Belleza

¿Cambios en el pelo?: descubrí cuál es la apuesta para el verano

Algunas recomendaciones de estilistas expertos sobre la tendencia que se viene.
lunes, 03 de diciembre de 2018 · 12:00

Que las argentinas tenemos una fascinación especial por los (pelos) rubios, no es ninguna novedad. Aunque, con las variantes y tendencias que surgen cada temporada.

Y cada verano la balanza se inclina por aquellas opciones que van mejor con la piel bronceada y los colores vibrantes de la ropa de estación.

Este año no habrá excepciones a esta regla. "Seguiremos apreciando los rubios, ya que son los más elegidos por las mujeres de nuestro país y continúan como tendencia”, sintetiza Martín Monthelier, técnico de Alfaparf Alta Moda.

Para las más fieles a este estilo, “las variantes fría -o sea, los perlados, cenizas, manteca y los que comúnmente se conocen como Icy- serán la apuesta. Lo sorprendente es que esto está un poco a contramano de las pasarelas internacionales y los looks de las actrices de Hollywood y acá sigue como una propuesta fuerte”, distingue Jacob Oliveras, jefe de educación de las marcas Matrix y Biolage Argentina.

Mientras que la alternativa renovada son “aquellos tonos más naturales, inspirados en el look de las parisinas y que combinan elegancia y sofisticación”. También tendrá su bienvenida la paleta dorada, “que resulta ideal para las mujeres de tez cálida o con la piel bronceada”, agrega Monthelier.

Tintura personalizada

Para dar con la versión justa para cada una, hay que tener en cuenta el color de piel y las facciones. “Los colores fríos (cenizas, beiges, platinados y grises) quedan mejor en las pieles más blancas, rosadas y con las venas azuladas y los cálidos (dorados, caramelo y miel) se adaptan mejor a las mujeres con tendencia al bronceado o el cutis durazno y con venas más verdosas”, detalla Oscar Fernández Roho, director creativo de Roho Hair Boutique.

En cada caso, también “se buscará armonizar los rasgos y generar el contraste más favorecedor”, explica Monthelier.

Matices a la carta

Las combinaciones pueden ser infinitas. “Desde los efectos como el ya instalado balayage -que consiste en iluminar la cabellera con la disparidad de las mechas, logrando más armonía y naturalidad- hasta el shadow roots -que profundiza las raíces en tonos más oscuros y el resto del pelo rubio en tonalidades beige, doradas o full platinado”, sugiere Fernández Roho.

Las opciones de vanguardia: “alternar los rubios con mechas fantasías en rosado, durazno y lila. El rosa viejo y el coral, los hits de la temporada”, agrega Fernández Roho.

Alto mantenimiento

No hay que olvidar que este tipo de propuestas requiere de una atención minuciosa.

Entonces, “si decidiste pasarte a estos tonos, es bueno considerar hacer una inversión en productos de mantenimiento”, aconseja Jacob Oliveras.

Las líneas de productos especiales para cabellos con color se convertirán en aliadas indispensables. Además, en verano, conviene elegir cremas de peinado y acondicionados con filtros UV.

Otro punto imposible de pasar por alto es que “los rubios pueden volverse amarillentos, producto de la constante exposición al sol, la sal marina y el cloro de las piletas. En este caso, recomendamos opciones que estén formuladas para combatir los pigmentos amarillos indeseados y que aporten keratina, que es la proteína del cabello”, concluye Monthelier.

 

(Fuente: Los Andes)

Comentarios