Exclusivo

Detrás del rastro del misterioso violador de la nena discapacitada que abortó

Tiempo de San Juan fue hasta la finca donde habrían ocurrido las violaciones a la pequeña de 14 años con discapacidad, a la que le practicaron un aborto.
jueves, 13 de septiembre de 2018 · 18:07

Diario Tiempo de San Juan llegó hasta la finca donde habrían ocurrido las violaciones contra la menor con discapacidad que quedó embarazada y luego le practicaron un aborto, por disposición de Salud Pública, y allí los lugareños dijeron saber poco del detenido acusado por el aberrante delito, aunque algunos aseguraron que el sujeto convivía con la familia de la presunta víctima. 

La finca está ubicada en la zona este de Médano de Oro, en Rawson, y es identificada con un apellido de origen español (al cual no se hace referencia para preservar la identidad de la menor). En esas tierras, según pudo saber este medio, Marcelo Villalobos, de 32 años y oriundo de Bolivia, era casero del lugar junto al padre de la niña violada y su familia. 

Solo, sin hijos o mujer, los vecinos de esa finca no conocen mucho de la vida de Villalobos ya que el boliviano vive en ese lugar -según señalaron- hace menos de un año y por ello poco saben de él. Lo que sí confirmaron fue que tanto el acusado como el padre de la víctima trabajan en el campo como jornaleros, colmaban los camiones con tomates y demás actividades propias de esas fincas.

La misma gente del lugar contó que en el último tiempo resulta habitual la presencia de extranjeros, sobre todo bolivianos, en épocas de cosecha, por lo que su presencia hasta el momento había pasado desapercibida. 

Según las fuentes consultadas, los abusos por parte del boliviano se sucedieron más de una vez y se presume que tenían lugar cuando los padres de la nena salían de la vivienda a hacer alguna actividad y quedaban solos. Villalobos aprovechaba esos momentos para violar de la menor y el aberrante hecho salió a la luz después de que la nena de 14 años quedara embarazada.

Acorde a los datos que aportaron fuentes calificadas, el médico legista que revisó a la niña con retraso madurativo de una nena de 3 años constató que no existían evidencias físicas de violencia sexual, daños en la vagina o cualquier signo que demostrara un exceso de fuerza. Incluso, evidenció que la menor tenía una sus partes íntimas de una persona con actividad sexual de larga data. 

Tal y como lo adelantó este diario, una prueba de ADN confirmó que el jornalero había abusado de la menor que quedó embarazada tras cotejar los datos, lo que lo complicó todavía más. 

  

 

4
9

Comentarios