DESDE EL AKASHA

Qué es la abundancia

No existe lo mucho o lo poco, sino sólo lo que es. Por Sidi Chaouen
jueves, 3 de diciembre de 2020 · 12:52

Hablar de la abundancia no tiene que ver solamente con lo material, eso es una parte. Hablar de la abundancia es hablar de la generosidad, porque abundancia no es una medida de mucho o poco en los términos en que ustedes lo entienden. No existe lo mucho o lo poco, sólo lo que Es, mucho y poco son juicios que ustedes le asignan a las cosas, al clima, a los sentimientos, a las emociones, para describir, una actitud que algunos ya están dejando de lado: dejan de describir para empezar a sentir.

Entonces, si mucho y poco son solamente juicios, podemos desprendernos de ellos y cuando lo hacemos, somos abundantes, porque lo que hay alcanza, simplemente porque ES. Dicho de otra manera, ustedes no tienen nada y por lo tanto, nada necesitan. Desde esa observación, son abundantes; sólo que no lo saben.

¿Saben por qué sucede eso? Porque sólo miran desde lo que creen que les falta. Miran desde lo que creen que necesitan y desde ese lugar, siempre les va a faltar. La necesidad no desaparece cuando ustedes la satisfacen, desaparece cuando dejan de pensar en ella como una necesidad.

El Universo, en su perfección, es abundante. Si hicieran sus elecciones desde lo que Es, no sentirían necesidad. Por eso, la abundancia –como la necesidad- no se pueden medir: no se puede decir “me falta poco de esto”, porque si lo que sienten es que algo les falta, siempre van a ser necesitados. Y lo que encuentren en su camino, se los aseguramos, serán cosas, situaciones y personas que reafirmen esa creencia en ustedes: que son necesitados, carenciados, faltos de algo.

En cambio, si miran al Universo como lo que es, abundante y perfecto, serán abundantes y perfectos en sintonía. Les han hecho creer que la economía, una ciencia celestial y perfecta porque tiene que ver con dar, repartir, entregar, que son las acciones que a diario realiza el Universo, es una ciencia de las medidas, de la carencia, de las necesidades, de las demandas y las ofertas. Pero se los han enseñado mal. Las demandas, todas las demandas, se resumen en una: QUIERO. Y las ofertas, como ustedes las entienden, no son tales. Porque ante un QUIERO sólo hay una consecuencia posible: OBTENGO. Y les decimos OBTENGO y no TENGO, que son dos cosas diferentes, porque OBTENGO es mucho más que TENGO. OBTENGO es justamente la explicación de la abundancia. OBTENER tiene que ver con recibo y así, está más relacionado con la manera en que ustedes se paran en el Universo a tomar lo que les ofrece.

Recuerden: siempre estamos con ustedes.

Comentarios

Otras Noticias