Hormonas que vuelven locas a las mujeres

Marcan el ritmo femenino desde la pubertad hasta la menopausia. Son química pura. Tenerlas en desequilibrio pone en riesgo el estado de ánimo.
miércoles, 23 de septiembre de 2015 · 10:51
Las hormonas marcan el ritmo de la mujer. Su dinámica y funcionalidad en la vida, desde la pubertad, atravesando por la maternidad, hasta la menopausia. Marcan el estado de ánimo y el deseo sexual, entre otras cosas.

"Estimular todos los genes que van a activar las glándulas de la hormonalidad hará que las mujeres se vean bellas y estén en armonía. Pero para ello se requiere de disciplina y la alimentación juega un papel importante", dijo a Infobae el médico Rubén Muhlberger, especialista en anti aging y endocrinología.

El hecho de que exista un desorden puede alterar conducta y generar cambios en el cuerpo. La importancia de estar equilibrio.

Hormonas, en la mira

Estrógenos

Es una de las principales hormonas de la mujer. Regulan la actividad del aparato genital, favorecen la flexibilidad de los capilares, la resistencia de los huesos y previenen determinados problemas respiratorios.

¿Qué pasa si están bajos los niveles? Hay nerviosismo, ansiedad, dolores musculares, calores y molestias premenstruales.

Cortisol

Regula el estrés, activando la producción de adrenalina.

¿Qué pasa si suben los niveles? Puede aparecer nerviosismo, ansiedad y taquicardias. Si son muy bajos, cansancio, desánimo y disminución de la masa muscular.

Progesterona

Interviene en el ciclo menstrual y en la actividad del aparato genital. Su falta puede generar hinchazón y retención de líquido..

Testosterona

Es responsable de aumentar el deseo sexual en la mujer. Favorece la autoestima y ayuda a que el cuerpo retenga menos grasa y la elimine mejor.

¿Qué pasa si suben los niveles? Puede generar agresividad e irritabilidad; y en caso de tenerlos bajos, pérdida de deseo sexual.

Oxitocina

Es la hormona relacionada con el amor. Está relacionada también con el deseo y grado de placer en las relaciones sexuales y el embarazo.

DHEA

Se la conoce como la hormona de la juventud. Aumenta la resistencia del cuerpo ante la fatiga y mejora la elasticidad de músculos y piel.

Tiroideas

Regulan el metabolismo y la forma en que el cuerpo quema las calorías de los alimentos. Cuando baja su cantidad (hipotiroidismo) puede aumentar el peso, y manifestarse fatiga crónica y depresión. Si es demasiado alta, pérdida de peso, problemas en los ojos, convulsiones, incapacidad para relajarse y ansiedad.

Señales de alerta

-Cambios en la piel: foliculitis, seborrea, manchas, piel opaca

-Encías inflamadas

-Pelo muy graso o muy seco, poroso

-Uñas débiles

-Dolores menstruales muy intensos

-SudoraciÓn fuerte

-Carácter irritable

"La histeria es producto de una falta de balance entre estrógeno y progesterona. La culpa la tiene el estrógeno", explicó Mühlberger.

Estos desórdenes, indicó el experto, pueden deberse a diversos factores, como la toma de anticonceptivos por ejemplo, pero lo importante es detectarlos a tiempo.

"Si es en la adolescencia, mejor. Un buen médico debe observar los cambios de niña y adolescente a mujer porque ya se puede detectar. Si grita mucho o está muy histérica, hay algo que funciona mal. Se puede prevenir a tiempo para que esa adolescente crezca más feliz".

Haciendo un dosaje hormonal, se logrará determinar si hay deficiencias para iniciar cuanto antes un tratamiento.

(Fuente: Infobae)

Comentarios