistrados resolvieron que la mujer lo mató en un contexto de hartazgo de violencia de género. 

 

 

 

 

 

  

Comentarios