Juan Pablo Nehin

El pibe de oro

Hace días llegó de Brasil con la medalla colgada en el cuello: junto al seleccionado nacional de hipoacúsicos de fútbol se consagró campeón de los Juegos Panamericanos. Joven, luchador y de selección, como su abuelo, el joven sueña con jugar en un club grande. Por Carla Acosta.
jueves, 5 de julio de 2012 · 10:19

Por Carla Acosta
Tiempo de San Juan

Siente al fútbol como pocos. Su hipoacusia profunda bilateral nunca le impidió triunfar en el deporte que más ama y lo que se propone, lo cumple. Pasó por Boca Juniors, Argentinos y su última casa fue Sportivo Del Bono. Sin institución, integra el seleccionado argentino de sordos que hace poco se consagró en Brasil. Juan Pablo Nehin dice “si se puede” y le cuenta Tiempo de San Juan la enciclopedia de anécdotas que tiene a sus 21 años.

La semana pasada vivió su segunda competencia con la camiseta albiceleste. En los Juegos Panamericanos de Brasil, y tras ganarle 4-0 a Venezuela, el combinado se consagró campeón del torneo. Entre los campeones, está él, quién además participó de los preolímpicos en Venezuela, donde consiguió una plaza para el mundial 2012 en Hungría. Su bisabuelo, José Eduardo Nehin, el único sanjuanino que jugó un mundial con la selección Argentina, le anticipó en un momento su futuro: “Una vez le dijo a mi mama `tu hijo va a jugar en la selección”, dice el joven. Fue así, no la pifió y hoy el bisnieto la rompe en el combinado hipoacúsico.

Él lo recuerda y se emociona, dice que está orgulloso, no solo de su Eduardo Nehin sino también de representar al país. A diferencia de su tata, Juan Pablo es mediocampista, sin embargo, la celeste y blanca la lleva como propia. Contó que cuando lo llamaron pensó inmediatamente en su bisabuelo y las lágrimas no tardaron en caer. Además confiesa que el participar en la selección fue un cambio en su vida: “Yo aprendí y me metí en el mundo de los sordos. Yo era el único del equipo que hablaba y tuve que aprender el lenguaje de señas”.
 
También fue uno de los privilegiados que jugó un clásico con Brasil. Fue en junio de este año, cuando empataron y él fue expulsado. Cuenta que el partido fue difícil y suma su actitud, dice que es muy “calentón”.

A los 11 años comenzó a jugar al fútbol en las inferiores de Argentinos Juniors, de donde salió Diego Armando Maradona. Lejos de su familia, se animó a dar el gran salto, sin sentirse más ni menos que nadie por su incapacidad. El partido que más recuerda es contra Banfiel. Él estaba en el banco de suplentes y le tocó entrar en el segundo tiempo, donde marcó el gol de la victoria. Lo más lindo para el futbolista, fue que el tanto lo hizo en el día del cumpleaños de su papá David y para él, es un triunfo inolvidable.

Fanático de River Plate, dejó el bicho y se puso la casaca Xeneize, le tocó ser pasapelotas y hasta tuvo una charla íntima con Pablo Ledesma. “Fue extraordinario, estuve en la pensión de la Casa Amarilla durante un año. Conocí a Palermo, Tevez y Pablo Ledesma, quién me dijo que le diera para adelante. Además, estuve en un partido entre Boca y Vélez de pasa-pelotas y fue emocionante y sorprendente por la cantidad de gente que había”. 

Volvió a San Juan para jugar en Sportivo Desamparados y luego pasó por Chubut, para integrar la Comisión Actividades Infantiles, donde estuvo dos años. Cuenta que con la CAI vivió un momento especial. Emocionado, dice que recuerda a un gran amigo y compañero del club, Nicolás García, quien falleció en un accidente.

Juan Pablo se muestra sensible, un pibe transparente y de vibra positiva. Tras jugar en Comodoro Rivadavia, volvió a la provincia donde jugó en Sportivo Del Bono. Participó del Torneo Argentino B y en la Copa Argentina, donde enfrentó a Trinidad. Sin embargo, dejó el club porque según él “necesitan chicos con los cinco sentidos”, pero aclara que no se sintió discriminado.

Hoy se entrena de forma personal, estudia en la Universidad Católica educación física y además trabaja en la municipalidad de Rivadavia con chicos especiales. Sueña con jugar en un club grande de la Argentina y su preferido es River Plate.

Más sobre él

Apodo: Juampi y Paulino
Signo: Géminis
Comida: Asado
Libro: El condorito
Película: Comedias
Música: Los abuelos de la nada y Aventura

Comentarios

Otras Noticias