Madre e hija emprendedoras

Prendas con historia: conocé la primera tienda vintage que es furor en San Juan

Cuba Lalá es la única tienda vintage que muestra la moda desde otra perspectiva en nuestra provincia. En el mes de mamá, te contamos la historia de una familia emprendedora que descubrió el amor por la moda sustentable en plena cuarentena.
domingo, 11 de octubre de 2020 · 10:59

La llegada de la pandemia a nuestro país puso en jaque muchas ideas y conceptos personales, sobre todo, si se trata de moda, consumo y estilo. Este fue el caso particular de madre e hija que se propusieron descubrir la moda desde otra óptica y así compartirlo con la comunidad.


Se trata de Cuba Lalá, la primera tienda vintage de nuestra provincia, que, apuesta al consumo de la moda de una manera sustentable, cuidada y con un estilo único que caracterizan las prendas de antaño.

Esta idea surgió a principios de la pandemia, en el living de la casa de Carolina Saidel y Lucía Pastor, madre e hija respectivamente, a partir del amor por las prendas de calidad, la reutilización de las mismas y sobre todo la visión de compartir las historias vividas con ellas.


Este emprendimiento familiar nace del deseo de sus creadoras por compartir su vestidor, encontrándoles un buen destino ya que, según ellas mismas definen, junto con cada una de las prendas comparten una parte de sus corazones y sus lindas historias.

La cuarentena obligatoria le propuso un desafío extra a la familia, ya que su trabajo principal forma parte del rubro de las agencias de viajes, (uno de los sectores más afectados por las restricciones en plena pandemia), pero esto fue el detonante de una explosión de ideas para Caro y Lucía que apostaron por este novedoso emprendimiento.

Lucía Pastoy y Carolina Saidel, propietarias de Cuba Lalá

En un inicio invadieron con prendas propias cada rincón de su hogar y luego por una cuestión de espacio se desplazaron al quincho, transformándolo por completo en el espacio ideal para poder mostrar las prendas de mejor manera, aprovechando las distintas flexibilizaciones y coincidiendo con los protocolos correspondientes.


Lo que comenzó con la apertura del guardarropa de Carolina y Lucía, se extendió a su grupo de amigas, quienes se sumaron aportando también con su ropa, accesorios y calzado a este emprendimiento que creció a pasos agigantados.

El concepto de este pequeño emprendimiento es una visión que redescubre la moda, acercando prendas de gran calidad, incluso algunas sin uso, a quienes prefieran utilizar prendas llenas de historia.

El lugar repleto de “tesoros” al alcance de la mano, anima a quienes asistan (con cita previa) a descubrir el espacio por completo, dejandosé así sorprender por todo lo que puedan encontrar.

Desde un vestido de novia antiguo, a carteras y accesorios de diseño, pasando por grandes marcas y estilos internacionales, los “tesoros”  se lucen en un espacio acogedor y cálido, preparado especialmente para vivir la experiencia de comprar historias.

Alejadas de la idea de las famosas “ferias americanas”, esta tienda vintage propone distinguirse por su estilo particular y rigurosamente cuidado, ofreciendo a sus clientas un look completo de pies a cabeza con piezas seleccionadas y etiquetadas con plena atención en cada detalle.

Las propietarias revisan, catalogan y etiquetan cada prenda en particular, eligiendo aquello que va con el estilo de la tienda. Cabe destacar que todo aquello que no concuerda con el estilo, consensuado con las dueñas originales de la ropa, se selecciona aparte y se dona a aquellos que más lo necesitan.

Este fin solidario se desprende de esta ingeniosa idea, pero no es lo único con lo que contribuyen a la comunidad. También plantean, por primera vez entre las sanjuaninas, la idea del reciclaje y la compra consiente de prendas, que la industria de la moda tanto debilita con el consumo “Fast Fashion” que todas las marcas incentivan.

Los precios accesibles de cada pieza también son una de las premisas estas dos emprendedoras, ya que la idea es acercar a sus clientas y amigas prendas únicas e impecables  como parte de la experiencia de consumo del estilo “vintage” que tanto da que hablar alrededor de las grandes ciudades del mundo.


Para poder conocer este nuevo espacio  pasá por el Instagram de Cuba Lalá.

Comentarios