Calingasta

A los 119 años, murió la mujer más longeva de San Juan

María Castillo de Contreras (119) era chilena pero vivió toda su vida en suelo calingastino. Tenía 10 hijos, 40 nietos, 20 bisnietos y 10 tataranietos.
miércoles, 08 de mayo de 2019 · 15:52

Hace unos días se conoció la triste noticia del fallecimiento de la mujer más longeva de la provincia de San Juan. El hecho ocurrió el pasado 25 de abril en el departamento de Calingasta. Se trata de Doña María Castillo de Contreras que dejó este mundo a los 119 años de vida.

Adrián Contreras es uno de los 10 hijos que tuvo María en su segundo matrimonio. Él aportó algunos datos de cómo fueron sus comienzos de su madre en nuestra provincia.  El hombre contó que “mi mamá era chilena, vino a nuestro país a los 15 años de edad con mi abuela cruzando la cordillera en mula. Siempre nos decía que se vinieron por una crisis muy grande que hubo en ese país”.

"Mi tío fue el primero en venirse de la familia,  fueron a parar a la zona de La Lumbrera y con el tiempo se fueron asentando en donde estamos ahora en el B°de Alto de Calingasta”, agregó. 

María se dedicó toda su vida al trabajo agrario y a criar a 10 hijos que luego le dieron una familia compuesta por muchos miembros. Lo increíble fue que Doña Contreras pudo conocer y disfrutar de 4 generaciones de su familia. En detalle, los Contreras son 40 nietos, 20 bisnietos y 10 tataranietos. Toda una institución generacional.

Otro de los miembros de su familia es su nieto Martín que la recuerda con mucho cariño y amor al afirmar que “mi abuela es de esas mujeres que hacía de todo, pero hace un tiempo tuvo una caída que la dejó sin poder caminar y tuvo que utilizar silla de rueda, igual estaba muy lúcida”.

"Ella contaba las historias de su vida como si todo hubiese ocurrido ayer y si se veía una novela te la contaba casi entera, tenía una gran memoria; realmente fue una bendición tenerla con nosotros”, manifestó el joven sanjuanino.

La respuesta de como hizo Doña Castillo para llegar a los 119 años de una manera lucida es para la familia un verdadero misterio. Uno de sus hijos afirma que “ella tenía algunos problemas de salud pero su cabeza estaba intacta; siempre nos levantábamos y la ayudábamos en todo, más en este último tiempo cuando no podía ni siquiera ir al baño sola pero como te digo, podías hablar tranquilamente porque escuchaba y hablaba de todo” sostiene.

El día que falleció fue hace un poco más de una semana y  es recordado por uno de sus hijos de la siguiente manera: “Aquel día se levantó temprano, la peinamos y le dimos los remedios, al rato empezó a decir que quería un poco de aire y cuando terminó de comer pidió que la lleváramos a la cama; después no se levantó más” dice su hijo  con tristeza y agrega que “ahora no la tengo más a mi viejita pero sé que ella está bien, donde sea que esté ahora”.

El hecho de que María dejara este mundo es tomado por su familia como un acontecimiento profunda tristeza pero a la vez satisfactorio de saber que la mujer tuvo la oportunidad de conocer a 4 generaciones de su familia y compartir momentos que quedaran en los recuerdos para siempre.

 

 

Foto:  cortesía de El Sol De Calingasta 

Más de

Comentarios