A renovar el placard

Fórmulas para armar combinaciones de colores más originales

Leé las estrategias de los expertos en imagen para armar equipos armoniosos y menos previsibles.
jueves, 16 de marzo de 2017 · 11:04

Nueva temporada y un desafío repetido: tratar de maximizar los equipos que tenemos en el placar, combinar las prendas de temporada con las de años anteriores y, sobre todo, lograr conjuntos que nos favorezcan y generen un buen impacto.

Para lograrlo, una de las claves es tener en cuenta combinaciones de colores armoniosas y que sorprendan. Porque más allá de las asociaciones típicas, existe una infinidad de alternativas menos vistas y recomendadas.

El primer paso descubrir cuáles son los colores neutros propios. Se trata de aquellos tonos fácilmente combinables con el resto y que funcionan como un pilar para armar nuevas combinaciones de prendas. Son intermedios: ni muy oscuros ni muy claros y, general, no son brillantes. Algunos ejemplos: el bizón, los grises, los azules, los verdes seco, el tiza, el beige y el color zuela. El blanco y el negro no entran dentro de este grupo porque no combinan con todos los demás colores.

Aunque hay tests que permiten evaluar cuáles son las opciones para cada una, hay algunas pautas básicas fáciles de poner en práctica. Si tenés el pelo morocho y la piel mate, podés aprovechar los tonos vibrantes y oscuros. Mientras que a las más pálidas la gama de los pasteles y claros les quedará mejor. La idea, en definitiva, es que no sean demasiado contrastantes con el pelo y la piel.

A partir de ahí podrán armarse diferentes conjuntos, a partir de distintas fórmulas.

- Combinar uno o dos tonos neutros y uno intenso. Por ejemplo, se puede usar un pantalón beige y una remera tiza y agregar un detalle de color con un tono brillante o saturado, de acuerdo a la paleta personal. Para algunas la opción puede ser un fucsia; para otras, naranja o verde esmeralda o algún lila.

Renová tus looks: fórmulas para armar combinaciones de colores más originales

Colores personales/Istock

- Elegir colores opuestos. Para hacerlo de manera armoniosa, se debe lograr un balance entre la claridad y la oscuridad; y la brillantez y la opacidad. Algunas posibilidades: óxido + verde grisáceo claro; maíz más lila o azul oscuro.

- Buscar una gama similar. Permite armar una armonía monocromática, que también es muy elegante. Puede ser una prenda azul jean con otra azul noche; o jugar con las opciones del hueso, tiza y manteca.

- Intercalar distintas texturas. Es otra forma de realzar un conjunto. Se puede llevar una prenda con brillos o satinada (de seda, satén o metalizada) con otra opaca (de lana, jean o gamuza). Si hablamos de brillo, nada mejor que combinar un metalizado con una tela opaca en su mismo color (plateado con gris, cobre con óxido o dorado con amarillo).

Renová tus looks: fórmulas para armar combinaciones de colores más originales

Colores personales/Istock

- Dosificar los tonos de moda. En los últimos desfiles, abundaron especialmente prendas en lacre y óxido en todas sus versiones. Una sugerencia es llevarlos en pequeñas dosis (pañuelos, cinturones, zapatos o solo en una prenda). De esta forma será más fácil combinarlos con el resto de nuestro guardarropas. Además, con menos recursos podremos lucir actuales y a la moda. 

(Fuente: Entre Mujeres.Clarín)