miércoles 3 de agosto 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Tiempo de San Juan. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Opinión

Rawson, terreno pantanoso... y decisivo

Arde a nivel político. Motivos: El oficialismo juega una estrategia de buscar caras diferentes, la oposición tiene un par de cartas guardadas para generar un shock. Delicias del juego cruzado.

Por Sebastián Saharrea 30 de julio de 2022 - 13:00

Es doble el botín político de Rawson. Por un lado, la intendencia, nada depreciable. Por el otro, la estela que dejará en la definición del premio mayor que es el gobierno provincial.

A nadie escapa una realidad insoslayable. Si en este populoso departamento –el más numeroso en cantidad de votos junto a Capital- el oficialismo no saca una buena diferencia, verá seriamente comprometidas sus chances en la general. ¿De cuánto debería ser esa diferencia? No hay un libro de álgebra aplicada a la política, sí están los usos y costumbres: las elecciones pasadas revelan que si no hay una luz de 20 puntos, la general puede convertirse en una odisea.

En especial para elecciones como las que se vienen. En las que el Eje Libertador (como se denomina a la enumeración de departamentos del Gran San Juan de Este a Oeste, Santa Lucía, Capital y Rivadavia) no aparece favorable al oficialismo provincial, y no quedará otra que apostar a la diferencia en terreno propio, como es Rawson, Chimbas y Pocito.

Por el lado del antecedente, en la última elección, la de noviembre pasado para diputados nacionales, la diferencia en Rawson fue de menos de 5. Claro que con una elección nacional y no provincial y mucho menos municipal. También con la presunción de que desde ese momento hasta ahora las cosas parecen haber empeorado, antes que ir para mejor.

Por el lado del arrastre, hacer notar que el sistema de la boleta tolera un corte de entre el 5 y el 10%, por lo que resulta inevitable que la o las fórmulas a intendente terminen arrastrando de manera decisiva a la del gobierno provincial. Para bien o para mal.

A un año vista de la fecha (presumible, ante la indefinición) y frente a un sistema electoral que podría permitir varias apuestas a la vez (nuevamente, presumible ante la indefinición), las escuderías principales lanzan ensayos y exploraciones, variaciones de su libreto original. En ambos casos, apostando al premio doble: no sólo la intendencia sino su gravitación en la general.

589-rawson-a.jpg

Empezando por el principio, el oficialismo dispone de un seleccionado de figuras -ninguna descollante- y varios emergentes que corren todos por separado y apuestan a unirse por arte de magia o por designio del sistema (Paso, lemas, etc.). Con primera mención para el intendente, Rubén García, huérfano político al que también le viene costando la gestión, pero ya ha mostrado sus ganas de seguir.

Lo de huérfano va por orden de la temprana ruptura de su espacio de pertenencia: García fue secretario de Obras de Juan Carlos Gioja y llegó al cargo ganando una interna con el giojismo de sponsor, sector con el que rompió por motivos personales y políticos. El uñaquismo lo recibe con aprecio, pero allí no está solo: el sector del gobernador maneja otras marcas, además de sostener al intendente.

Tampoco está la fortaleza de García en una gestión potente. Sufrió como pocos la pandemia y la soledad, padeció a su segundo en el cargo cuando debió ser internado y en su ausencia Salvadó aumentó salarios a troche y moche. Lo golpeó el conflicto con el gremio en el flanco que más duele, los residuos en la calle. Y su química con los empleados no es buena: esta semana, se entretuvieron pasando una foto suya presuntamente de vacaciones en Las Leñas.

Ni muy cerca suyo ni muy lejos aparecen otros dirigentes del oficialismo provincial mirando con cariño el sillón que hoy ocupa García. Primera mención para Pablo García Nieto, muy cercano a Uñac que perdió aquella interna pero no archivó ni un milímetro sus expectativas.

Aunque las cartas del uñaquismo no se limitan a él. Figura también el líder departamental de la Junta, un joven Marcos Andino, o dos dirigentes que le aportan cuerpo y estrategia al gobernador: Carlos Munizaga, actual secretario de Seguridad y ex postulante en Rawson, o el mismísimo Mauricio Ibarra, ex intendente y uno de los dirigentes a quien más escucha el propio Uñac.

Munizaga e Ibarra pertenecen al mismo espacio y parecieron anotarse en la carrera al mismo tiempo, lo que despertó intriga sobre la movida. Pero no hay diferencias entre ellos, operan en tándem y tienen claro: si va Ibarra, no va Munizaga. Y viceversa. Siempre que haya agua en la pileta, lógico.

El giojismo es también otro anotado seguro en la carrera, habrá que ver con quién. Una fija sería Juan Carlos, aunque el diputado no parece con muchas ganas. Igual, responde a la tropa y saldrá al frente si hace falta y es el señalado. Pero en ese terreno, todos parecen señalar a una mujer, hasta ahora indefinida.

Si es que no se decide a subir al cuadrilátero el propio José Luis: sería una carta que ni el uñaquismo discutiría, sino por el contrario. Todos saben que es quien mejor resultado garantiza, lo que no sólo podría ser una solución para el departamento sino para la interna provincial del PJ. De allí a que ocurra, un campo de diferencia. O una estancia.

Para completar el álbum, se suman otras figuras. Como el sector de Eduardo Camus, rama del giojismo y afincado en el peronismo más kirchnerista que acaba de salir a las patadas de la administración de García. Pese a que por ahora no rankean a nivel cuantitativo, parecen ser los únicos que aportan otro color al abanico peronista de Rawson: jóvenes, universitarios y afincados en movimientos sociales como el de Grabois. Una fuente de votos para no despreciar, más aún si la cuenta es finita.

En la vereda de enfrente, en Juntos para el Cambio, miran a Rawson cada día con más cariño. Por aquel doble motivo: conquistar la intendencia, bloquear al oficialismo el derrame provincial en territorio propio. Quedaron más cerca que nunca en la última, sin candidato visible. Ahora el asunto es con quién afrontar el asalto.

De los socios del frente, ninguno tiene candidatos potentes. El PRO jugó con Jimena Martinazzo, hoy fuera de las apuestas. Su carta principal es la concejal Verónica Benedetto, que acarrea en el debe su escaso conocimiento y en el haber su capacidad de proyección. Para no despreciar. El basualdismo hará jugar seguramente a Daniel Achem, ex funcionario de Ibarra. Y Actuar o el bloquismo disidente y la UCR no tienen postulantes fuertes.

Se abre ahí una bifurcación de avenidas, aún sin resolución: o apuestan por alguno de ellos con chances pero sin garantías, o aplican una terapia de shock para apostar todo a ganador. Ya hay dos estrategias en este último sentido que esperan en boxes el momento de definición.

¿Cuáles serían? La primera, dejar abierta la puerta para los calientes de enfrente. Es decir, esperar que se salde la interna peronista y pasar luego con la ambulancia recogiendo heridos, seguro que quedarán varios de alto nivel de conocimiento vacantes y con ganas de revancha.

La segunda, importar a Rawson algún dirigente potente de otras latitudes u otro rango. Alguno con alto nivel de conocimiento que no necesite demasiado para ser instalado, sin hacer nombres para no afectar a nadie pero de los que abundan en JxC.

Hay quienes se resisten a una operación como esa para no ponerse colorados. No deberían. Están los numerosos casos de pases de distrito sin que sea un asunto para el elector en el propio espacio nacional: Santilli, de funcionario de Larreta a candidato a gobernador bonaerense, o María Eugenia Vidal, de gobernadora de Bs As a diputada por Capital, o Jorge Macri, de intendente de Vicente López a posible sucesor del propio Larreta en Capital. También en el peronismo: el intendente de Córdoba capital, Martín Llallora, fue antes intendente de otra ciudad importante como San Francisco. Tarea para la casa.

Tiempo de San Juan

Suplementos

Contenido especial

Dejá tu comentario

Las Más Leídas

Conocé a la abogada sanjuanina que firmó contrato con Netflix
una mujer dio una identidad falsa al ser detenida para evitar que se conociera su prontuario.
Ataque aislado a un supermercado en Rawson: tiraron una molotov y se fugaron
Sensible descenso de la temperatura en San Juan para este miércoles
Adriana Aguirre sale con un trapero 45 años menor: quién es Paco Amoroso video

Te Puede Interesar