Diseñadores de moda, y también de objetos

La diversificación de las marcas de moda se ha convertido en un fenómeno social cruzando el límite de lo meramente fashionista, dando así lugar a la creación de intervenciones nunca antes imaginadas
domingo, 01 de noviembre de 2015 · 13:11

Casi como un juego de pertenencia, identificación o fanatismo, capitalizar clientes sobre un nombre reconocido parece ser la clave. Así es como popes de la moda se animaron a incursionar en rubros nuevos, apostando a romper las barreras cuando de diseño se trata. Ralph Lauren, Louis Vuitton, Armani, Fendi, Zara, HyM son algunos de los que se animaron a más.

Los primeros en abrir la cancha a fines de los ochenta fueron Ralph Lauren y Fendi, a quienes años más tarde se les sumaría Armani. Este último creó una colección de alta gama para el hogar, que incluye muebles, lámparas y ropa de cama. Por su parte, Ralph Lauren Home fue el primero en extender su diseño hacia el mundo de la casa y la decoración.

 

Pero, sin duda, cuando de moda se trata, la marca Louis Vuitton no tiene vueltas y siempre toma la posta de manera excepcional. En la última feria de Milán presentó su colección Objetos Nómades, la cual fue creada por nueve diseñadores seleccionados por la firma. El lema fue inspirarse en destinos exóticos y viajeros ilustres. Las piezas, de edición limitada, reinventaron el "arte de viajar" y celebraron el encuentro entre el diseño de buen gusto y el ocio. El material protagónico de la colección fue el cuero, como sello indiscutido de la materia prima que utiliza la compañía de carteras, baúles y valijas fundada en 1854.

La premisa de los objetos nómades es que fueran plegables y transportables, realzando así el espíritu del propio Louis Vuitton, quien, se sabe, era fanático de reinventar el arte de viajar desde 1854

La muestra se presentó en el Palazzo Bocconi de Milán bajo la temática del viajar como estilo de vida, lo que dio origen a quince diseños originales, entre muebles plegables y accesorios. La escenografía de la exposición invocó un espíritu de jungla, potenciado por los espejos del suntuoso edificio, joya de la arquitectura del siglo XIX que ostenta enormes escaleras de mármol y detalles opulentos por doquier. Un safari de lujo invadió los salones, en donde se presentaron los diferentes objetos creados por nueve diseñadores elegidos meticulosamente por la firma para representar esta novedosa propuesta. El equipo estuvo formado por Raw Edges, Gwenaël Nicolas, Damien Langlois Meurinne, Patricia Urquiola, los hermanos Fernando y Humberto Campana, Maarten Baas, Nendo, Barber & Osgerby y Atelier Oï.

Cumpliendo al pie de la letra la consigna y de la forma más original, se destacaron la mesa y silla concertina de Raw Edges, realizadas con pétalos de cuero; una lámpara y una cama plegable idea de Gwenaël Nicolas, un diseñador francés que armó su carrera en Japón y que se inspiró en los viajes que Ernest Hemingway realizó por África para darle forma a los objetos. Además brillaron las piezas "Valet" y "Tótem floral" de Damien Langlois Meurinne; la cartera plegable y la silla swing de Urquiola, la hamaca de los Campana; la reposera de playa de Maarten Baas, junto al objeto de iluminación transportable a base de leds diseñada por Nendo; la lámpara Campana, de Barber & Osgerby, realizada en cristal de Murano con costuras en cuero, y la hamaca de Atelier Oï, que redefine el lujo en el arte de la relajación.

La inspiración en viajeros ilustres se tomó como punto de partida

Junto a la mundialmente reconocida marca de bolsos, año a año se suman nuevos emblemas de la moda, que deciden apostar a la extensión del estilo más allá del rubro netamente fashionista. Armani, por ejemplo, tiene su colección Home, la cual comercializa en más de cuarenta tiendas alrededor de todo el mundo. Pese a sus altos precios, la demanda es enorme. Uno de los hits es el Sillón Tchaikowski que se vende en alrededor de los diez mil dólares. Armani casa comenzó con el diseño de una lámpara, que hoy acompaña el logo de la firma. Actualmente, los límites fueron corriéndose y su extensión de diseño incluye propuestas estéticas tan abarcadoras como originales, que van desde piezas simples hasta la concepción de un espacio completo, como cocinas o salas de estar.

Fendi Home, por su parte, existe en el mercado desde fines de los ochenta, creando muebles y objetos bajo el sello indiscutible de su diseño italiano. Marc Jacobs también se animó en 2003, sacando una pequeña línea para el hogar, con pocos ítems.

Bajando algunos escalones, pero no por ello de menor originalidad, HyM y Zara apuestan también a la incursión del diseño textil en sus líneas Home, sin aventurarse aún al diseño mobiliario. La apuesta de Zara llegó al mercado en 2003 en Zaragoza, España, y se especializó en decoración para la casa. El 70% de sus productos son textiles, completando la propuesta con algunos objetos más simples. Sus líneas, tales como las de moda, son: contemporánea, clásica, étnica y línea blanca.

Reconocimiento es sinónimo de extensión de la marca y hacia allá parecen dirigirse una vez más los grandes líderes de la moda mundial. Cuando de diseño y creación se trata, el límite es el cielo.(Fuente: Infobae)

Comentarios