grave denuncia

¿Qué pasó con el administrativo que fue denunciado por tener sexo dentro de un centro médico público?

El jefe del Departamento de Odontología de Salud Pública se refirió al polémico episodio que habría tenido lugar en el Instituto Cayetano Torcivia y afirmó que quien acompañaba al trabajador en la mira era una paciente.
viernes, 11 de junio de 2021 · 15:46

Después de que una paciente denunciara que un trabajador administrativo del Instituto de Odontología Cayetano Torcivia , dependiente de Salud Pública, mantenía relaciones sexuales en el interior de una oficina contigua a los consultorios, el jefe del Departamento de Odontología del Ministerio informó que el empleado denunciado fue separado momentáneamente de su puesto y actualmente está siendo investigado bajo sumario. 

El Dr. Hugo Alvo ofreció algunos detalles en torno al hecho que a primera vista supone un escándalo y explicó que, aunque lo obligaron a tomarse unos días, volvería a cumplir funciones desde el lunes próximo, siempre y cuando su desempeño no afecte el curso de la investigación interna que se ejecuta para probar si es cierto lo que se denunció. 

En ese sentido, el profesional a cargo del área odontológica aclaró que la persona que acompañaba al administrativo en la mira de las autoridades no está vinculada con Salud Pública sino que se trataría de una paciente, ajena al personal que cumple funciones en el centro médico situado por calle Rivadavia, en Capital.

"Si se comprueba que es verdad lo denunciado, la causa sería grave por una conducta de este tipo. Es por eso que se está investigando y habrá que esperar por los resultados de ello", manifestó Alvo. 

La paciente que denunció que el empleado de Salud Pública dijo que se encerró en una oficina del primer piso del edificio para mantener un encuentro íntimo con una mujer y aseguró que, como la dependencia tiene aberturas, vio y escuchó todo. Por ello, se dirigió hasta la Dirección del lugar para poner en conocimiento de lo que supuestamente atestiguó. 

"La directora (Dra. Natalia Saavedra) de inmediato subió hasta esa oficina para ver qué pasaba, pero se encontró con que ya no había nadie. Sin embargo y pese a que la denunciante no dejó por sentada la queja, procedió con el sumario y la investigación", sostuvo el profesional. 

Sobre la investigación interna que inició no destacó ningún detalle, pero adelantó que el trabajador deberá declarar para dar su versión. Dejó entrever, además, lo complejo que resultará indagar al respecto, ya que no hay cámaras de seguridad en ese sector ya que las mismas están solo en la planta baja. 

De las sanciones que puede llegar a tener el administrativo involucrado en el polémico episodio, Alvo señaló que en el peor de los casos, si se confirmara la acusación, la exoneración del cargo podría darse. Aunque nada está dicho hasta el momento y la decisión quedará en manos de los abogados del Ministerio. 

 

Comentarios