seres de luz

Angeología - Por Mara

viernes, 04 de noviembre de 2011 · 19:22


Los ángeles son seres de luz que no vemos pero sí sentimos. El contacto con ellos es maravilloso y ayuda a tener una vida más plena. Para ello, se debe aprender a invocarlos. Para poder recibir sus beneficios, se debe saber que ellos llegan solamente a quienes creen en su existencia. Por esa razón se debe realizar una preparación previa, que consiste en tener la mente limpia de pensamientos negativos, tener paz consigo mismo y con los demás, amar al prójimo, llevar una vida ordenada, ser respetuoso con los demás, amar a Dios y su creación por sobre todas las cosas. Los ángeles cubren son sus beneficios a todos aquéllos que los invocan con fe y que realmente son merecedores de su luz. El pedido debe ser siempre de buenas in tenciones ya sea del que los llama o de otras personas. Existen varias legiones de ángeles y es realmente fascinante entrar en el conocimiento de su variada ayuda. Para acercarse a ellos el hombre debe prepararse desde diversos planos.

Desde el plano mental

Se debe silenciar la mente, meditar y respirar profundamente hasta lograr el equilibrio, ahuyentando los malos pensamientos (negativos). Es decir, que se debe dejar la mente vacía o con pensamientos positivos, visualizando todo lo bello de la vida.
Desde el plano físico

El hogar debe estar armonizado y en equilibrio de las fuerzas yin y yang. Realizar la limpieza del mismo bendiciendo y sahumando con incienso. Se debe encender una vela de lavanda, colocar música suave y flores en un altarcito de la casa.

Desde el plano emocional

La persona se debe predisponer con ternura y devoción para invocarlos, alejando vibraciones negativas y perdonando ofensas o agresiones. Lograr el equilibrio emocional es clave, ya que el ánimo se fortalece con una actitud de recibimiento y placer. Esa es la disposición atenta y amorosa, que se debe tener, para esperar la presencia de los ángeles.

Desde el plano espiritual

Liberada de todo lo malo, la persona se dispone a orar, elevar rezos o plegarias preparándose para la presencia de los más bellos seres de luz: los ángeles.

Existen tantos ángeles como estrellas tiene el firmamento. Hay uno para cada necesidad, como así también un Ángel de la Guarda o Custodio para cada ser humano, animal o planta. Todos recibimos su presencia en algún momento de nuestras vidas y es sencillo saber cuando lo hacen:
- Si tus plantas florecen fuera de temporada... por allí pasó un ángel o está en tu hogar.
- Si llega a tu casa alguien que estaba lejos o resentido y viene de buena onda, es que un ángel los acercó nuevamente.
-Si tus llamadores de ángeles comienzan a sonar sin que nada ni nadie los mueva... por allí pasó un ángel.
- Si estabas en una situación desesperada, accidente, robo o atentado y aparece alguien a ayudarte y luego desaparece, ése era un ángel.
- Si de pronto te sientes bien y perdonas a los que te ofenden, un ángel te indica que ése es el mejor camino: el del perdón.
- Si piensas y añoras mucho a alguien y él enseguida te llama,
un ángel le avisó que lo necesitabas.
- Si te despiertas con ganas de vivir alegremente la vida, es que un ángel te visitó por la noche.
- Si de pronto te recuperas de una enfermedad o dolencia es que un ángel de la salud vino por la noche a aliviarte.
- Si renaces a la vida con nuevos sueños e ilusiones, un ángel de la esperanza te visitó e iluminó.
- Si cambias las metas para bien y de pronto a pesar del sacrificio y el esfuerzo, sientes que vas por el camino correcto, es que un ángel te guía.
- Si de pronto comienzas a ver la vida diferente, con otros ojos y valoras tus afectos, la madre naturaleza y todo lo bueno que te rodea, un ángel entró en ti para demostrártelo.
- Si te reconcilias contigo y con los demás y la paz rodea tu mundo, entonces un ángel llegó para dártela.
- Si descubres de repente que te sientes vivo, fuerte, sano y con ganas de amar, es que un ángel del amor llegó a ti.

Busca la forma de encontrarte a ti mismo y así reconocerás los mensajes angélicos que te ayudarán a vivir mejor.

Llámalos, ofréndales lo mejor de ti y ellos te lo darán todo.

Hay un ángel para cada pedido

-Ángel de la paz y la armonía:
Suaviza las tensiones entre las personas, ayuda al diálogo y la conciliación, da tranquilidad de espíritu.

-Ángel del amor:
Protege y ayuda en los asuntos de pareja, para la reconciliación y resolución de conflictos en las relaciones en general.

-Ángel de la fuerza:
Ayuda y da fuerzas para nuevos emprendimientos o para afrontar pruebas difíciles.

-Ángel del coraje:
Da mucho valor para llevar a cabo empresas difíciles o resolver problemas importantes con gran desafío.

-Ángel de la alegría:
Ayuda a recobrar la alegría de vivir, a alejar las malas vibraciones, valorar la vida y todo lo que Dios da.

-Ángel de la esperanza:
Infunde en los corazones, espíritu y mente los deseos de proyectos y metas a llevar a cabo con fe. Promueve los sueños.

-Ángel de la paciencia y la tolerancia:
Otorga a quien lo invoca estas virtudes para superar la adversidad.

-Ángel de la prosperidad:
Está presente ayudando a quienes le solicitan su ayuda y apoyo para lograr el suministro y la provisión de bienes materiales.

-Ángel de la reconciliación:
Actúa con amor para lograr la reconciliación en la pareja , con familiares o amigos distanciados.

-Ángel del perdón:
Si se lo invoca ayuda a liberar el alma y la mente del rencor.

-Ángel de la sabiduría:
Ayuda a superar con inteligencia los obstáculos de la vida, también a los estudiantes en sus exámenes.

-Ángel de la apertura de espíritu:
Se acercará a vuestra vida para que abras el corazón y el alma a las señales de Dios y todos los seres lumínicos que siempre traen un mensaje de amor.

-Ángel de la sanación:
Gran obrero del Señor, viene a ayudar a los enfermos y está al lado de su cama aliviando su dolor. Pedirle que llegue a Dios con un ruego para lograr la sanación del cuerpo, la mente y el espíritu.

-Ángel de la luz:
Es el que ilumina el sendero y ayuda a clarificar deseos y acciones.

-Ángel del trabajo:
Orienta y ayuda en caso de tener problemas en el trabajo o a conseguir un nuevo empleo.

-Ángel del consuelo y la resignación:
Da fortaleza espiritual, consuelo a los afligidos y resignación por las pérdidas materiales o afectivas.

-Ángel de los niños, los ancianos y los jóvenes desprotegidos:
Los guía y protege.

-Ángel de la voluntad y la perseverancia:
Invocarlo ayuda a fortalecer la voluntad y las fuerzas para realizar tareas o avanzar en el camino de la vida.

-Ángel de la cordura y la ecuanimidad:
Viene en auxilio cuando la situación es crítica y la persona se siente invadida por la ira, la locura o la desesperación. Ayuda en casos de esquizofrenia o paranoia.

-Ángel de la superación:
Alienta y estimula a crecer en todos los ámbitos.

Comentarios